AMPARÁNDOSE EN UNA EMPRESA PANTALLA DE SUIZA

El independentismo burla al juez y reabre la web del boicot a empresas españolas

Días después de que un juzgado ordenase paralizar la campaña de boicot a productos y empresas españolas y anular su web, se creó otra web a la que se trasladó el contenido del portal cancelado

Foto: La web que ha reabierto tras la orden judicial.
La web que ha reabierto tras la orden judicial.

“El Estado español, en su manía por reprimir todo lo que nos pueda llevar a la independencia política, cultural o económica, ha hecho cerrar la web del Consum Estratègic de la Asamblea Nacional Catalana (ANC). Pero el pueblo catalán no se detiene: puedes seguir consultando las empresas y negocios comprometidos con el país en consumeticcatala.com”. Este mensaje circuló entre círculos independentistas la pasada semana, tras el cierre de la web de Consum Estratègic por orden judicial, tras una denuncia de la gran patronal catalana, Foment del Treball.

De este modo, días después de que un juzgado ordenase paralizar la campaña de boicot a productos y empresas españolas y anular su web, se creó otra web a la que se trasladó el contenido del portal cancelado. Desaparece, pues, la web de Consum Estratègic y aparece otra web con el mismo eslogan, el mismo diseño y el mismo lema, pero haciéndose llamar de Consum Ètic.

La ANC había puesto en marcha la campaña sobre consumo estratégico en noviembre de 2018. En realidad, era una campaña de boicot a productos y empresas españoles, con el epicentro puesto en el rechazo a las empresas que componen el Ibex 35. Paralelamente, proponía alternativas de empresas catalanas para cambiar las contrataciones de servicios a estas, especialmente en los sectores de telefonía, luz, gas, combustibles, seguros y banca.

En julio del año pasado, Foment interpuso una demanda contra la ANC por los supuestos delitos de competencia desleal y alteración de la libre competencia. Según la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, hasta ese momento se habían producido 148.000 cambios de contrato en el marco de la campaña de boicot, tras 92 ferias y 115 charlas por todo el territorio catalán para convencer a los ciudadanos de la necesidad de cambiar de compañías de servicios. Foment denunciaba la confección de un registro de consumidores estratégicos y un listado de empresas que se verían beneficiadas y que la ANC y sus satélites potenciaban. Entre las instituciones que apoyaban esta estrategia está la Cámara de Comercio, ya en manos del independentismo y con una candidatura que lleva el nombre de Eines de País (herramientas de país), el mismo lema que tiene la campaña Consum Estratègic.

Campaña del miedo

Este mes de diciembre, el juzgado mercantil número 11 de Barcelona fallaba que la ANC debía anular su campaña al considerar que los independentistas habían iniciado una “campaña del miedo” solapada e incitaban al consumidor catalán a guiarse “con criterios irracionales desde una perspectiva económica”. Reconocía que la campaña se organizó “para dar efectividad real a la proclamación de la república catalana, en este caso, en el ámbito económico, mediante el apoderamiento de la gente en la toma de decisiones de consumo cotidiano”, en palabras de la propia ANC. Asimismo, dejaba la aplicación de la medida cautelar de suspensión de la campaña a condición de que Foment depositase una fianza de 50.000 euros, cosa que hizo a mediados de este mes de enero.

Después de que Foment prestase la fianza, la ANC anunciaba en un comunicado el pasado 17 de enero que esta organización había decidido “parar provisionalmente la campaña de Consum Estratègic hasta que no haya la resolución definitiva”. Aseguraba que la resolución judicial “será recurrida, ya que se basa en que la campaña es un boicot y en una sentencia que no tiene nada que ver, y se defenderá el derecho a informar y el derecho de los consumidores a ser informados”.

Según la asamblea, el órgano judicial interpretaba los derechos civiles y la libertad de expresión de manera restrictiva, lo que “contrasta con las resoluciones europeas”. El fallo judicial, no obstante, se basa en sentencias de tribunales europeos y en la jurisprudencia sentada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que considera que campañas como esta no pueden existir en una sociedad democrática. El TEDH ya dictó sentencia contra promotores de campañas similares “por incitar a la comisión de actos discriminatorios y, por consiguiente, punibles”.

Inscrita el 11 de enero

Pero las buenas palabras e intenciones de la ANC contrastan con la aparición casi simultánea de la web de Consum Ètic. No deja de resultar curioso que la nueva web fue registrada el pasado 11 de enero (es decir, casi un mes más tarde que la sentencia del juzgado mercantil) y días antes de que Foment prestase la fianza.

La web fue inscrita por una empresa dedicada a proteger la identidad de los propietarios de dominios: Domain Privacy Trustee SA, con domicilio en Ginebra (Suiza). “Gracias a su red de socios, Domain Privacy Trustee SA proporciona una solución de protección que protege eficazmente a los propietarios de dominios contra los correos electrónicos y postales no deseados, así como contra el uso abusivo de datos personales”, advierte esta empresa en su portal.

En otro punto, señala que esta empresa “no está destinada a cubrir actividades ilícitas o moralmente dudosas como el envío de correos no deseados, la distribución de archivos maliciosos, el abuso o la violación de la ley o de los derechos de autor”, advirtiendo también de que no posee ningún derecho de propiedad sobre los dominios y su cliente “es el único propietario legítimo con sus derechos y obligaciones usuales”.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios