ESTRATEGIA DE RIVERA Y ARRIMADAS PARA LA CAMPAÑA

Ciudadanos se concentra en 'pescar' votos del PSC tras dar por amortizado al PP de Albiol

Arranca la campaña y cada sufragio cuenta. C's sabe que puede quitar apoyos al PP, PSC e incluso Convergència. Ahora seducirán a desencantados socialistas y votantes catalanistas no separatistas

Foto: El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (d), junto a la candidata del partido a las elecciones catalanas, Inés Arrimadas (i) (Efe)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (d), junto a la candidata del partido a las elecciones catalanas, Inés Arrimadas (i) (Efe)

Ciudadanos tiene trazada la estrategia electoral que empleará en estas semanas de campaña con el objetivo de recabar los máximos apoyos posibles en el sprint final. Todos los sondeos -el último el del CIS de ayer- coinciden en situar al partido de Albert Rivera como segunda fuerza en Cataluña, con un techo máximo de 25-27 diputados en el mejor de los casos y un suelo de 17, según la peor de las expectativas. El vicesecretario general de la formación, José Manuel Villegas, explica que el objetivo primordial en estos días será movilizar a la gente y concienciarla de que el día 27 de septiembre hay que salir a votar.

A pesar de la dificultad que conlleva hablar abiertamente del transvase de votos, Ciudadanos tiene claras las tres franjas en las que pretende 'pescar' nuevos apoyos hasta la el 27S. El PP de Xavier García Albiol que, aunque repunta respecto a cuando lo lideraba Alicia Sánchez Camacho obtendría aproximadamente 10 escaños; el PSC que dirige Miquel Iceta y Convergència. Según explica Villegas, hay un gran número de votantes de CDC que son catalanistas pero no separatistas, y aunque previsiblemente éstos se decantarían en su mayoría por Unió, C's cree que tiene posibilidades de 'arañar' votos de aquellos que están cansados de los 'viejos' partidos y que se identifican con el ideario 'naranja' en Cataluña.

Ciudadanos da por 'amortizado' el traslado de votos del PP a su formación y ahora se concentrará en convencer a votantes desencantados del PSC, apelando a la inacción de su líder en lo que se refiere a los problemas creados en Cataluña por el desafío independentista de Artur Mas y a su contribución durante todos los años en los que el PSOE ha pactado con los nacionalistas. La formación de Inés Arrimadas es consciente de que parte de este voto se lo disputa con Catalunya Sí que es Pot, la marca blanca de Podemos e ICV.

Sin embargo, según los cálculos internos que maneja Ciudadanos, el número de votantes del PPC y el PSC que decidirán confiar en Ciudadanos es muy similar. "Ya hemos 'robado' votos al PSC y lo vamos a seguir haciendo", explica Villegas. Los socialistas superaron los 50 escaños en Cataluña, ahora están en 20 y con toda probabilidad bajarán. Y es que aunque se hace más evidente la fuga de votos de 'populares' a Ciudadanos, el visecretario general 'naranja' asegura que "el número de votos reales" que provienen de votantes de PP y PSOE "son los mismos aunque en porcentaje se refleje como menor el socialista".

El candidato del PP a la Generalitat, Xavier García Albiol (Efe)
El candidato del PP a la Generalitat, Xavier García Albiol (Efe)

Los partidos políticos saben que en estas elecciones cada voto cuenta. A pesar de que los sufragios no separatistas procedentes de CDC que no apoyarán la lista única de Artur Mas en la que se incluye Convergència, podrían ir a parar a Unió si Josep Antoni Duran i Lleida gana peso en la campaña, Ciudadanos confía en que algunos votantes se decidan por su propuesta. En todo caso, los partidos no independentistas saldrían beneficiados de cada voto que no vaya a parar a Junts pel Sí, ya que alejaría a la lista de Mas y Junqueras de la mayoría absoluta que podría rozar con el apoyo de la CUP.

Precisamente en ese supuesto confía el partido de Rivera y Arrimadas. Según las últimas encuestas -y ratificado por el CIS de este jueves- la suma de los partidos constitucionalistas (C's, PSC y PPC) sumarían entre 65 y 69 escaños, lo que les garantizaría la mayoría absoluta en la Cámara. Lo más importante es que los partidos que rechazan una Cataluña independiente obtendrían más del 50% del voto. Lo que Ciudadanos tiene claro es que su candidata será la que busque apoyos para formar el Gobierno alternativo.

Arrimadas criticó duramente la oferta que el candidato 'popular', Xavier García Albiol, lanzó a su partido y al PSC para crear una especie de 'frente no separatista' a través de cinco propuestas entre las que estaban "impedir que se inicie un proceso de ruptuta de Cataluña con España" y "crear un nuevo sistema de financiación autonómica basado en la solidaridad y corresponsabilidad social". Dos puntos -igual que los otros tres- incluidos en el ideario de Ciudadanos y que su candidata a presidir la Generalitat no ve "como propuestas" sino "principios básicos". Lo que el partido liderado por Rivera no va a consentir, según fuentes de la cúpula, es que el PP "vaya de abanderado ahora, en plena campaña electoral", sobre cosas por las que ellos llevan luchando diez años en Cataluña.

Y las catalanas no dejan de ser la antesala de la gran cita del año: las elecciones generales. Albert Rivera apuesta por que las negociaciones que empiecen tras los resultados del 27S para advertir a los partidos tradicionales que "todo cuenta" y que deberán apoyar a su candidata de cara a las conversaciones que mantendrán en el mes de diciembre o enero en Madrid. "Los errores de las catalanas, se pueden pagar después", asegura un miembro de la Ejecutiva Nacional.

Elecciones Catalanas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios