Si te vieras rodeado por un incendio forestal ¿sabrías como reaccionar?
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
prevención incendios

Si te vieras rodeado por un incendio forestal ¿sabrías como reaccionar?

Casi el total de los incendios que tienen lugar en España son provocados, por lo que es fundamental extremar las precauciones en las zonas forestales

Foto: Si te vieras rodeado por un incendio forestal ¿sabrías como reaccionar?
Si te vieras rodeado por un incendio forestal ¿sabrías como reaccionar?

Los incendios forestales son el gran mal del verano. Cada año, el fuego es una noticia recurrente en periódicos y telediarios, tanto por la frecuencia, como por la gravedad que supone para los montes y bosques españoles. La concienciación y el compromiso ciudadano son fundamentales, ya que el 96% de los incendios son provocados por el hombre.

El problema persiste y todos los veranos se repiten las imágenes de cientos de hectáreas ardiendo. De hecho, en el último decenio la media anual de siniestros es de 8.370 entre los meses de enero y julio, de los cuales el 28,8% son incendios (que afectan a más de una hectárea de superficie), según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. El 2012 fue un año fatídico para los montes españoles, ya que se quemaron 157.409 ha entre enero y julio. Desde entonces se han reducido los siniestros pero la cifra sigue siendo elevada.

Los incendios intencionados son provocados en su mayoría por fraude, vandalismo, trastornos mentales… pero en algunas ocasiones también por descuidos y falta de precauciones en el monte y en sus alrededores. El cambio climático y el aumento de las temperaturas tampoco ayudan a evitar la propagación del fuego y dificultan las labores de extinción.

Todo cuidado es poco, tanto si se va a realizar una ruta por el monte, como si se vive en una urbanización. Tanto en las zonas forestales como en los alrededores (aproximadamente a 500 metros) se debe prestar mucha atención a la utilización del fuego. El único lugar en el que se puede cocinar es en los lugares habilitados para ello, siempre y cuando no haya un nivel tres de preemergencia. Así mismo hay que recoger todo tipo de basura o desechos.

La quema de restos agrícolas deberá ser tratada también con especial atención. Además de evitar cualquier riesgo innecesario, no podrá producirse entre el 1 de julio y el 30 de septiembre, ni si existe un riesgo tres de preemergencia de incendios.

En las urbanizaciones también es importante prestar especial atención a algunos aspectos que pueden evitar la propagación de las llamas en caso de incendio. Algunas de esas medidas son mantener una franja de 25 metros de ancho entre la zona edificada y la zona forestal o mantener libre de vegetación los caminos de acceso.

Las viviendas que tengan los cuadros eléctricos, depósitos de gas o cualquier otro material inflamable en el exterior deben tener el suelo hormigonado o libre de vegetación. Además, los paelleros o barbacoas deben cumplir las condiciones de seguridad y tener instaladas redes matachispas. Quemar los restos de jardín tampoco está permitido.

En caso de incendio los servicios de emergencias aconsejan seguir estas indicaciones dependiendo de la situación:

Si te encuentras en una casa en el monte y el fuego se acerca a ella impidiendo tu huida:

  • Si tienes mangueras, déjalas abiertas y dirigidas hacia el tejado.
  • Cierra las puertas, ventanas y persianas. Descuelga las cortinas.
  • Permanece en la casa, es el sitio más seguro, si te ves obligado a salir cúbrete la mayor parte de la piel para protegerte del calor radiante. Ponte ropa de algodón y que cubra toda la superficie del cuerpo. Moja la ropa con agua.
  • Desconecta cualquier suministro de combustible (gas, gas-oil,...)

Si te encuentras en un coche y te ves rodeado por el fuego:

  • No conduzcas a ciegas a través del humo denso, enciende los faros y los intermitentes.
  • Si te ves obligado a parar, busca un sitio para detenerte donde el suelo esté limpio de vegetación y detén el motor.
  • Cierra las ventanillas y puntos de ventilación y échate al suelo del coche.
  • Si tienes que salir, procura que la mayor parte de tu piel esté cubierta.
  • Si caminas a pie por el monte y hay un incendio en las proximidades:
  • Intenta alejarte, apartándote de la zona por donde avanza el fuego, buscando ladera abajo la cola del incendio.

Si el fuego te rodea:

  • Trata de permanecer en terreno sin vegetación o ya quemado.
  • No corras ladera arriba a menos que sepas que existe un lugar seguro.
  • No intentes cruzar las llamas, salvo que veas claramente lo que hay detrás de ellas.
  • Si te ves cercado intenta protegerte de la radiación, echándote al suelo detrás de una gran roca, un tronco o una depresión, cubriéndote con tierra o arena; refúgiate en hoyos o arroyos y evita depósitos elevados de agua que se calentarán por el incendio.
Comunidad Valenciana Patrocinado por Generalitat Valenciana Incendios