La 'corte catalana' de Felipe VI: empresarios y constitucionalistas informan al Rey
  1. España
  2. Cataluña
Presencia Real en Cataluña

La 'corte catalana' de Felipe VI: empresarios y constitucionalistas informan al Rey

Son las antenas que el Rey tiene en Cataluña: Gonzalo Rodés, Antonio Asensio Mosbach, Joaquim Güell, Josep Creuheras, Josep Oliu, Luis Conde o Marian Puig

placeholder Foto: El rey Felipe VI. (EFE)
El rey Felipe VI. (EFE)

Felipe VI se ha convertido en una verdadera punta de lanza de la Casa Real en Cataluña, en medio de la operación "agenda para el reencuentro" que apadrina el Gobierno de Pedro Sánchez. Con tres visitas en tres semanas, el Rey se ha convertido en otra pieza, y no menor, en el tablero catalán. Este domingo cenará con Pere Aragonès. La Generalitat ha cambiado de criterio y después de declinar la invitación a compartir mantel en el Círculo de Economía la pasada semana, ahora sí acudirá a los actos a los que se invita a la Corona. El monarca siempre ha seguido de manera atenta lo que pasa en Cataluña y cuenta con sus propias antenas en el laberinto catalán. Algunas heredadas de su padre. Y otros muchos empresarios constitucionalistas, más jóvenes y que coinciden en el momento generacional con el ocupante del trono.

Se trata de un colectivo heterogéneo, que no opera como grupo, pero que mantiene informado a Felipe VI de la evolución de la crisis catalana y de las interioridades de su política. Ya antes de su discurso del 3 de octubre de 2017, esta red de contactos se había mantenido estable, incluso aunque algunos de ellos hubiera preferido un texto más conciliador. Y se ha mantenido después. Felipe VI siempre ha estado muy atento, en especial a la sensibilidad de los catalanes no independentistas. Aunque el último estudio de Centro de Estudios de Opinión, el CIS creado por la Generalitat, señala que el 70% de los catalanes prefiere la monarquía a la república, también se apunta que el 49% está en contra de la secesión, frente un 45% a favor. Y un 38,4% de los encuestados se siente tan catalán como español.

Foto: pedro-sanchez-joe-biden-pere-aragones-felipe-vi-ayuso
Cómo usar a Felipe VI
Rubén Amón Vídeo: Patricia Seijas

Entre el entorno en parte heredado de su padre Juan Carlos I están los miembros de mayor edad, según explican fuentes del empresariado catalán. Entre ellos figura el presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu; el exdiputado de Unió, Jordi Casas; y el cazatalentos, Luis Conde. Los tres residen en Barcelona y los tres se han significado en mayor o menor medida contra el independentismo.

Como explica uno de los empresarios de este bloque de los que eran jóvenes con el padre y ahora son los mayores que acompañan al hijo, tiene poco que ver la relación de Juan Carlos I con Cataluña con la que mantiene Felipe VI. Juan Carlos tenía un camarote para él en el Club Náutico. Así se denominaban a unas pequeñas habitaciones junto al restaurante. El anterior rey navegaba con mucha gente, solía pasar varios días en Barcelona. En cambio, la aproximación del hijo es más técnica, muy preocupado en seguir la actualidad política. Pero hay que entender que desde 2012, desde que se dio inicio formal al 'procés', todo ha cambiado de manera notable y eso ha afectado a la relación de la Corona con Cataluña.

Empresarios y comunicación

Al contrario que con el padre, y a pesar de que Letizia ejerció el periodismo, si se permite la ironía, en el nuevo círculo catalán de Felipe VI no hay periodistas. Este gremio sí tuvo cierta influencia en el entorno de Juan Carlos I. Pero en la 'corte catalana' de Felipe VI hay empresarios relacionados con los medios, como es el caso del presidente de Planeta, Josep Creuheras, muy bien visto por Letizia; o el productor audiovisual Antoni Asensio Mosbach, hijo del editor Antonio Asensio y uno de los principales impulsores de la Fundación Princesa de Girona, que entrega sus premios el próximo 1 de julio. Antoni Asensio Mosbach es catalán, pero en la actualidad reside en Madrid. El hijo de Antonio Asensio además había jugado a pádel con Felipe VI, según explican fuentes empresariales catalanas.

El más amigo de los amigos catalanes de Rey es Gonzalo Rodés, quien cena en Zarzuela

Más nombres. En el entorno de la fundación destacan miembros de la segunda generación de la empresa familiar, como es el caso de Gonzalo Rodès, hijo de Leopoldo Rodés, quien siempre mantuvo una estrecha relación con el padre del actual Rey. Gonzalo Rodés es seguramente el gran amigo personal del Rey Felipe VI en Cataluña. Con su mujer acude de manera recurrente a cenar a Zarzuela, sin que sea un problema que su familia sean los editores del diario independentista Ara.

A otro nivel de confianza, pero en el mismo núcleo están Marian Puig, hermano del presidente de Puig Marc Puig e hijo de Mariano Puig, quien como su hermano Enrique siempre mantuvo una estrecha relación con la Corona; y Antoni Esteve, de Laboratorios Esteve.

Confidentes más jóvenes

Por lógica generacional, el grueso de los actuales confidentes de Felipe VI en Cataluña tienen una edad similar al Rey. Entre ellos empresarios cercanos al PSC, como es el caso de Maurici Lucena (AENA) o Marc Murtra (Indra y miembro del patronato de la Fundación Bancaria La Caixa). Marc Murtra, incluso había sido uno de los opinadores más destacados del 'diario Ara', donde ya se mostró crítico con los sectores más radicales del independentismo. En la actualidad ha fichado por La Vanguardia.

Entre estos más jóvenes también se encuentran Maite Barrera, natural de Girona, fundadora de la consultora financiera Bluecap y en la comisión de auditoría de la Fundación Princesa de Girona. También en ese rol se encuentra Joaquim Güell, 'Joaco' para los amigos. El exmarido de Cayetana Álvarez de Toledo trabaja en Invest Industrial, propietarios de Port Aventura.

Con la actual situación política, Felipe VI llega a Cataluña y se va. Algunos de los integrantes de este círculo real le aconsejan que al menos tres veces al año los pase el monarca varios días viviendo en Barcelona, y que se le vea más en actos informales, por ejemplo, comiendo en un restaurante o en alguna actividad cultural, como modo de apuntalar y dar credibilidad a la agenda del reencuentro que impulsa el Gobierno en Cataluña. También se aboga por que tenga algún escritor catalán de confianza que redacte los discursos que haga en Cataluña, igual que su padre tuvo en su día para estos menesteres a Baltasar Porcel.

Felipe VI se ha convertido en una verdadera punta de lanza de la Casa Real en Cataluña, en medio de la operación "agenda para el reencuentro" que apadrina el Gobierno de Pedro Sánchez. Con tres visitas en tres semanas, el Rey se ha convertido en otra pieza, y no menor, en el tablero catalán. Este domingo cenará con Pere Aragonès. La Generalitat ha cambiado de criterio y después de declinar la invitación a compartir mantel en el Círculo de Economía la pasada semana, ahora sí acudirá a los actos a los que se invita a la Corona. El monarca siempre ha seguido de manera atenta lo que pasa en Cataluña y cuenta con sus propias antenas en el laberinto catalán. Algunas heredadas de su padre. Y otros muchos empresarios constitucionalistas, más jóvenes y que coinciden en el momento generacional con el ocupante del trono.

Rey Felipe VI Rey Don Juan Carlos Monarquía Pedro Sánchez Casa Real Generalitat de Cataluña
El redactor recomienda