Es noticia
Menú
Salvador Illa orquesta el relevo tranquilo de los capitanes del Baix Llobregat en el PSC
  1. España
  2. Cataluña
Raquel Sánchez para las generales

Salvador Illa orquesta el relevo tranquilo de los capitanes del Baix Llobregat en el PSC

Los llamados capitanes del Baix Llobregat habían mantenido un fuerte peso específico en el partido desde que Josep Maria Sala los impulsó en el congreso de Sitges de 1994. Ahora llega su ocaso

Foto: El primer secretario del PSC, Salvador Illa. (EFE/Marta Pérez)
El primer secretario del PSC, Salvador Illa. (EFE/Marta Pérez)

A la chita callando, Salvador Illa como nuevo secretario general del partido ha orquestado un cambio tranquilo en la cúpula del PSC, marcado por el relevo de los llamados capitanes del Baix Llobregat, que pasarán a tener mucho menos poder dentro de la organización del que habían ostentado hasta ahora. Así, buena parte de su aparato, Enric Cases, Assumpta Escarp y Joan Francesc Marco, se han caído de la lista de la ejecutiva. Es el núcleo que había sobrevivido a Miquel Iceta, que ahora asume una presidencia del partido más simbólica que otra cosa.

El mayor representante de los capitanes, José Zaragoza, sigue en la lista de la ejecutiva, pero se queda sin secretaría política. Otros también caen, como Antoni Poveda, alcalde de Sant Joan Despí. El único que sobrevive a esta revolución tranquila en el socialismo catalán es el alcalde de Cornellà y gran protegido de José Montilla, Antoni Balmón. Este ha mantenido la Secretaría de Acción Institucional, pero algunas fuentes del partido auguran que esto podría cambiar en el próximo congreso ordinario del socialismo catalán, previsto para finales del 2023 o principios de 2024.

Foto: El portavoz de ERC, Gabriel Rufián. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Los denominados capitanes del PSC habían mantenido un fuerte peso específico en el partido desde que Josep Maria Sala los impulsó en el congreso de Sitges de 1994 con nombres como José Montilla, José Zaragoza o el propio Iceta. Se trataba de alcaldes o representantes políticos arraigados en el Baix Llobregat, dentro de las corrientes internas, identificados con el españolismo. Estaban marcados por perfiles muy vinculados al municipalismo, sobre todo de esa comarca. El poder de los capitanes, entre los que se encontraba el ex secretario de Organización Daniel Fernández, fue tal que se atrevieron a impulsar alternativas para mandar en el PSOE. Primero fue Josep Borrell. Y luego la ya fallecida Carme Chacón. En ambos casos se estrellaron por diversas razones.

Su final tranquilo de los capitanes como casta dominante del aparato del partido es posterior al abandono también del sector catalanista del PSC que siempre encabezó el partido, pero que luego no triunfaba en las elecciones como estos alcaldes. La fuga de socialistas hacia el independentismo resultó notable. Fue el caso de Ernest Maragall, que ahora pugna por ser candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona; o Joan Ignasi Elena, que ahora el 'conseller' de Interior con Pere Aragonès. Pero, además de ERC, otros líderes de ese sector o se han alejado del partido —Quim Nadal o Antoni Castells—, o se mueven en la órbita del independentismo. Todos ellos cayeron antes del congreso, en la crisis que se abrió en la era de Pere Navarro.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), estrecha la mano del portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián. (EFE/Mariscal)

Los cambios del último congreso tendrán un reflejo en la cabeza de lista para las próximas generales. Fuentes del PSC apuntan a la actual ministra de Transportes, Raquel Sánchez. El nuevo PSC de Salvador Illa ya no juega la vieja la carta de los capitanes de desafiar a Madrid, sino que sigue la senda que ya marcó Iceta cuando apostó por Pedro Sánchez: sintonizar con el poder instaurado en la capital en lugar de cuestionarlo.

La síntesis de Illa

La síntesis de Salvador Illa —nadie puede dudar ni de su españolismo ni de su catalanismo— cristaliza en la ganadora callada del pasado congreso, la alcaldesa de Sant Boi Lluïsa Moret. Moret ha sido nombrada viceprimera secretaria del Àrea Organitzación y Acción Electoral y se convierte 'de facto' en la mano derecha del nuevo primer secretario general. El PSC del Baix Llobregat se apresuró en felicitar a Moret. Pero lo cierto es que la alcaldesa, lejos de la sensibilidad catalanista de otros cargos como es el caso de la alcaldesa de Santa Coloma Núria Parlón, tampoco sintonizó nunca con los capitanes del zaragozismo.

La alcaldesa de Sant Boi Lluïsa Moret fue la ganadora oculta del congreso del PSC

Moret no estará sola. Tendrá en la sala de máquinas a José Luis Jimeno, exalcalde de Badia del Vallès y hasta ahora coordinador territorial del PSC. Jimeno, como Víctor Francos (secretario de Análisis Electoral), muestra como Illa ha ido trufando la lista de la ejecutiva de personas de su confianza, entre ellas su mano derecha en el Parlament, Alicia Romero.

Premios de consolación

Meritxell Batet mantiene una secretaría política, la de Mejora del Autogobierno y Programas, pero su carrera en Madrid se ve amortizada tras presidir el Congreso de los Diputados. Como otros perdedores del evento, no le falta un premio de consolación. Es el caso de Assumpta Escarp, que sigue con el apoyo de sus bases en Nou Barris, y le queda su puesto en la Mesa del Parlament, con lo que retendrá una importante cuota de protagonismo político.

Por tanto, relevo tranquilo muy enfocado hacia las municipales. En este aspecto, un punto importante es que el teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, sale reforzado: número cinco de la lista y la secretaría de Política Municipal. El mensaje del Congreso del PSC es que tanto él como Núria Marín, alcaldesa de L’Hospitalet de Llobregat y nombrada vicepresidenta del partido, repetirán como cabezas de lista en 2023 por sus respectivas ciudades.

A la chita callando, Salvador Illa como nuevo secretario general del partido ha orquestado un cambio tranquilo en la cúpula del PSC, marcado por el relevo de los llamados capitanes del Baix Llobregat, que pasarán a tener mucho menos poder dentro de la organización del que habían ostentado hasta ahora. Así, buena parte de su aparato, Enric Cases, Assumpta Escarp y Joan Francesc Marco, se han caído de la lista de la ejecutiva. Es el núcleo que había sobrevivido a Miquel Iceta, que ahora asume una presidencia del partido más simbólica que otra cosa.

Miquel Iceta Meritxell Batet Cataluña Pedro Sánchez José Montilla Esquerra Republicana de Catalunya (ERC)
El redactor recomienda