en salamanca, ante 5.000 expertos de 58 países

La teoría de que Colón era catalán se cuela en el gran congreso de historia de América

Una asociación que defiende que Colón era catalán y que salió rumbo a América del Bajo Ampurdán dará dos charlas en Salamanca asegurando que la historia ha sido manipulada

Foto: Fotomontaje: EC.
Fotomontaje: EC.

Cristóbal Colón se llamaba en realidad Cristòfor Colom y no era genovés, sino catalán. Sus carabelas tampoco salieron a descubrir América desde Palos de la Frontera, como se cree desde el siglo XV, sino desde Pals, una pequeña villa del Bajo Ampurdán, en Cataluña.

¿Suena disparatado? Es lo que defienden desde el Cercle Català d'Historia, una asociación fundada en 2008 que se encarga de difundir e intentar demostrar el origen catalán del conquistador y de su misión. Aseguran, en contra de toda la comunidad de historiadores, que con el paso de los siglos, el rastro histórico ha sido sistemáticamente borrado para ocultar “la realidad de su origen” por motivos políticos.

El Congreso de Americanistas se celebra cada tres años en alguna parte del mundo, y congrega a miles de expertos de varios países

Hasta ahora han pasado desapercibidos fuera de Cataluña, pero este centro —y sus teorías— está presente esta semana en el 56º Congreso Internacional de Americanistas, el encuentro más importante a nivel mundial de investigadores centrados en la historia de América, que se remonta a 1875 y que en esta ocasión se celebra en la Universidad de Salamanca. En cinco días, 5.000 expertos de 58 países diferentes aportan sus avances en investigaciones relacionadas con la historia americana.

Los miembros del Cercle darán dos ponencias en la jornada del viernes. Es la segunda vez que acuden a este congreso, después de pasar por Viena en 2012, y reconocen que sus teorías se reciben con cierta sorpresa y que son tildados de “políticos” por sus argumentaciones. “Hay un enorme desconocimiento y, como es normal en cualquier país, los estados suelen controlar las lineas de pensamiento, es una manera de defensa”, asegura Joaquim Ullan, presidente de la asociación y uno de los ponentes que acuden a Salamanca. “Todo el mundo es consciente de que la cuestión colombina es básicamente de Estado, que escapa a la historia en sí, y que cada uno ha contado lo que quiere o le interesa”.

Hermano de un 'president'

“Sabemos por la historia oficial que [Colón] era un hijo de un trabajador de la lana, inculto, plebeyo... Que consiguió llegar hasta los reyes católicos y otras cortes europeas, y pidió conquistar unas tierras y llegar así a virrey, almirante y gobernador de esas tierras. Eso es un poco impensable, pero lo presentan así en los libros del colegio. [...] Pensemos que los textos que tenemos de aquella época son copias de copias, que no son los originales, los originales se han perdido casi todos. Es muy extraño, pero es así”.

Con esta introducción presentan la base de sus teorías sobre el origen catalán del descubrimiento en su página web, donde anuncian también 'tours' por la Barcelona paranormal. Se fundamentan sobre todo en dos cuestiones. La primera, que Cristobal Colón pertenecía a la familia burguesa Colom, originaria de Barcelona y a la que pertenecía, por ejemplo, el presidente de la Generalitat entre 1464 y 1467, Francesc Colom, que sería hermano del descubridor. “No provenía de una familia cualquiera, ni era un plebeyo como nos han contado, sino que era una familia muy importante de Barcelona”, explica Ullan. Sin embargo, esta tesis fue rechazada en 2006 por el Centro de Estudios Colombinos, puesto que el hermano de Francesc al que se le atribuía la identidad de Colón murió en 1484, una década antes de que el almirante cruzase el océano.

Desde el Cercle aseguran que los documentos que han llegado a la actualidad son "copias adulteradas y manipuladas"

Pero no es la única 'prueba' que según ellos avala la teoría sobre la familia. Eva Sans, la otra ponente que acude a la cita internacional, firma un estudio que asegura demostrar cómo el apellido Colom fue falsificado por el de Coloma en un libro de escudos heráldicos que data del siglo XVIII. Supuestamente, al escudo con un pájaro que lleva la leyenda 'Colom' se le añadió posteriormente una 'a' que no se refleja en el índice del libro histórico, por lo que Sans deduce que “deja clara la intencionalidad del autor-falsificador de borrar y eliminar el origen noble de los Colom, para desvincularlos de los otros linajes nobles catalanes y hacerlos desaparecer de nuestra propia historia”. Esta semana también defenderá que el maltrato a los indios no empezó con la llegada —según su versión, de los catalanes— a América, sino unas décadas después. "Es un poco lamentable que pasen los siglos y no se estudie correctamente la realidad de lo que sucedió en el primer momento", asegura.

A la izquierda, el escudo supuestamente falsificado. (Eva Sans)
A la izquierda, el escudo supuestamente falsificado. (Eva Sans)

El origen de este “vacío documental” sobre la procedencia de Colón, defienden, se remonta nada más y nada menos que a Felipe II. “La corte castellana se hace con el control por primera vez de todos los estados peninsulares. Y en Castilla nadie le pone pegas al soberano, pero las cortes catalanas sí, y ahí empieza el problema”, añade Ullan. Sí se fían, sin embargo, de otro documento manuscrito por Colón —o Colom— que ha servido como base para supuestamente demostrar que la lengua materna del almirante era el catalán y no el italiano.

Pals y no Palos

Pero el apellido de Colón no es la única prueba que sostienen desde el centro Cercle para respaldar sus teorías. Defienden también que el lugar de partida de las carabelas rumbo a América no fue Palos de la Frontera, en Huelva, sino Pals, en la baja Ampurdán, y que la ciudad de Huelva supuso simplemente una escala.

“La historia oficial siempre ha supuesto que sale de Palos, pero la descripción que se hace en los documentos de entonces no tiene nada que ver con el Palos que conocemos: no era una ciudad real ni estaba fortificada, pero Pals sí”, añade Ullan. Además, aseguran que esta semana en el congreso aportarán como prueba un documento “conocido pero que no ha tenido relevancia” hasta ahora: la carta de un embajador italiano desde Granada al duque de Venecia, en el que le comenta haberle encargado una carta náutica a la escuela de navegación de Palos. “Le dice que le costará hacérsela llegar porque hay 700 millas de distancia, y entre Granada y Palos de la Frontera no hay esa distancia, pero sí con Pals. Cada uno que saque sus conclusiones”, dice Ullan. El hecho de que hasta hace unos años se pensase que Pals no tuvo puerto, cuando no era así, también consideran que respalda sus teorías como lugar elegido para poner rumbo a América.

Sobre el orígen de Colón ha habido mucho debate y polémica, pero hace tiempo que está totalmente asentado que era genovés

Entre los historiadores, el Cercle es un viejo conocido por las "disparatadas" teorías que defiende y que, explican, carecen de fundamento. “Es un disparate absoluto. Sobre los orígenes de Colón ha habido mucho debate y polémica, pero hace mucho tiempo que está totalmente asentado y aceptado que fue genovés. Cualquier otra cosa solo tiene cabida en programas como el de Iker Jiménez”, explica Luis Otero, catedrático de Historia de la Universidad Complutense, quien asegura haber oído antes ambas teorías: “Está dentro de las tonterías que se oyen por parte de todos los nacionalismos, que buscan antecedentes y orígenes de sus respectivas naciones hasta en Adán y Eva, y si hace falta más atrás. Y lo de que Colón inicia su viaje desde cualquier sitio que no sea Huelva es completar el 'delirium tremens', está tan comprobado como que el sol sale por levante”.

Pero para el Cercle Catalá d'Historia todo lo que se sabe hasta ahora se basa en una manipulación histórica, como sigue narrando el vídeo que pueden ver más arriba: “Lo que ha llegado hasta ahora son copias adulteradas y manipuladas. ¿Qué ha pasado? ¿Quién escribía estas crónicas? Los cronistas que estaban bajo las órdenes de un rey que marcaba y censuraba todos sus escritos, influenciados por las políticas del soberano. Así vemos cómo se controlaba la información de aquella época, que no es distinto a como se hace hoy en día”.

Este vídeo sirve además de promoción para las visitas turísticas por Pals, que, además de las de Barcelona, les sirven para financiar sus investigaciones, junto al mecenazgo y los socios. “No tenemos subvenciones de nadie. En Palos sí se ha hecho financiación del Estado para hacer excavacaiones arqueológicas, pero aquí nada, lo estamos haciendo todo nosotros”, se queja el presidente. Ni siquiera la Generalitat les ha aportado recursos para continuar con sus investigaciones, aunque los han solicitado. Además, su actividad está muy vinculada a los círculos del independentismo y por ejemplo el pasado mes de diciembre participaron en una mesa redonda para abordar las estrategias del proceso de independencia después del 21-D.

En esta ocasión presentarán sus conclusiones en Salamanca ante miles de visitantes. El coordinador del congreso, Francisco Sánchez, reconoce no conocer todavía las teorías que defienden. “Son dos ponentes más de los 5.000 que va a haber, no tiene especial relevancia. La gente valorará su posición y si es poco seria, caerá por su propio peso”. La participación en estas jornadas, que duran toda la semana, es abierta, lo que para Otero supone un problema por el escaso control que hay para la difusión de argumentos como los que defiende el Cercle: “Si no hay un proceso de depuración, puede ocurrir que se utilice el congreso para que teorías disparatadas ganen credibilidad y parezca que se sitúan en el debate, que tienen un respaldo. Hay que tener un poco de cuidado, igual que sucede en los científicos”.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
88 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios