la remodelación del independentismo

Torra se rodea de independentistas duros: los nuevos 'talibanes' de Cataluña

Lo más importante es que se ha dado cabida en la Generalitat a toda una nueva hornada de altos cargos que oficiarán en el futuro de nuevos 'talibanes'

Foto: Declaración institucional del presidente de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)
Declaración institucional del presidente de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, ha acometido desde hace unos meses una profunda remodelación de las estructuras del Govern de un modo que ha pasado casi inadvertido. Los cambios efectuados son, casi todos, de personal de confianza, aunque también se ha tocado la propia estructura. Pero lo más importante es que se ha dado cabida en la Generalitat a toda una nueva hornada de altos cargos que oficiarán en el futuro de nuevos 'talibanes'.

La referencia no es baladí. En los años 90, un grupo de jóvenes de Convergència comenzó a copar los resortes del poder. Eran los de la segunda fila. Comenzó a conocérseles como 'los talibanes'. Y fueron los que luego tomaron las instituciones e iniciaron el 'procés'. Entre aquellos 'talibanes' se encontraban figuras como el exconsejero de Presidencia, Francesc Homs; el exconsejero de Interior (hoy encarcelado), Joaquim Forn; el exconsejero de Justicia, Germà Gordó; el exsecretario general de CDC, Oriol Pujol; el exsecretario de Comunicación de CDC, David Madí… y, en la cúpula, el otrora hombre fuerte de CDC, Felip Puig.

Las cosas han cambiado. Y las caras han de cambiar también. Para empezar, Torra echó mano de los perfiles más radicales para formar su Govern. Nombres como Elsa Artadi (consejera de Presidencia), Laura Borràs (consejera de Cultura), Jordi Puigneró (consejero de Políticas Digitales) o Damià Calvet (consejero de Territorio) no recalaron ahí por casualidad, sino por su radicalismo y por los servicios prestados. Junto a ellos, un reguero de altos cargos absolutamente comprometidos con 'la causa', o sea, con el 'procés'.

Entre los cargos más importantes para los que se reclutaron a destacados 'talibanes' están los de viceconsejero de Presidencia para el Despliegue del Autogobierno, Pau Villoria, oficialmente un comisionado, pero, según el diario oficial, un viceconsejero, figura que nunca hasta ahora había existido en la Administración catalana. También el jefe de gabinete de la consejera Artadi, Jordi Cabrafiga, forma parte de este equipo. Cabrafiga, según el sumario del 1-O, fue el encargado de supervisar la web referendum.cat (reconoció ante el juez que la diseñó él mismo), a través de la que, presuntamente, el Govern daba instrucciones para realizar el referéndum ilegal.

Un búnker en Presidencia

En Presidencia, Torra construyó un auténtico búnker. Como secretario de Comunicación, fichó a Antoni Molons, que provenía del anterior Govern y que está imputado por haber promocionado supuestamente el referéndum ilegal con fondos públicos. Fue detenido por la Guardia Civil, destituido hace un año y luego repescado por Torra, en pago a su labor. El 'president' mantuvo también como director general del área a Jaume Clotet, otro de los 'talibanes' que ha blindado informativamente el Govern y que está imputado por los mismos motivos que el anterior. Como director general de Medios de Comunicación, retuvo a Ignasi Genovès, que con anterioridad había sido director general de Difusión y, por tanto, investigado en el sumario. Todo un elenco de 'talibanes' que rodean al 'president'.

Pero no acaba ahí la cosa: esta semana, era nombrado jefe de la Oficina del 'presiden't el alcalde de Molins de Rei, Joan Ramon Casals. Este dirigente convergente estuvo a punto de disputarle la secretaría general del PDeCAT a Marta Pascal el verano pasado, auspiciado por Carles Puigdemont. Era el hombre en la sombra del 'president' fugado. Finalmente, Puigdemont forzó la renuncia de Pascal y a Casals lo sitúa ahora como jefe de la oficina del 'president provisional' (tal y como el mismo Torra se reconoce).

Furgonetas de los Mossos d'Esquadra salen de la cárcel de Lledoners transportando a presos independentistas. (EFE)
Furgonetas de los Mossos d'Esquadra salen de la cárcel de Lledoners transportando a presos independentistas. (EFE)

Casals ya no tiene nada que ver con el nacionalismo de CDC. Ahora es la personificación de la evolución de ese 'talibanismo' convergente. Pero es solo una de las piezas que llegaron a la Generalitat en los últimos meses. Recientemente, Pere Cardús fue nombrado asesor en políticas estratégicas. Como adjunto a la Oficina del 'president' (con salario estratosférico de funcionario de primer nivel y un complemento de más de 40.000 euros anuales, lo que totaliza un salario de alrededor de 80.000 euros), su labor es la de elaborar los discursos de Torra, mantener contacto informativo con las diversas consejerías para analizar sus actuaciones y actividades y definir y coordinar los circuitos de información de la Oficina del 'president'.

Cardús es periodista y ofició en el diario independentista 'Vilaweb', uno de los grupos de comunicación mimados desde el poder catalán. De hecho, era el 'entrevistador oficial' de Torra desde hace años, desde cuando el hoy 'president' era un independentista más con predicamento, eso sí, en las esferas del poder. Cuando Puigdemont subió al poder, fue nombrado subdirector de la Agencia Catalana de Noticias (ACN), la agencia pública de la Generalitat. Pero tiene a su favor otra baza importante: es hijo del sociólogo Salvador Cardús, el gurú oficial del independentismo, que lleva años pronosticando que Cataluña está a punto de ser independiente porque España será intervenida en breve debido a un crac económico. Hasta ahora, ninguna de sus previsiones se ha cumplido.

"No tienes derecho a quejarte"

En noviembre pasado, el Govern también prescindió de los servicios de Oriol Puig (hermano de Felip Puig) como director del Servicio Meteorológico de Cataluña. En su lugar, fue fichado Eliseu Vilaclara, exmeteorólogo de TV3 y TVE. Técnico en la Generalitat en los tiempos de Jordi Pujol, Vilaclara ya trabajaba desde hace 20 años en el organismo, pero algunas fuentes achacan la sustitución a su perfil político. En su página de Facebook, por ejemplo, mantiene una ostentosa estelada con la leyenda: 'Yo quiero ser libre'. Perfecto para ser uno de los nuevos 'talibanes'. A Oriol Puig, en cambio, no se le despidió (como suele ser habitual en estos casos), sino que el consejero del ramo lo recolocó dentro del departamento.

Marc Sanjaume Calvet es otro de los fichajes de Torra como asesor en materia de Políticas Comparadas de Autogobierno, adscrito al Instituto de Estudios del Autogobierno, otro de los 'chiringuitos' de la Generalitat, aunque con un salario algo menor (cobrará 'solo' en torno a los 70.000 euros anuales).

Sanjaume es profesor asociado en la Pompeu Fabra e hizo un curso postdoctoral entre 2014 y 2016 en Chaire de Recherhe du Canada en Études Québécoises et Canadiennes (CRÉQC) y en la Université du Québec. Su tesis parte de la base de que, "siguiendo a Hobbes, la soberanía del Estado moderno nace y se justifica desde el miedo". En uno de sus escritos deja clara su postura: "Desde la playa de Tarajal hasta los presos políticos catalanes, pasando por la brutalidad policial en Murcia y tantos otros casos, el miedo parece ser el método de gobierno escogido". Justamente, la tesis de los círculos independentistas más radicales, incluida la CUP. Todo ello son méritos para ficharle como otro de los nuevos 'talibanes' del Govern.

Concentración convocada en Barcelona por la ANC en apoyo a los presos independentistas. (EFE)
Concentración convocada en Barcelona por la ANC en apoyo a los presos independentistas. (EFE)

Jordi Finestres fue fichado también como responsable técnico adscrito a la oficina del expresidente Carles Puigdemont. Su cometido es "apoyar la planificación, coordinación y seguimiento de las actuaciones de la secretaria de despacho, hacer el seguimiento de la correspondencia de Puigdemont, elaborar notas internas y dosieres en relación con la actividad del 'expresident', coordinar la organización de los viajes de Puigdemont, apoyarle en la preparación de discursos, conferencias, cartas y escritos y controlar el archivo de prensa, administrativo y técnico de la Oficina". Hay que destacar, no obstante, que Finestres es un periodista especializado en deportes (y más concretamente en el Barça).

"Tú te puedes sentir de donde quieras, pero si por la razón que sea has escogido esta tierra llamada Cataluña para vivir, has de saber que ahora mismo no tienes lo que te mereces. Si te gusta que el resultado de tu esfuerzo se vaya hacia otros lugares, allá tú con tu sentido de solidaridad, pero entonces me sabe mal decirte que no tienes derecho a quejarte cuando se te recortan día sí y día también tus derechos y los de la gente que quieres. Derechos básicos como el acceso y la calidad en servicios como la educación y la sanidad pública o las prestaciones sociales; es decir, pensiones, paro, acceso a la vivienda, etcétera", escribía Finestres en el 2015, poco antes de las elecciones autonómicas de septiembre. Méritos de sobra, pues, para entrar oficialmente en el selecto club de los nuevos elegidos. Son los que cierran el ciclo. Unos 'talibanes' iniciaron el 'procés'. Otros quieren cerrarlo, pero a las bravas.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios