entiende ya el catalán al 99%

Talegón rompe a llorar en un acto de ERC: "Yo defiendo vuestra libertad y vuestra lucha"

Participó como estrella invitada en un acto en el que también estuvo Rufián y dijo que en España la persiguen por apoyar a Cataluña. "No me va a frenar ni la madre que los parió"

Foto: Beatriz Talegón durante el mítin de ERC. (Twitter)
Beatriz Talegón durante el mítin de ERC. (Twitter)

Se llevó la mayor ovación de la noche, con el auditorio en pie y totalmente entregado. Beatriz Talegón (Madrid, 1983) entró ayer en la campaña del 21-D como estrella invitada de Esquerra Republicana (ERC), en un acto celebrado en el Teatro Eixample de Barcelona en el que también estuvieron Gabriel Rufián y los candidatos al Parlament Eva Baró y Toni Castellá.

En la cola, antes de entrar, había ya cierta expectación por escuchar a alguien que viene "de las Españas", de las tripas del PSOE, a alguien que ocupó su primer cargo político en un pueblo de Castilla-La Mancha y que hoy pide el voto para ERC. Se hablaba también bastante de la última teoría que cobra terreno: el “pucherazo”. Una señora comentaba que podría haber "gente de Salamanca” empadronándose en Cataluña para votar. “Yo creo que el 21-D vamos a ver al típico matrimonio que se volvió a Murcia cuando se jubiló”, teorizaba su interlocutor. “Están mandando papeletas falsas para que haya votos nulos”, decía una tercera voz.

El acto transcurrió en los términos habituales. Se contaron anécdotas personales de cosas ocurridas en el franquismo, por ejemplo en una escuela llamada Reyes Católicos (resoplidos de indignación) donde a los niños les obligaban a cantar el Cara al Sol. Eva Baró habló de sus hijos, que después del 1-O le empezaron a preguntar por la calle si esos policías “son de los nuestros o no”, cosa que a ella le lleva a concluir que hasta un niño se da cuenta de lo que está ocurriendo. También se proyectó un discurso de Oriol Junqueras antes de entrar en prisión, se hicieron chistes sobre “Eme Punto Rajoy” y se conjuró contra una victoria de Inés Arrimadas, a quien se refirieron una vez como "esa señora, por decirlo de alguna manera" y varias como "Ibex Arrimadas". Esta última ocurrencia tiene el 'copyright' de Rufián.

La nota diferente la puso Talegón y el público respondió. Saltó al escenario admitiendo que “echaba de menos los mítines” y recordando los tiempos en los que creía “eso de que el PSOE era republicano y de izquierdas”. Luego quiso aclarar que no milita en ningún partido, que no es catalana y que tampoco podrá votar el 21-D. “Estoy en este acto simple y llanamente por principios, valores, amistad y reconocimiento”.

Entiende un 99% de catalán

Explicó a su auditorio que en el resto de España “es prácticamente imposible conocer qué es lo que pensáis, qué es lo que sentís y de qué va realmente esta revolución social que tenéis aquí montada". "No lo entienden”, subrayó. "Igual que cuando habláis catalán, que es vuestra lengua”. Ella, en contraste, entiende ya catalán "al 99 por ciento". "Desde mi experiencia, y no os ofendáis, no me está resultando nada difícil. He descubierto que como cualquier idioma, el catalán se aprende no con los oídos sino con el corazón (...). Yo quiero entenderos y hago por entender”, dijo, cosechando el primer gran aplauso.

Le vino al caso una anécdota de cuando “algunos pensaban o prentendía que me presentara a las primarias del PSOE y los periódicos, la agencia EFE y demás me hacían preguntas muy concretas,”. En una de esas entrevistas, recuerda haber dicho que “si tuviese hijos me gustaría enseñarles catalán, euskera, galego... y a ellos les pareció una barbaridad”. Pero ha cumplido su promesa. De hecho, han pasado los años y su hijo ahora “ya ve TV3, ya escucha RAC1 y a veces le digo el 'molt bé' y lo va pillando”.

No se dejó fuera el bilingüismo, “una suerte maravillosa que tenéis aquí y un problema y demérito que tenemos en Castilla donde nos está costando una barbaridad tener escuelas bilingües”. La culpa de todo, continuó, es de “esa gente que quiere matar la cultura y matar la apertura de mente y volver a una época muy oscura de este país donde había una cosa que se llamaba Santa Inquisición, que parece que la llevan todavía algunos en el ADN”.

Se emocionó al hablar de lo que está sufriendo ella personalmente desde que ha empezado a defender públicamente la autodeterminación de Cataluña en España. “No me está saliendo barata la cosa. Soy la sediciosa independentista. Me está costando amenazas de muerte", dijo en referencia a mensajes recibidos a través de Twitter. "Me mandan fotos con balas y amenazan a mi hijo. Pero no me va a frenar ni la madre que los parió. (...) Me amenazan por defender la soberanía del pueblo de Cataluña. Yo no soy independentista, yo solo defiendo vuestra dignidad y vuestros votos”, dijo, ya entre lágrimas y con al auditorio en pie, aplaudiendo enérgicamente.

ERC a la española

Antes de acabar y marcharse corriendo “a coger un tren”, dejó caer que es necesario “un ERC a la española, que entonces sería un ERE”, bromeó, porque “quieren que os sintáis solos y que sois cuatro locos pero cada día más gente en España se da cuenta de lo que pasa en Cataluña”. Dijo que “es muy importante que no gane el 155 y que gane ERC porque necesitamos un faro para la república”. Y concluyó con una promesa: “Vosotros vais a tirar desde aquí y yo me comprometo a tirar desde allí”.

Le tocó a Talegón presentar al político que cerraba el cartel: Gabriel Rufián, de quien se declaró admiradora rendida por haber revolucionado el Congreso y haberse convertido en “un referente generacional, la voz de todos los que hemos nacido en democracia” y un “tío descarao”. “Daos cuenta de que allí normalmente funcionamos por clichés y el gracioso es el andaluz. Pero la gracia catalana tiene otro punto y es que es muy fina. Y llega este chico y empieza a repartir. Pim, pam, pim, pam”.

Elecciones Catalanas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
136 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios