Entrevista a la vicesecretaria del PP

Levy: "Si no frenamos a los independentistas el 27-S, sumirán a Cataluña en el caos"

La 'número dos' del PP catalán y nueva figura de la dirección nacional acusa a Mas de inocular odio en la sociedad catalana y confía en una alta participación para evitar el triunfo de los separatistas

Foto: La vicesecretaria de Estudios y Programas del Partido Popular, Andrea Levy. (E. Villarino)
La vicesecretaria de Estudios y Programas del Partido Popular, Andrea Levy. (E. Villarino)

Andrea Levy (Barcelona, 1984) es mucho más que la ‘número dos’ de la candidatura del Partido Popular para las elecciones autonómicas catalanas del 27-S; es también la figura más joven de la nueva hornada de dirigentes del PP servida por Mariano Rajoy para reforzar el ‘aparato’ de Génova ante los comicios generales de diciembre. Entre escolta de Xavier García Albiol en Cataluña y vicesecretaria responsable de estudios y programas de la formación en el poder, Levy entra y sale de la campaña en su tierra para dar también doctrina desde Madrid sobre lo mucho que se juega toda España el próximo domingo.

De portavoz del PP catalán en medios locales hostiles, a nueva figura de los populares (desde junio), con despacho en la sede nacional, Levy fía todas sus esperanzas electorales en la movilización de esa “Cataluña silenciada” que esta vez sí espera que vaya a votar para poner freno a los delirios del separatismo.

Pregunta. ¿Cree que están calando en el electorado catalán los mensajes y avisos de los mandatarios internacionales, de la UE, del Gobierno, de los empresarios, de la banca y de todo tipo de instituciones sobre la inviabilidad de la independencia?

Respuesta. El independentismo se encuentra con el espejo de la realidad con todas esas advertencias. Uno puede ir por la carretera a 200 por hora, pero hay muchas señales que te recuerdan que hay que moderar la velocidad y mantener las distancias; y si no haces caso puedes acabar muy mal, que es lo que puede suceder en Cataluña.

Andrea Levy (E. Villarino)
Andrea Levy (E. Villarino)

 

P. Se han acumulado los pronunciamientos de última hora, algunos con años de retraso. ¿Si los empresarios, por ejemplo, hubieran hablado antes así de claro, habría llegado Mas tan lejos?

R. Cataluña, o la sociedad catalana, no ha sido totalmente libre estos últimos años. Ha habido una Cataluña silenciada, que no se atrevía a hablar y que cuando ve el alto riesgo que supone el proyecto independentista alerta y dice que por su inacción no se va a imponer ese proyecto. Y es de agradecer.

P. ¿Echa de menos en ese proceso de clarificar posturas a los sindicatos, alineados incluso con la doctrina nacionalista?

R. Hay mucho miedo entre todas las instituciones subvencionadas, como los sindicatos, a que se les margine si no se ponen del lado de los que creen que la democracia en Cataluña es ser independentista. El movimiento secesionista es profundamente antiliberal y no deja que te identifiques como individuo. Lo que espero a partir del día 27 es que nadie tenga miedo a decir en Cataluña que no es independentista.

“Si el 27-S no frenamos a los independentistas, sumirán a Cataluña en el caos“

P. ¿Qué le ha perjudicado más al PP en la campaña, el lío que se hizo Rajoy con el asunto del mantenimiento de la nacionalidad española en caso de secesión, o el debate entre Margallo y Junqueras?

R. En las campañas electorales saltan anécdotas como cuestiones importantes que no lo son. Lo que dijo Rajoy es que carece de sentido que una persona que se apunta al independentismo  porque no quiere formar parte de España, quiera mantener la nacionalidad española. Y en el caso de Margallo, si el debate sirvió para poner el espejo de la verdad frente al “proceso” que no lleva a ninguna parte, pues bienvenido sea. Me preocupa mucho más que el PP no pueda hacer su campaña con libertad y tenga que suspender actos porque los independentistas coarten los movimientos de sus dirigentes en las calles, que es un detalle de totalitarismo.

P. ¿Reflejan esos incidentes de acoso a Rajoy el día a día del militante del PP o del no nacionalista en Cataluña?

R. Sí. Aunque no se puede generalizar, cada día hay un discurso de mayor odio. Se ha inoculado el odio con esas frases de que “España nos roba”, “el enemigo es España”, o con ese presidente de la Generalitat que pide un corte de mangas a los líderes políticos que vienen de otras zonas de España. Ese afán por generar sentimientos en contra se puede desbordar en un odio que no puede permitirse entre compatriotas.

P. ¿Dónde está el listón del PP en estos comicios, en los 12 escaños que les dan las encuestas más optimistas o en los 19 logrados en 2012?

R. Evidentemente, salimos con el ánimo de superarnos y el objetivo es liderar una alternativa de gobierno en Cataluña.

Andrea Levy. (E. Villarino)
Andrea Levy. (E. Villarino)

 

P. Si, como repiten ustedes mismos, García Albiol ha sido el gran revulsivo para el PP, ¿se han preguntado qué dirían las encuestas si hubiera sido nombrado candidato al menos unos meses antes?

R. Yo soy más de mirar al futuro que al pasado. Albiol es un buen candidato, ha unido al partido, es una persona conocida porque habla claro y ha gestionado (ha sido alcalde); es una buena alternativa de gobierno frente a otros candidatos porque sabe lo que es ocuparse de una administración.

P. ¿Cuántos de sus electores se pudieron pasar a Ciudadanos ante la respuesta o falta de respuesta del Gobierno a Mas en la consulta del pasado 9 de noviembre?

R. Rajoy dijo que no se iba a celebrar un referendo en Cataluña y no se celebró. Lo que se hizo no tenía validez ni reconocimiento de ningún tipo. A veces está bien hacer grandes frases, pero hay que gobernar con responsabilidad y sentido de Estado. El 9-N no fue un referendo y sirvió para descomprimir mucha tensión acumulada.

“Rubalcaba dijo a los controladores que quien echa un pulso al Estado lo pierde y Sánchez no quiere hacerlo con los independentistas“

P. Pero la imagen de impunidad…

R. Nada quedó impune, ahí están las querellas, la de Mas y las de los consejeros. Con la responsabilidad del Estado hay que tener moderación y templanza y no caer en el radicalismo en el que caen los otros. No hay que hacerles el juego.

P. ¿Por qué no han contado con el PSOE para la reforma del Tribunal Constitucional?

R. Lo que hay que recordar a los socialistas es que Rubalcaba proclamó en su día frente a la huelga de los controladores aéreos que quien echa un pulso al Estado lo pierde. Hay que preguntar al PSOE por qué eso era válido con los controladores y ahora Pedro Sánchez no tiene ese coraje con el proyecto independentista.

P. ¿Y no se debió aprobar antes esa reforma?

R. Probablemente se podía hacer antes, pero tampoco era previsible que el Gobierno de la Generalitat actuara con tanta ligereza frente a las sentencias del Constitucional y ante la ley. Estamos ante un desafío desconocido hasta ahora, ni Ibarretxe llegó tan lejos. No sé si la reforma del TC llega tarde, pero es muy oportuna.

P. Pedro Sánchez dice ahora que llegado el caso de que Mas y Junqueras proclamaran la secesión, sí apoyaría al Gobierno.

R. Lo espero y lo deseo, pero en Cataluña hay 30 municipios apuntados a la asociación por la independencia con los votos de los socialistas. El PSC ha roto el pacto de la convivencia constitucional.

P. Los separatistas han logrado que todo el mundo caiga en su debate sobre el cariz ‘plebiscitario’ de las elecciones.

R. Pues lamento que siendo una legislatura corta, al estilo griego (porque Mas ha aprendido de Tsipras), no podamos hablar de lo que preocupa a los catalanes, como el empleo, los servicios o el cierre de las camas de hospital en urgencias. Pero el 27 de septiembre tenemos la posibilidad de pasar página del proyecto independentista, que es de alto riesgo y que de seguir adelante sumirá a Cataluña en el caos.

“El 28 de septiembre se abre una etapa en la que hablar será más necesario que nunca. No se puede paralizar más a los catalanes con debates absurdos“

P. ¿Duda de que el frente separatista, con o sin la CUP, vaya a perder la mayoría en el próximo parlamento catalán?

R. La clave va a ser la participación. Las encuestas ya reflejan el voto independentista, pero no contabilizan ese aumento de la participación que recaería en beneficio de los partidos que estamos en contra de la secesión. Por eso animo y convoco a la participación. Es mucho lo que está en riesgo: los ahorros, las pensiones, el pasaporte europeo… El 27 de septiembre se puede abrir en Cataluña una etapa de caos que si salimos a votar estará en nuestras manos impedir.

P. ¿Están preparados para todo lo que pueda ocurrir el domingo por la noche?

R. Estamos preparados para la esperanza y para que no nos tengamos que llevar las manos a la cabeza. Confío en que los catalanes den su apoyo a los que queremos poner fin a este debate que no nos lleva a ninguna parte. Y el 28 de septiembre se abre una etapa en la que hablar, dialogar y sentarse a negociar será más necesario que nunca. No se puede paralizar más a los catalanes con debates absurdos.

P. ¿Se refiere a la reforma de la Constitución como defienden desde el PSOE?

R. No. Eso tampoco es un freno para los independentistas. Lo que llevaremos en el programa electoral del partido son medidas de refuerzo de las instituciones democráticas, un cambio en el modelo de financiación autonómica y local, en la Administración o en el funcionamiento del Congreso  del Senado. Hay muchas cosas que mejorar. Además, el PSOE es incapaz de explicar en qué consiste su propuesta de reforma constitucional.

[Para más información en tiempo real descárgate la aplicación oficial de El Confidencial sobre las elecciones catalanas para dispositivos Apple y Android]

Elecciones Catalanas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios