ELECCIONES EN CATALUÑA

Amnistía y Govern "legítimo": los 'comuns' se escoran hacia el bloque independentista

El cabeza de lista de los 'comuns', Xavier Domènech, asume el marco de los independentistas para el 21D —"amnistía presos políticos"—, y la alcaldesa Ada Colau votó junto a ERC, PDeCAT y CUP

Foto: La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (c), durante una concentración de la ANC en solidaridad con los cargos políticos citados a declarar. (EFE)
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (c), durante una concentración de la ANC en solidaridad con los cargos políticos citados a declarar. (EFE)

El papel de los 'comuns' en las elecciones catalanas del próximo 21-D como bisagra entre los dos bloques —independentista y constitucionalista—, al menos según señalaban las encuestas previas a la entrada en prisión de exmiembros del Govern, ha comenzado a escorarse hacia el marco discursivo del independentismo. Ya antes de que entrasen a declarar el 'vicepresident' cesado Oriol Junqueras y el resto de 'consellers' en la Audiencia Nacional, el cabeza de lista de los 'comuns' y Podemos, Xavier Domènech, adelantaba que su programa electoral tendría un principal punto en común con las formaciones soberanistas: "la amnistía" para 'los Jordis', porque un problema de “naturaleza política” no se va a resolver "judicialmente" y "menos con políticas que parecen de la venganza y no de la justicia" . Horas después, el auto de la jueza Carmen Lamela rompió todas las previsiones.

El portavoz de En Comú Podem compraba así el que será el principal marco de estas elecciones, y que tras decretarse el ingreso en prisión de Junqueras y los 'exconsellers' se ponía inmediatamente en circulación por parte de las formaciones independentistas y las organizaciones de la sociedad civil: “Amnistía presos políticos”. La adaptación de los 'comuns': "Amnistía es democracia", mientras que la pancarta que se colgó del Ayuntamiento de Barcelona rezaba "Llibertat presos polítics".

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el portavoz de En Comú Podem, Xavi Domènech. (EFE)
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el portavoz de En Comú Podem, Xavi Domènech. (EFE)

Al mismo tiempo, Domènech apelaba al PSC, uno de sus principales rivales al compartir un caladero electoral similar. "Estamos casi convencidos de que PP y Ciudadanos no lo llevarán, pero sí esperamos que como mínimo el PSOE sí que lo lleve", argumentaba. No tuvo respuesta, pero una vez decretados los ingresos en prisión de la cúpula cesada del Govern, los socialistas catalanes calificaron la decisión judicial de “desproporcionada”.

La alcaldesa de Barcelona y líder de los 'comuns', Ada Colau, reconocía en el pleno municipal de este jueves que el 'expresident' de la Generalitat Carles Puigdemont es quien "ostenta la legitimidad de las instituciones catalanas hasta que se recupere el autogobierno" en Cataluña. Se trata de una iniciativa de ERC, a la que se sumaron con sus votos a favor Barcelona en Comú, PDeCAT y la CUP, para reconocer como "legítimo Gobierno de Cataluña" el surgido de las urnas el 27 de septiembre de 2015, y al Parlament como "único representante legítimo del pueblo catalán". Puigdemont "ostenta la legitimidad de las instituciones catalanas hasta que haya elecciones, a pesar de que haya sido cesado", aseguró la alcaldesa.

El voto de los 'comuns' junto a las formaciones independentistas en una cuestión tan sensible da cuenta de hasta qué punto su fuerza electoral puede caer más del lado del bloque separatista que del unionista. El voto en contra de Ciudadanos, PSC y PP a esta iniciativa muestra también la unidad de los socialistas con el bloque unionista, a pesar de que gobiernan en el Ayuntamiento de Barcelona en coalición con los 'comuns'.

La división del grupo municipal liderado por Colau y sus socios de gobierno del PSC se remarcó en otra propuesta presentada por el PP para que el pleno municipal rechazase la declaración unilateral de independencia (DUI), que apoyaron tanto Ciudadanos como PSC y sobre la que se abstuvieron los 'comuns'. Finalmente, también impidieron que se aprobase la propuesta de apoyo de sus socios de gobierno a la convocatoria electoral del 21-D.

El pretendido desmarque del bloque unionista, especialmente del PSC, también se fija con el rechazo a la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña. Los 'comuns' pretenden que forme parte del programa de todos los partidos que se presenten a las elecciones catalanas como punto común. Otra de las medidas que, según Domènech, servirán para "desbloquear" la situación "durísima" que vive Cataluña.

La entrada en prisión ha acelerado este escoramiento de los 'comuns' hacia el bloque independentista en plena precampaña. El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, se mostró avergonzado tras conocer la orden de prisión incondicional y reclamó la "libertad" para quienes calificó como "presos políticos". En su cuenta de Twitter, afirmó: "Me avergüenza que en mi país se encarcele a opositores”. Añadiendo: “No queremos la independencia de Cataluña pero hoy decimos: libertad presos políticos". El secretario de Organización, Pablo Echenique, expresaba asimismo que "la independencia fue ilegítima e ilusoria”, y añadía que “encarcelar a la oposición política es predemocrático, pirómano y propio de tiempos oscuros”.

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, por su parte, calificó de "lamentable" la decisión de la Audiencia Nacional, por tratarse de "medidas desproporcionadas" ante un delito de rebelión "inexistente" y con falta de competencias para ello. "No es democracia", concluyó, aseverando que "ningún demócrata puede estar satisfecho con esta barbaridad". Una posición que casa con la expresada por sectores independentistas, al defender que “esto ya no va de independencia, sino de democracia”.

Elecciones Catalanas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios