EL PERIODO DE VOTACIÓN SE ACABA ESTE LUNES

Seis candidatos se disputan el liderazgo de Podemos en Cataluña

El principal escollo que ha tenido el proceso de primarias ha sido la impugnación de la candidatura de Domènech. Finalmente, fue la Comisión de Garantías Estatal quien dio por buena su lista

Foto: Xavi Domènech, arropado por Pablo Iglesias en un acto electoral de 2015. (EFE)
Xavi Domènech, arropado por Pablo Iglesias en un acto electoral de 2015. (EFE)

Podemos escoge en estos días a su dirección en Cataluña en una votación que se abrió el pasado jueves y que termina este lunes. En total, 57.592 inscritos pueden escoger entre seis candidatos a la secretaría general, seis listas al Consejo Ciudadano y 12 aspirantes a miembros de la Comisión de Garantías Democráticas. Los resultados de las votaciones se conocerán el próximo miércoles, pero hasta entonces las espadas están en alto y el combate se prevé disputado. Todos, sin embargo, tienen algo en común: añoran el movimiento 15-M y miran hacia atrás con la esperanza de recuperar valores que parecen ya perdidos.

El pasado miércoles, dos de las candidatas abandonaron el principal debate entre oponentes, disconformes con las “interferencias” de la organización estatal de Podemos. Las elegibles habían impugnado la candidatura de Xavier Domènech porque este (que es el líder del grupo parlamentario de Catalunya en Comú-Podem) también ostenta el cargo de líder en Catalunya en Comú, un partido en el que se encuadran los comunes de Ada Colau. Las candidatas Celia Cánovas y Mercedes Gil argumentaban que difícilmente se podrá determinar cuándo Domènech hable en el futuro en nombre del partido Catalunya en Comú o cuándo hable en nombre de Podemos.

Fue la Comisión de Garantías Estatal quien dio por buena la candidatura el 24 de marzo, lo que ocasionó duras críticas de intervencionismo

El principal escollo que ha tenido el proceso de primarias ha sido, precisamente, la impugnación de la candidatura de Domènech. Finalmente, fue la Comisión de Garantías Estatal de Podemos quien dio por buena la candidatura el pasado 24 de marzo, lo que ocasionó duras críticas de intervencionismo por parte de otros candidatos. “Se han respetado las reglas y el órgano superior, al final, dijo que estaba bien y hay que respetarlo. Es como cuando en la justicia apelas a un tribunal superior. La decisión del más alto es la que se tiene en cuenta, coincida o no con la del de más abajo”, explican fuentes internas de Podemos a El Confidencial.

La senadora Celia Cánovas, la hasta hace poco dirigente Noelia Bail y los militantes Cristian Medrano, Mercedes Gil y Guillermo Álvarez son los otros aspirantes, aunque el favorito es el propio Domènech. Desde algunos sectores, se quejan de que “el objetivo es atacar a Xavi Domènech, porque es el que tiene más experiencia, es el más conocido y el que parte como favorito”.

La sucesora de Dante Fachin

Lo cierto es que Noelia Bail tiene también experiencia. De hecho, está considerada una candidata continuista con la política del anterior líder, Albano Dante Fachin, que dejó el partido hace unos meses. Bail es criticada por otros candidatos porque formaba parte del equipo que ha estado gobernando Podem el último año y medio “y no han hecho nada”. Una de sus características es su posicionamiento combativo ante el Podemos estatal. “Quiere una posición más enfrentada con Podemos estatal y es partidaria de que las organizaciones territoriales sean más independientes, que tengan más margen de maniobra y las manos más libres para decidir por sí mismas”, destacan. Ese fue también el planteamiento de Dante Fachin hasta su abrupta salida de la formación.

El exsecretario general de Podem Albano Dante Fachin. (Foto: EFE)
El exsecretario general de Podem Albano Dante Fachin. (Foto: EFE)

Domènech, en cambio, tiene un equipo que “recoge más sensibilidades y es más partidario de una relación compenetrada con la organización estatal, porque estamos en un proyecto global y eso se ha de notar”. El actual líder parlamentario lanza con su candidatura un aviso a navegantes: “Podem Catalunya ha vivido un proceso de desestabilización interna que nos ha impedido desplegar nuestra fuerza en Cataluña. Es el momento de corregir errores y de encarar el futuro con el objetivo de hacer de Podem una herramienta fuerte y organizada por todo el territorio”. Se refiere, con ello, a la tempestuosa relación que el anterior líder tuvo no solo con la organización estatal de Podemos, sino con las propias estructuras del partido en la comunidad.

En su intervención del miércoles atacó a sus rivales para que nadie le pueda discutir su legitimidad: “Me llamo Xavi Domènech. Vengo del 15-M".

En su intervención del pasado miércoles atacó a sus rivales para que nadie le pueda discutir su legitimidad: “Me llamo Xavi Domènech. Vengo del 15-M. Vengo de las luchas para que no cierren hospitales, de la lucha de clases para que no echen gente a la calle. Vengo de ser el candidato que ganó las dos últimas elecciones generales. Me presento a secretario general de Podem Catalunya. Me presento porque vengo de ese grito y esos movimientos”. De este modo quiso rebatir gráficamente las críticas de sus oponentes. Y nadie, ante su currículo, le puede discutir esa legitimidad aunque las críticas que se le echan en cara tienen que ver con su poca implicación en la vida interna del partido… al menos hasta el momento.

Bail, por su parte, está considerada una candidata ‘dura’. “Ha llevado la sección de feminismo de Podemos y ahí hacía falta cargar más las tintas. Por esa labor quizá le falte un poco de mano izquierda”, explican de ella. En su ideario, tiene como prioridades “crear una estructura feminista, justa y una organización cohesionada”. Y recuerda: “Repartidas por Cataluña, luchamos con dignidad y aprendimos que no hay batalla imposible. Que la política, o la haces o la hacen por ti. Desde una práctica feminista, asumimos que el poder colectivo es un motor de cambio e impulso para tomar nuestras propias decisiones. Podemos es una herramienta para situar a la ciudadanía en el centro de la vida política, no para acumular y ocupar cargos”.

Reclamando el 15-M

La senadora Celia Cánovas, por su parte, apuesta por crear un partido que sea “el altavoz de la calle”. Quiere un Podemos “inclusivo y feminista” y reclama el espíritu del 15-M. “Nuestro objetivo no es un partido político, sino una nueva forma de hacer política. Y pensamos que ha llegado la hora de empezar a mirar el mundo con ojos de mujer”.

Mercedes Gil, por su parte, asegura en su ideario que necesitan "un proyecto fuerte que nos devuelva las ganas de seguir adelante” y critica que “nos equivocamos de enemigo y nuestras energías han ido a parar a las divisiones internas, denuncias, malentendidos entre compañeros, difamaciones, injurias, calumnias, guerras de telegramas inacabables…”. Gil apuesta por “recuperar aquellos elementos que marcaron la diferencia con respecto a los demás” y asegura que “es fundamental lograr un entendimiento básico en el que a partir de la cesión de unos y otros se pueda establecer un marco de convivencia nuevo, de transición, que en un futuro cercano permita evolucionar hacia un escenario radicalmente democrático”.

Guillermo Álvarez aboga, en su caso, por un Podem fuerte “que se dirija con autonomía, sin interferencias de otros partidos y sin la adscripción de ninguna corriente interna”, un partido “en el que se prohíban las listas plancha, obligando a realizar procesos de primarias, con una gestión honesta y transparente”. Y, por último, Cristian Medrano traza los principales rasgos de un partido “que no es independentista y defiende la democracia”, por lo que apuesta por “un referéndum pactado a nivel estatal”. También está a favor de “volver a las movilizaciones multitudinarias como las reivindicaciones de los pensionistas el 8-M”.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios