EXCONSEJEROS, DIPUTADOS… HASTA EL CANTANTE DE LOS SÍREX

Duran roba apoyos a Convergència y PP para postularse como el voto útil ante el 27-S

El democristiano se rodeó este mediodía de fieles para presentar la asociación Catalans pel Seny, una plataforma ideada para robar directamente apoyos a sus antiguos socios de CDC y al PP

Foto: El líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida. (EFE)
El líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida. (EFE)

A río revuelto, ganancia de pescadores. El refrán viene que ni pintado para calificar la estrategia de Josep Antoni Duran Lleida, líder de Unió Democràtica de Catalunya (UDC). El democristiano se rodeó este mediodía de fieles para presentar la asociación Catalans pel Seny, una plataforma ideada para robar directamente apoyos a sus antiguos socios de Convergència Democràtica (CDC) y al PP. Y lo consiguió.

Duran convocó a sus seguidores en el Avenida Palace con gran boato. El presidente de Unió sentó a su mesa a un plantel diverso de caras conocidas. Allí estaba, lógicamente, el candidato de su partido a presidente de la Generalitat, Ramon Espadaler, y el presidente de Catalans pel Seny, Joan Corominas. Y también su fiel escudero Josep Sánchez Llibre, el exdiputado de Convergència Josep López de Lerma, el diputado del PP Jordi de Juan y los abogados Ignacio López-Balcells, Nicolás de Salas y Francesc Ordeig o Conxita Cevera, directora general de Moldibérica y directiva del Círculo de Economía.

Diseminados por las mesas, una nutrida representación de la elite empresarial y de la política. Duran arrancó de las filas de Convergència, por ejemplo, a Maria Eugènia Cuenca, exconsejera de Interior, o a Núria Aymerich, exresponsable de la Escuela de Policía y actual directiva del Consejo Social de la Universidad de Barcelona. También había directivos de Construïm, plataforma creada en otoño pasado para apoyar a Unió; Joan Castells, director general de Fiatc; el catedrático José Luis de Aróstegui; el exdelegado del Govern en Madrid, Jordi Casas; Maria Àngels Vallvé, agente de cambio y bolsa y esposa de Joan Hortalà, presidente de la Bolsa de Barcelona; o el economista Ferran Lemus. Por estar, estaba incluso Joan Ferran, líder del PSC de Barcelona.

El candidato de Unió, Ramón Espadaler, y Duran Lleida. (EFE)
El candidato de Unió, Ramón Espadaler, y Duran Lleida. (EFE)

El manifiesto de Catalans pel Seny contaba también con el apoyo de tres expresidentes del Círculo de Economía: Enric Coromines, Joan Mas Cantí y Carles Cuatrecasas. Pero también con el de dos ilustres ausentes del acto de hoy: Manuel Milián Mestre, exdiputado del PP y directivo de la gran patronal Fomento del Trabajo; y el del exconcejal de CiU y ex cantante de Los Sírex Antoni Miquel Cervero, más conocido como Leslie. En resumen, Duran barriendo para su casa.

A esa hora, Artur Mas había arengado a los suyos haciendo gala de un autismo político sorprendente. Tras la directa referencia del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, a la unidad de España, Mas seguía esta mañana sin enterarse. “Seguro que habla en estos términos en referencia a otros países”, aventuraba. Porque, insistía, “España puede estar unificada con o sin Cataluña”. Mas sigue con su idea central de proclamar la independencia y garantiza que las pensiones serán más altas si se separa de España. “Esta candidatura quiere hacerlas cosas bien, explicar la verdad, no hacer demagogia”. En otra punta de Cataluña, el candidato del PP, Xavier García Albiol advertía que “votar Unió es tirar a la papelera”.

Acerbas críticas a Mas

Duran se defendía atacando. Presumió de los apoyos que está recibiendo de dirigentes como Miquel Roca e Ignasi Guardans y aseguró que “UDC es imprescindible necesita a alguien que rehaga Cataluña. La utilidad del voto es para UDC. ¿Estáis preocupados? Yo también”. Tiró con bala contra su antiguo socio de CDC. “Hay gente de buena fe que cree que Mas apuesta por el diálogo”, criticó. “Pero, ¿cómo compatibilizar diálogo y desobediencia civil? Sólo nuestra postura no tiene hipotecas. Si no arreglamos esto, acabará siendo un problema para España y para Europa”.

Mas no se da por aludido por las palabras de Obama y replica que "España puede estar unida sin Cataluña"

El líder democristiano criticó también a la lista de Junts pel Sí, donde concurren CDC, ERC y la “sociedad civil”. “¿Cómo pueden frivolizar con que no saldremos de Europa, que no se atreverán a echarnos. Si negamos al Estado, obviamente, dejaremos de ser miembros y habrá que pedir el ingreso. Las reglas de juego están escritas, no es sólo que lo digan Angela Merkel o Barack Obama. Además, la independencia no es sólo aprobar una resolución en el Parlamento y salir al balcón. Hace falta que los demás te reconozcan. Por otra parte, aquí hay gente que propone que nos saltemos las reglas del juego. ¿Cómo quieren que les respeten luego si no respetan ellos esas reglas?”. Un directo aviso a navegantes dirigido a Artur Mas y referido a los “revolucionarios” socios de candidatura de Convergència.

El candidato Ramon Espadaler fue también muy duro. “A veces parece que hay una subasta exótica por ver quién es más insumiso con la ley. Si uno la dice grande, el otro mayor. ¿Con qué autoridad moral y política quieren estas personas gobernar un país?”. Espadaler afirmó que “haremos más ruido den las urnas que en las encuestas” y alertó nuevamente de los costes de la independencia, entre ellos el quedar fuera de Europa. “Es penoso que engañen a la gente con falsos espejismos. Nosotros no queremos ni el independentismo ni el inmovilismo. De aquí sólo saldremos dialogando”.

También arguyó el candidato democristiano que una declaración unilateral de independencia “tendrá una lógica respuesta por parte de los aparatos del Estado y de ahí que tengamos el riesgo de una legislatura profundamente inestable”. En resumidas cuentas, Espadaler subrayó que “Junts pel Sí quiere la ruptura y votar PP es echar gasolina al fuego. El verdadero coraje es el seny”.

Elecciones Catalanas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios