El Supremo manda la causa contra Laura Borràs al Tribunal Superior de Cataluña
  1. España
  2. Cataluña
YA NO ES DIPUTADA EN EL CONGRESO

El Supremo manda la causa contra Laura Borràs al Tribunal Superior de Cataluña

Podría enfrentar un proceso por los supuestos delitos de prevaricación, malversación y falsedad documental mientras era directora de la Institució de les Lletres Catalanes

placeholder Foto: La presidenta del Parlament catalán, Laura Borràs. (EFE)
La presidenta del Parlament catalán, Laura Borràs. (EFE)

El Supremo (TS) ha enviado la causa contra Laura Borràs, actual presidenta del Parlament de Cataluña, al Tribunal Superior de Justicia de dicha comunidad (TSJC), después de que la dirigente de JxCat dejase su acta como diputada en el Congreso, lo que, hasta entonces, la convertía en aforada ante el alto tribunal.

La política podría enfrentar un proceso por cuatro supuestos delitos de corrupción —prevaricación, fraude a la Administración, malversación de caudales públicos y falsedad documental— en la etapa en la que fue directora de la Institució de les Lletres Catalanes, organismo desde el que, supuestamente, favoreció la adjudicación de contratos a un amigo, lo que fue investigado por la jueza titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Barcelona, que en una exposición razonada mandó la causa al TS.

En junio de 2020, Borràs —entonces diputada de Junts per Catalunya en la cámara baja, que dio luz verde a su imputación— se negó a declarar ante el Tribunal Supremo. A su salida, manifestó su negativa a "colaborar con la injusticia". Antes de que el Congreso aceptase el suplicatorio, ya había rechazado declarar de forma voluntaria.

Foto: Laura Borràs. (EFE)

Como adelantó El Confidencial, los contratos con los que Borràs, supuestamente, favoreció a su amigo rozan los 260.000 euros y se trocearon en adjudicaciones inferiores a los 18.000 para que no saltaran las alarmas y, esquivando las convocatorias oficiales, pasaran desapercibidos. El instructor del Supremo, el magistrado Eduardo de Porres, en su escrito al Congreso solicitando la imputación de la dirigente, expuso que la investigación "permite concluir que ha existido un claro perjuicio para el erario público al resultar imposible determinar el trabajo realmente realizado y su valor económico, en base a unos conceptos e importes inventados y que finalmente se trasladaban a las facturas presentadas al cobro, directamente e indirectamente por Isaías Herrero [el beneficiario de los contratos]".

En un auto, la Sala Segunda del Supremo declara ahora su "incompetencia sobrevenida" para continuar la causa y la remite enteramente al TSJC. "Una vez acreditada la baja en la condición de diputada del Congreso y por tanto la pérdida de la condición de aforada de Laura Borrás, sin que se haya procedido a la apertura de juicio oral", el alto tribunal "ha perdido la competencia para conocer de los hechos imputados tanto a la persona hasta ahora aforada, como de Isaías Herrero, a quien extendió su competencia, debiendo remitirse testimonio de todo lo actuado al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña". El Supremo mantenía diligencias pendientes, como una declaración testifical, una prueba pericial informática, así como el análisis por parte de la policía judicial de diversas cuentas bancarias y de documentación aportada por el Ministerio de Hacienda.

En las pasadas elecciones catalanas, celebradas el pasado febrero, Borràs era la número dos en la lista de Junts, encabezada simbólicamente por el 'expresident' fugado Carles Puigdemont, lo que la convertía en la candidata 'de facto' a presidir la Generalitat. En marzo, fue designada presidenta de la Mesa del Parlament, cargo en el que se estrenó con un discurso arremetiendo contra las "injerencias" del Estado.

Tribunal Supremo Cataluña Prevaricación Adjudicaciones Laura Borràs Tribunal Superior de Justicia de Cataluña