200.000 euros solo en las autonómicas de 2003

Los papeles de Bárcenas revelan vínculos entre la trama Rus y campañas de Camps

El Grupo Engloba aparece en la contabilidad de Bárcenas como proveedor habitual del partido, con facturación de casi 400.000 euros. Recibió contratos de Imelsa, con Marcos Benavent de gerente

Foto: Francisco Camps y Alfonso Rus se saludan cariñosamente. (EFE)
Francisco Camps y Alfonso Rus se saludan cariñosamente. (EFE)

Una de los empresarios investigados por la Fiscalía Anticorrupción en el marco de la operación Taula ha sido proveedor habitual del Partido Popular en la Comunidad Valenciana. El Grupo Engloba, que dirige Jose Adolf Vedri, detenido el martes por agentes de la Guardia Civil, ha facturado cerca de 400.000 euros a la formación de la gaviota entre 2003 y 2011.

Según refleja la contabilidad que manejaba el tesorero del PP, Luis Bárcenas, y que ahora está en manos de la Justicia, las empresas de Vedri obtuvieron su mayor rendimiento en 2003, en la primera campaña electoral de Francisco Camps como aspirante a la Generalitat. Ese año, que coincidió con las elecciones autonómicas, la cifra rozó los 208.000 euros. La mayor parte se facturó a través de WIC Imagen y Comunicación, una mercantil ya extinguida que obtuvo de las arcas del partido 115.275 euros por tareas de imagen y comunicación. Los documentos de Bárcenas también vinculan con el grupo Engloba a la empresa Vía Libre, que facturó en la misma campaña 91.350 euros. La matriz Engloba aparece ese año 2003 con apenas 1.193 euros. 

WIC Imagen y Comunicación vuelve a aparecer en escena en el año 2009, cuando se celebraron elecciones al Parlamento Europeo. La contabilidad del tesorero popular, que fue encarcelado durante 19 meses por la caja B del partido y por evasión de capitales, refleja unos gastos de 71.294 euros. En total, según los mismos documentos a los que ha tenido acceso El Confidencial, durante los años en que Francisco Camps estuvo al frente de los populares en la Comunidad Valenciana, las empresas vinculadas a Vedri se embolsaron 384.611,34 euros.

La cifra de negocio fue mucho menor en 2007, cuando la competencia de Orange Market y la red Gürtel apartó a muchas de las empresas que pululaban alrededor del PP valenciano. De hecho, era un clásico escuchar a Álvaro Pérez quejarse de los muchos contratos que se llevaba Engloba. Incluso en conversaciones registradas por la Policía queda patente cómo Vedri y Pérez competían por la relación con los populares. Sin embargo, en la penúltima campaña de Camps ya era Gürtel quien señoreaba. Los informes de justificación de la contabilidad electoral de la Sindicatura de Cuentas de la Comunidad Valenciana (el Tribunal de Cuentas autonómico) ya revelan que Orange Market aparece como una de las empresas de cabecera, y que además no cumplió con su obligación de comunicar la prestación realizada.

Vedri: relación estrecha con Benavent

El exgerente de Imelsa Marcos Benavent. (EFE)
El exgerente de Imelsa Marcos Benavent. (EFE)

Vedri es uno de los empresarios que comparecieron el viernes ante el juez instructor de la operación Taula quedando en libertad con cargos. Mantuvo una relación estrecha con el exgerente de Imelsa, Marcos Benavent, que le llevó a firmar importantes contratos con la empresa pública de la Diputación de Valencia. La corporación eligió locales en manos de empresas ligadas al grupo Engloba para ubicar algunos de sus servicios externalizados, como es el caso del servicio de atención tributario o el del servicio catastral. Por el alquiler de estos espacios, publicaciones y otros servicios de comunicación, el grupo de Vedri ha facturado a Imelsa más de 500.000 euros, según ha publicado Levante-EMV. Se ha vinculado también a Vedri con Benavent en Panamá, donde el primero tiene negocios y donde el exgerente de Imelsa pasó algunas semanas tras dejar su puesto y viajar por varios países del mundo hasta su arrepentimiento.

La empresa adjudicataria del 'call center' tributario fue Servimun, que recibió un contrato en 2012  de 2,26 millones de euros sin apenas experiencia en esta materia. El responsable de Servimun, Fernando José Palomares, puso al frente del servicio al hijo de Mariano López, exsuegro de Marcos Benavent. Tal como ha publicado El Confidencial, Palomares aprovechó la experiencia valenciana para extender su servicio a otras administraciones gobernadas por el Partido Popular, entre ellas, localidades madrileñas como Nuevo Batzán o Galapagar. También ha obtenido contratos en Lorca y en Santiago de Compostela, en este caso de manos de un concejal socialista.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios