Se inicia el proceso para retirarle el acta

Torra amenaza con convocar elecciones ante la orden de retirarle su escaño

Torra sigue teniendo la potestad de convocar las elecciones, si bien él asegura que se trata de una decisión que pactaría siempre con Carles Puigdemont

Foto: Quim Torra y Roger Torrent. (EFE)
Quim Torra y Roger Torrent. (EFE)

Quim Torra sigue amenazando con convocar elecciones ante la decisión del secretario del Parlament, Xavier Muro, de retirarle el acta de diputado, tal y como ha marcado desde el pasado viernes el Tribunal Supremo. Torra ha replicado que “se está poniendo en riesgo la legislatura”, que es lo mismo que decir en público lo que ya lleva días como chantaje velado a sus socios de ERC: o me dejáis votar o convoco elecciones. ERC está luchando por ganar tiempo y buscar una solución que permita mantener la legislatura viva, aunque sumida en la parálisis. Esta salida podría proponerse en la reunión de la Mesa del Parlament, que encabeza Roger Torrent, y que comienza a las 12:00.

Torra sigue teniendo la potestad de convocar las elecciones, si bien aseguró que se trata de una decisión que pactaría siempre con Carles Puigdemont, según su criterio, el presidente legítimo de Cataluña y del que él solo se considera un “custodio”, según sus propias palabras. Pendiente por tanto de lo que se diga desde Waterloo, en este momento, la XII Legislatura del Parlament podría tener los días contados.

El presidente de la Generalitat pretende que el presidente de Parlament, Roger Torrent, cuadre a Xavier Muro, un funcionario de carrera que carece de inmunidad parlamentaria para que no aplique una decisión de “obligado cumplimiento”, tal y como han reconocido los letrados del Parlament la semana pasada. Pero eso no tiene encaje legal posible. Muro, como funcionario, solo obedece los requerimientos de la Justicia. El presidente del Parlament no le puede obligar a que se salte resoluciones judiciales. La Administración no funciona así, pero Quim Torra se sigue comportando como si no fuese la máxima autoridad en Cataluña de esa misma Administración.

Torra consideraba humillante ser cesado como diputado por un “órgano administrativo”, como consideraba a la Junta Electoral Central (JEC). Al final, será un funcionario, Xavier Muro, un representante de ese poder administrativo que Torra tanto desprecia, quien tome la decisión de cesarle como diputado.

Muro asumirá la responsabilidad y Torrent, como Poncio Pilatos, se lavará las manos. Al final, una Cataluña en manos del funcionariado mientras que los políticos no hacen más que generar sensación de caos y enfrentamiento. Un perfecto resumen de la historia política catalana de los últimos cinco años.

Ganar tiempo

A pocos minutos de que se reúna la Mesa del Parlament, todo parece abocado a una ruptura entre JxCAT y ERC y a que Torra convoque elecciones con un Puigdemont que lo apoyará arrastrando los pies, según apuntan fuentes de JxCAT. A menos que en el último minuto la Mesa opte por cambiar el orden del día y aplazar la votación de los Presupuestos de la Cámara catalana. Entonces se ganará tiempo para que ERC busque una solución para mantener la legislatura en coma y al menos aprobar los Presupuestos de la Generalitat.

Torra amenaza con convocar elecciones ante la orden de retirarle su escaño

Aun así, esta salida tampoco solucionará nada, porque comenzará la batalla jurídica por si Torra puede ser presidente sin el acta de diputado, algo en que la Generalitat discrepa de la oposición. En todo caso, se ganarán unos meses.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
40 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios