Investidura Cataluña 2018: Este es Lluís Escola, el mosso expedientado tras escoltar a Puigdemont en Bruselas. Noticias de Cataluña
se le ha abierto un expediente

Este es Lluís Escola, el mosso expedientado tras escoltar a Puigdemont en Bruselas

Teniendo en cuenta que el expresident lleva en Bruselas más de 100 días y que el agente le ha acompañado, habría disfrutado de más días libres de los que le corresponden por convenio

Foto: Lluís Escola, a la izquierda de Puigdemont. (Efe)
Lluís Escola, a la izquierda de Puigdemont. (Efe)

Lo que más llama la atención de su aspecto es una cicatriz que recorre su mejilla derecha. Desde hace más de 100 días, el sargento de los Mossos d'Esquadra, Lluís Escola, acompaña al expresident de la Generalitat Carles Puigdemont en su periplo por Bruselas. Escola -que ha alegado durante este tiempo que está de vacaciones disfrutando de sus días libres y sus horas extra acumuladas- será apartado del servicio de escoltas.

Para poder ejercer este encargo Escola podría haber acumulado un número de días que no le corresponden por convenio. Sin embargo, como está de vacaciones no ha podido ser sancionado, pero ahora, al haber consumido más días de los establecidos, la dirección de los Mossos d'Esquadra le ha abierto un expediente disciplinario y podría ser sancionado. De esta manera, Lluís Escola deberá volver a Cataluña, ya que tiene un nuevo destino: Seguridad Ciudadana. Aunque su regreso no es inminente.

Si finalmente es sancionado, se le podría aplicar la consideración de falta muy grave, que podría suponer hasta seis años de inhabilitación además de la retirada total del sueldo, según establece el reglamento de los Mossos d'Esquadra. Hasta ahora, ha cobrado su salario, que es pagado por la Generalitat de Cataluña.

Se desconoce la fecha concreta en la que Escola llegó a Bélgica, aunque si no lo hizo a la vez que Carles Puigdemont fue solo por unos días


Sargento del área de escoltas de los Mossos, Escola fue quien presuntamente dio cobertura y ayudó a Puigdemont a huir de Cataluña y refugiarse en Bélgica después de que el 'expresident' activara la declaración de independencia y el Gobierno diera luz verde a la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Se desconoce la fecha concreta en la que llegó a Bélgica, aunque si no lo hizo a la vez que Puigdemont fue solo por unos días. Hay quienes incluso afirman que Escola fue el que le llevó a Marsella, ciudad en la que Puigdemont cogió un vuelo dirección Bruselas.

Sin embargo, esta no es la primera vez que Escola aprovecha su condición de mosso para escoltar a personajes conocidos fuera de su horario de trabajo. Tal y como publicó 'El Mundo', llegó a pedir una excedencia para encargarse de la seguridad de los jugadores del FC Barcelona cuando el exdirector general de los Mossos d'Esquadra, Xavier Martorell, pasó a formar parte del equipo de Joan Laporta durante su presidencia como jefe de seguridad del club blaugrana.

Matamala, el otro 'escolta' de Puigdemont

Josep Maria Matamala. (EFE)
Josep Maria Matamala. (EFE)

​Pero Puigdemont no solo está escoltado por Escola, sino que tiene un séquito digno de un mandatario político en activo. Junto a él, y en varias ocasiones, se ha visto a su gran amigo Josep Maria Matamala Alsina.

Conocido en su entorno como 'Jami', se trata de un empresario catalán dedicado a la organización de ferias gastronómicas y exconcejal en el Ayuntamiento de Girona entre 1987 y 1995, fechas en la que era alcalde el socialista Joaquim Nadal. Poco después, fue 'conseller' de Pasqual Maragall.

Con él era con quien Puigdemont se estaba tomando un café en un local de Bruselas mientras Junqueras y ocho de sus 'exconsellers' declaraban ante la Audiencia Nacional. Ese mismo día, todos ingresaron en prisión. Además, Matamala fue quien le acompañó también a Copenhague, donde dio una charla el pasado mes de enero.

La relación entre ambos se remonta a principios de los 90, cuando Puigdemont ejercía de periodista. En un artículo, el expresidente de la Generalitat criticaba al entonces candidato por CiU a la alcaldía de Girona, Josep Arnau, una pieza que molestó a 'Jami', quien fue a verlo. De este inicial desencuentro nació la amistad que aún los une. Para encontrar un nuevo nexo hay que avanzar hasta 2006, cuando CiU cambió su candidato a la alcaldía, Carles Mascort, por Carles Puigdemont; una elección que no gustó del todo a Artur Mas. La opción de Puigdemont no le salió mal a CiU y Matamala y él entablaron una relación personal en la que el empresario pasó a ser su confidente y amigo.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios