Los radicales se desahogan asediando la Jefatura de Policía en Barcelona con petardos y piedras
  1. España
  2. Cataluña
diada con altercados

Los radicales se desahogan asediando la Jefatura de Policía en Barcelona con petardos y piedras

Un millar de activistas concentraron sus iras en el simbólico edificio durante dos horas y luego fueron disueltos

placeholder Foto: Altercados durante la Diada. (Reuters)
Altercados durante la Diada. (Reuters)

El independentismo furibundo quiere ‘mambo’. Y cuanto más, mejor. Los radicales dejaron muy claro este domingo que los que piden diálogo son ‘botiflers’ (traidores). “Si los traidores que nos gobiernan quieren mesa de diálogo, que la lleven a Urquinaona y allí negociaremos”, rezaba una pancarta de los Comités de Defensa de la República (CDR), haciendo referencia a los violentos acontecimientos de la plaza Urquinaona en otoño de 2019, cuando los manifestantes se enfrentaron a la Policía. A primera hora de la tarde, la dirección de los CDR repartió a sus activistas una hoja con “consejos” para la Diada. “Ante la represión, protégete”, decía el texto. Recomendaba que, en caso de identificación, no dar más datos de los que constan en el DNI, no facilitar correos, teléfonos, etc, y no llevar encima información “que nos pueda comprometer a nosotros o a otros compañeros”. En caso de detención, facilitaba un “teléfono antirepre” y recomendaba no declarar “ni entres en diálogo con la policía”. También instaba a apagar el móvil u otros dispositivos y no firmar ningún documento, tocar algún objeto o permitir fotografías de tatuajes o marcas.

En la manifestación de la CUP, la organización que da cobijo a la mayoría de los CDR, se llegó a quemar una fotografía en la que Pedro Sánchez y Pere Aragonès se saludaban. Esta manifestación, paralela a la de la ANC, reunió a unas 3.000 personas y entre las consignas coreadas estaban ‘Se ha acabado la paz social’ y ‘ERC y JxCat, la paciencia se ha acabado’. “La lucha es el único camino. Ni pactos ni renuncias”, era el lema de la CUP para esta Diada. Un tétrico cartel de los Black Block Catalunya, grupos que se alimentan de extremistas del ámbito del independentismo y de los okupas, llamaba a una concentración ante la estación de Francia a las 10 horas. “Viviremos libres o moriremos”, decía el lema del cartel.

placeholder Cartel de convocatoria
Cartel de convocatoria

A las 20 horas, precisamente, ya se les habían adelantado a los Black Block: varios cientos de jóvenes asediaban la sede de la Jefatura superior de Policía, en Via Laietana. “¡¡¡La foto de la vergüenza!!! Los Mossos protegiendo a las fuerzas de ocupación. ¿¿¿Por qué no se defienden solitos???”, denunciaba a través de Twitter y de una plataforma radical Lluís Arenys, que reportaba una fotografía de una fila de antidisturbios de los Mossos d’Esquadra ante la Jefatura de la Policía Nacional. Tres cuartos de hora más tarde, a las 20.40 horas, cuando la situación estaba controlada en Via Laietana, llegaban refuerzos violentos. Y seis minutos más tarde de esa llegada de refuerzos, comenzaba otra vez el ‘mambo’: “Fuego, bengalas y botes de humo ante la Jefatura de la Policía Nacional ahora mismo. Informan que se están lanzando adoquines y piedras”, reportaba uno de los canales de información interna de los grupos radicales. Hasta entonces, los primeros manifestantes habían encendido pequeños fuegos y habían lanzado una bomba de humo, botellas y latas contra el edificio de la Policía Nacional, pero los antidisturbios los habían alejado y dispersado.

No les costó a los antidisturbios desplazar a los nuevos alborotadores de los aledaños del edificio y a las 9.30 de la noche quedaban tan solo algunos grupos dispersos por las cercanías de Via Laietana y de plaza Urquinaona, con poca fuerza y menos ganas de seguir practicando el ‘mambo’. Durante los disturbios hubo, al menos, dos detenidos. Uno de ellos fue llevado en volandas por un policía hasta el furgón policial.

“Así detuvieron a empujones y golpes de porra a este muchacho los Mossos durante los altercados ante la Jefatura Superior de la Policía Nacional, que se han saldado con dos detenidos: uno por desórdenes públicos y el otro por atentado a la autoridad. La Brimo se lo llevó detenido a la furgona”, decía un mensaje difundido por redes sociales por ‘L’Alerta’, con un vídeo del incidente, en el que no se ve ningún empujón policial ni ningún porrazo.

Diada CUP Disturbios Mossos d'Esquadra
El redactor recomienda