La lideresa del PPCV reclama un congreso para cambiar hasta el nombre del partido
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
OPERACIÓN TAULA

La lideresa del PPCV reclama un congreso para cambiar hasta el nombre del partido

Isabel Bonig y los tres presidentes provinciales pedirán a Génova una convención extraordinaria “refundacional” y preparan medidas drásticas para contrarrestar los casos de corrupción

Foto: La presidenta del PPCV, Isabel Bonig. (EFE)
La presidenta del PPCV, Isabel Bonig. (EFE)

La actual dirección del Partido Popular en la Comunidad Valenciana teme nuevas revelaciones en torno a la operación Taula. La existencia de grabaciones y pinchazos telefónicos efectuados por los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, los juicios pendientes que tienen que celebrarse todavía (Gürtel, Brugal, etc.) y nuevos posibles escándalos en torno a investigaciones abiertas por la Fiscalía auguran meses de travesía del desierto para la formación de la gaviota. “Estamos en una situación diabólica. Tiene que haber un corte drástico. No sabemos qué puede salir mañana. Tenemos que quitarnos la mochila y ser absolutamente contudentes. O cortamos de raíz o se nos va de las manos”, señalan fuentes de la cúpula regional.

Una gestora dirigirá el PP en Valencia tras el caso Imelsa

Ante esta perspectiva, la actual presidenta regional interina, Isabel Bonig, aconsejada por sus presidentes provinciales,José Císcar (Alicante), Javier Moliner (Castellón) y Vicente Betoret (Alicante), se ha propuesto dar un golpe en la mesa, tratar de dar un paso adelante y exigir a Génova la celebración de un congreso extraordinario “refundacional” que permita ofrecer a la sociedad una imagen totalmente renovada y que cambiaría hasta las siglas del partido en la autonomía. Sería una situación excepcional, porque los estatutos del PP conciben los periodos congresuales en cascada, primero el nacional y después los regionales y locales.

Fuentes del PP valenciano señalan que hay antecedentes, especialmente en Galicia, donde Génova ha autorizado congresos extraordinarios provinciales. También en 2005, el PPG celebró una convención, al margen de los plazos estatutarios, para elegir al sucesor de Manuel Fraga. Hay que recordar que Bonig es presidenta regional de forma interina. Ocupa el puesto desde la renuncia de Alberto Fabra, pero todavía no ha sido legitimada por los militantes.

Bonig y los presidentes provinciales apuestan por dejar atrás la “estructura vertical” e introducir la limitación de mandatos, primarias o listas abiertas

Según fuentes cercanas a la cúpula regional, la regeneración que propugnan sus actuales líderes va más allá de un menor retoque estético. Creen que debe implicar además la introducción de elementos de participación interna para recuperar la confianza de las bases y de la militancia, completamente desnortada y decepcionada con sus dirigentes ente el aluvión de casos de corrupción que han aparecido y siguen apareciendo. Los actuales dirigentes apuestan por dejar atrás la “estructura vertical” y apostar por limitación de mandatos, primarias o listas abiertas para elegir representantes. Se trata de iniciativas que también han demandado con mayor o menor intensidad otros dirigentes populares, como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.

“El PP nacional también tiene que cambiar porque si no estamos todos muertos. Nos tienen que dejar hacerlo”, señalan fuentes populares. Entre las denominaciones que se barajan, está la de Populares Valencianos, en línea con reforzar el mensaje de 'valencianidad'e identidad propia como formación política sin desvincularse de la estructura nacional. No se trata de convertirse en una suerte de Union del Pueblo Navarro (cuando era la marca franquicia del PP), pero casi.

La petición de un nuevo modelo de partido y una nueva relación con la estructura nacional no es gratuita ni producto de improvisación. Los populares valencianos han celebrado tres convenciones con militantes desde la pérdida del poder autonómico y gran parte del municipal en mayo de año pasado. Y las bases quieren más autonomía y capacidad de decisión, además de una mayor visibilidad de la 'valencianidad'del PP regional.

“Sabemos que va a haber muchas lágrimas y mucho sufrimiento, pero no podemos dar la cara por todo el mundo”, dicen desde la cúpula regional

De momento, a la espera de que se confirmen por el juez las imputaciones (investigaciones) del grupomunicipal de Valencia y sus asesores por blanquear presuntamente 50.000 euros a través de donaciones irregulares al partido, Génova y la dirección regional preparan la gestora para la agrupación local. El siguiente paso debería ser la suspensión de militancia de los implicados, lo que dejaría en cuadro el grupo y llevaría a muchos ediles a la bancada de los no adscritos si se niegan a devolver su acta.

Los populares esperanresolver todas estas incógnitas en dos semanas como mucho, en función de cómo evolucione la instrucción judicial. Las medidas cautelares se extenderán a todos aquellos cargos que puedan verse salpicados por la investigación de la operación Taula, que sigue abierta y bajo secreto de sumario. “Sabemos que va a haber muchas lágrimas y mucho sufrimiento, pero no podemos dar la cara por todo el mundo”. El problema no solo está en la ciudad de Valencia. La trama de la Diputación de Valencia que dirigía Alfonso Rus implicó a muchos ayuntamientos, por lo que no es descartable que aparezcan más cargos municipales investigados.

Barberá: dejar el acta para rebajar la presión

El mensaje se traslada también a la exalcaldesa de ValenciaRita Barberá. Ni Génova ni Bonig le han pedido abiertamente que abandone el acta de senadora, porque no está imputada, pero sí le han reclamado que “salga a dar explicaciones”. “Y solo hay una explicación posible”, dicen las mismas fuentes, en relación a que debe dar un paso atrás y devolver el acta para rebajar la presión mediática y favorecer la instrucción del caso.

El aforamiento como senadora impide al juez instructor de primera instanciainvestigarla oficialmente, pese a que la UCO tiene indiciosde que estaba al tanto de la trama de blanqueo. La alternativa es hacer un suplicatorio al Tribunal Supremo que podría dejar al instructor sin la causaLa senadora sigue encastillada. Encerrada en su casa, de donde apenas sale para hacer algunas compras, y con las televisiones apostadas en la puerta de su casa para intentar arrancarle declaraciones.

Génova, dispuesta a escuchar al PP valenciano

La dirección nacional del PP parecedispuesta a "escuchar" la propuesta de refundación que plantea el PP valenciano a raíz de los casos de corrupción que han afectado a la formación en esta región, según ha avanzado el vicesecretario de Organización, Fernando Martínez-Maillo.

"Nosotros no hemos recibido esa propuesta del PP de la Comunidad Valenciana. Escucharemos cualquier propuesta", ha indicado Maillo en unaentrevista en TVE, recogida por Europa Press, después de que la dirección del PP en la Comunidad Valenciana plantee la celebración de un congreso extraordinario para abordar la refundación del partido en esta región, con cambio de siglas incluido.

Tribunal Supremo UCO Manuel Fraga Valencia
El redactor recomienda