Pugna por el liderazgo

La marcha de Punset a Bruselas destapa la guerra en Ciudadanos de Valencia

La probable salida como eurodiputada de la actual portavoz en las Cortes Valencianas obliga a Rivera a elegir entre exzaplanistas y las posiciones centradas del grupo procedente de UPyD

Foto: La portavoz de Ciudadanos en Les Corts, Carolina Punset. (EFE)
La portavoz de Ciudadanos en Les Corts, Carolina Punset. (EFE)

Ciudadanos es un hervidero en la Comunidad Valenciana. La más que probable marcha de Carolina Punset a Bruselas como europarlamentaria amenaza con destapar la guerra entre facciones que hasta ahora permanece bajo el radar. La hija del divulgador científico Eduardo Punset ocupa el puesto de portavoz parlamentaria en las Cortes Valencianas, pero era la siguiente en la lista de las europeas tras Juan Carlos Girauta, que acaba de tomar posesión del acta de diputado en el Congreso después de presentarse como cabeza de lista del partido por Barcelona.

Aunque Punset todavía no ha hecho pública su decisión, el partido se prepara para su salida. El sustituto natural como portavoz y, por tanto, la persona que más visibilidad política tendría en la autonomía, es Alexis Marí, una persona procedente de UPyD que abandonó la formación magenta por discrepancias con la estrategia de Rosa Díez y tras enfrentarse a Toni Cantó, que paradójicamente ha terminado también en Ciudadanos como congresista. Marí se llevó consigo a más de un centenar de militantes y desde las pasadas elecciones autonómicas se ha convertido en inseparable de Punset en el Parlamento valenciano, fijando posición política como portavoz adjunto. Ha tratado de convencer a su aliada de que permanezca en Valencia, pero ella parece dispuesta a cambiar de aires y optar por la política comunitaria, más afín a sus inquietudes e intereses personales, aunque esto signifique poner freno a su carrera política en la Comunidad Valenciana.

La principal pugna se libra entre el grupo que lidera Alexis Marí, procedente de UPyD, y el de Emigdio Tormo y Emilio Argüeso, con un pasado ligado al PP

Sin embargo, las personas que han marcado la línea de Ciudadanos en las Cortes tienen poco que ver con las que la dirección del partido en Cataluña ha elegido para controlar la formación a nivel orgánico. El secretario de Organización, Fran Hervías, en su afán por tratar de construir estructuras clásicas y afianzar lo que en Valencia era un movimiento casi espontáneo de simpatizantes, ha decidido apoyarse en personas con el colmillo trabajado en materia de 'fontanería', muchos de ellos procedentes del Partido Popular, de donde salieron de forma abrupta o expulsados. Los dos principales representantes de este grupo son Emigdio Tormo y Emilio Argüeso, cabeza de lista y número dos por Alicante en los pasados comicios autonómicos respectivamente. 

El segundo ejerce de delegado territorial por decisión de Barcelona, lo que le da mando en plaza a nivel orgánico en la estructura vertical de Ciudadanos, y es secretario en la Mesa de las Cortes. Por su parte, Tormo, que controla parte del partido en Alicante como coordinador provincial, es otro de los aspirantes a suceder a Punset en la Cámara autonómica. Ambos fueron apartados del Partido Popular en paralelo a la marginación de José Joaquín Ripoll, el zaplanista que fue presidente de la Diputación de Alicante y está imputado (investigado) judicialmente por delitos de cohecho, fraude y tráfico de influencias presuntamente cometidos durante su etapa al frente de la institución. Ripoll creó incluso para Tormo la Agencia Provincial de la Energía, de la que fue director.

Punset, junto a Albert Rivera y Toni Cantó. (EFE)
Punset, junto a Albert Rivera y Toni Cantó. (EFE)

La relación entre Marí y el grupo de Argüeso y Tormo es pésima. Evitan hasta reunirse para no entrar en conflicto. El problema para el primero es que ha perdido el control orgánico, por lo que tendrá que fiar su nombramiento como relevo de Punset al respaldo de un grupo parlamentario dividido o a lo que decida Barcelona, que hasta ahora se ha decantado por personas de perfil 'fontanero' para la organización interna y de sectores no afines al grupo procedente de UPyD para el mensaje político.

El pasado mes de noviembre, Hervías consolidó a Argüeso como delegado territorial en una estructura teórica de cuatro referentes: delegado, coordinador autonómico, portavoz autonómico del partido y portavoz parlamentario. También propuso el nombre de Fernando Giner, el portavoz municipal de Valencia, como portavoz autonómico, con vistas a una convención de Ciudadanos en la Comunidad Valenciana que no ha llegado a producirse por las discrepancias internas entre los distintos grupos. 

Lo que está en juego es el liderazgo político de la organización. Fernando Giner, portavoz municipal en Valencia, es otra de las personas que han ganado peso

Lo que está en juego en Ciudadanos es el liderazgo político de la organización, que debería resolverse tras la salida de Carolina Punset. Giner, un consultor que cerró su despacho para abanderar la lista de las municipales en Valencia y que, pese a su inexperiencia, está consolidando la marca en la ciudad y su área metropolitana, se perfila como uno de los referentes, pero tiene el problema de que no es parlamentario autonómico. La persona elegida para sustituir a Punset disfrutará de una plataforma para promocionarse. Marí y Tormo se disputan ese puesto, pero también está en la lista Juan Córdoba, el delegado provincial de Valencia, una persona cercana a Giner que fue concejal de Godella con el PP.

Emigdio Tormo es quizás el que tiene menos posibilidades por su pasado zaplanista y por la tensas relaciones que mantiene con su antiguo partido, lo que puede ser un impedimento de cara a futuros acuerdos entre Ciudadanos y PP en la Comunidad Valenciana. Tras las elecciones municipales, utilizó el único diputado provincial obtenido por Ciudadanos en Alicante para forzar la renuncia a la presidencia de la Diputación de José Císcar, a quien responsabiliza de su marginación en el PP. Los populares se quedaron a un escaño de la mayoría absoluta y tuvieron que proponer a César Sánchez, alcalde de Calpe y uno de los jóvenes emergentes de la formación de la gaviota, para conservar uno de los pocos reductos de poder que tienen en la Comunidad Valenciana. 

Carolina Punset, un verso suelto

Carolina Punset se irá a Bruselas por decisión propia, pero la opinión extendida en el partido es que tampoco ha logrado nuclear a su alrededor a los distintos grupos. Le repele la fontanería de los partidos. Vinculada a Albert Rivera por la amistad que mantiene con su padre, defensora de la economía social y ecologista convencida, se la considera mucho más cercana al PSOE que al PP a la hora de alcanzar acuerdos. De hecho, es su jacobinismo y un antinacionalismo exacerbado lo que la ha enfrentado, por ejemplo, con Compromís, más que sus posiciones en materia de urbanismo o política social. “Carolina va por libre, y eso en un partido de aparateros como el que Hervías ha tratado de montar parece que no está bien visto”, señala un alto cargo electo de Ciudadanos que conoce bien las dinámicas de funcionamiento interno.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios