Se ha primado la lista que lidera Jordi Sànchez

Este sábado nace la Crida violando su propio reglamento para favorecer a la lista oficial

En la web no se ha habilitado un espacio para presentar otros candidatos, de manera que no se han podido presentar otras candidaturas

Foto: Los portavoces de la Crida Nacional per la República en la proyección de un vídeo de Carles Puigdemont. (EFE)
Los portavoces de la Crida Nacional per la República en la proyección de un vídeo de Carles Puigdemont. (EFE)

El nuevo partido de Carles Puigdemont nace hoy en Barcelona, pero soliviantando su propio reglamento, ya que no ha sido posible presentar candidaturas alternativas a la dirección del partido que integran un presidente, Jordi Sànchez; un secretario general, Antoni Morral; y otros 19 miembros, entre los que se encuentran los 'consellers' Elsa Artadi, Damià Calvet, Laura Borràs o los diputados de JxCAT, Albert Batet o Gemma Geis. También hay una segunda lista alternativa, pero que no aspira a disputar la lista oficial sino a conseguir que algunos de sus miembros se integren. Sin embargo, no queda claro cómo pueden presentarse esas listas.

Pero según el reglamento de la propia Crida, en su punto 6.2.2: "Las candidaturas que pretendan concurrir a las elecciones deben presentar una lista con una persona para ocupar la plaza de Presidencia y otra persona para ocupar la plaza de Secretaría General y otra lista con los 19 nombres de personas que cubran el resto de plazas del gobierno. Esta candidatura de 21 nombres en doble lista debe presentarse, en el espacio que se habilitará al web, desde el día 16 de enero y como muy tarde el día 23 de enero". Todo muy telemático y digital, como gusta al entorno de Puigdemont. Ironía final: ni Jordi Sànchez ni Puigdemont podrán votar a su propia lista y el voto en la constitución del nuevo partido solo podrá ser presencial.

Estas 21 personas configuran la Dirección Política del nuevo partido y en principio estaba abierta a nuevas candidaturas posibles, pero al final no ha sido así.

Y lo que lo ha imposibilitado es que en la web no se ha habilitado dicho espacio, de manera que no se han podido presentar candidaturas alternativas más allá de las dos oficiales. Así lo ha denunciado el abogado independentista de Reus, Lluis Gibert, en Twitter, sin que nadie de la dirección del nuevo partido le haya contradicho.

Pero no se trata solo de que no se haya habilitado en la web de la Crida el espacio web que se prometió, es que además, el orden del día de la Convención se presentó el pasado miércoles 23 de enero, cuando vencía el plazo para presentar las candidaturas. De hecho, el reglamento también estuvo carente de cualquier publicidad.

La portavoz de la Crida Nacional per la República, Gemma Geis. (EFE)
La portavoz de la Crida Nacional per la República, Gemma Geis. (EFE)

De este modo, la Crida Nacional per la República no solo nace con un importante déficit formal que algunos podrían calificar de déficit democrático, sino que además parece un producto teledirigido para que los más cercanos a Puigdemont mantengan el control de la nueva organización.

Acción política

Tal y como refleja una de las ponencias que se someterá hoy a votación, Carles Puigdemont se reserva la dirección política de la Crida en su calidad de "presidente impulsor". De manera que con Jordi Sànchez en la cárcel, Antoni Morral solo acabará siendo la correa de transmisión de lo que dicte Waterloo.

Al principio ni la presidencia ni la secretaría general eran revocables, ahora lo serán pero en función de un reglamento que por ahora se desconoce

El presidente y el secretario general de la Crida solo podrán ser revocados a través de un reglamento pendiente de aprobación y cuyo contenido aún se desconoce. En la Dirección Política solo la mitad de los 21 miembros pueden ostentar cargos públicos, según marca el reglamento del nuevo partido. Otra de las normas marca que tres de los 21 miembros sean cada uno de una de las tres corrientes oficiales en las que se estructura el movimiento: la socialdemócrata, la liberal y la de izquierdas.

Nuevo movimiento

La Crida nace como un nuevo movimiento paraguas. Quiere integrar a todos los partidos del independentismo. Pero por ahora, solo el PDeCAT está negociando una integración. La CUP se ha negado a sumarse y ERC prefiere mantenerse al margen. Incluso miembros de la dirección de la Crida han decidido presentarse a elecciones por su cuenta, como es el caso de Ferran Mascarell con la alcaldía de Barcelona.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios