Borràs y Mundó amagaron con dimitir

Consejeros de Puigdemont se rebelan y limitan su apoyo a la independencia

Santi Vila estudia cómo dejar el Govern antes de la sesión del Parlament del jueves, y del mismo modo Forn ha dejado claro que no mandará a los Mossos contra la Guardia Civil

Foto: El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont (i), y el 'conseller' Santi Vila. (EFE)
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont (i), y el 'conseller' Santi Vila. (EFE)

Crisis de gobierno a la vista para el presidente catalán Carles Puigdemont. El 'conseller' de Empresa i Coneixement, Santi Vila, estudia la forma de desmarcarse de los planes soberanistas del 'president'. Santi Vila es amigo personal de Puigdemont, fue alcalde de Figueras, pero su talante es más conservador y no comparte la estrategia rupturista del actual equipo.

Portavoces de la Conselleria de Empresa i Coneixement han desmentido que Santi Vila haya puesto sobre la mesa su carta de dimisión y que las diferencias con el actual Ejecutivo catalán sean tan profundas.

Las razones de los recelos dentro del Govern son las enormes responsabilidades personales que supone el plan de resistencia al que se ha abonado Puigdemont, y que pasa por declararse en rebeldía, no reconocer al Gobierno español y hacer llamamientos a la resistencia pasiva de los miembros de ANC y Òmnium. Además, se pretende que el próximo jueves los 72 diputados independentistas voten en el pleno una declaración de independencia. Vila no es diputado y no tendría que votar, pero ya ha expresado de forma pública en el Consell Executiu que discrepa de la línea general.

Consejeros de Puigdemont se rebelan y limitan su apoyo a la independencia

Ante este escenario, otros 'consellers' han avanzado a Puigdemont sus límites, si bien han aceptado seguir en el Govern, en responsabilidad con el proyecto soberanista. Está por ver la manera con la que Puigdemont mantendrá la unidad de su equipo en un día como hoy que hay Consell Executiu.

Del mismo modo, el titular de Interior, Joaquim Forn, ha dejado claro que sí votará en el pleno del Parlament pero que no está dispuesto a dirigir los Mossos contra la Guardia Civil en un escenario de confrontación en los días posteriores.

Forn y Vila no son los únicos. Les acompañan la 'consellera' de Governació, Meritxell Borràs, y, sorpresa también, el republicano Carles Mundó, 'conseller' de Justicia, quienes también han mostrado dudas. Sería el primer hombre del equipo del presidente de ERC, Oriol Junqueras, que marca distancias con el movimiento separatista.

La 'consellera' de Gobernación de la Generalitat, Meritxell Borràs. (EFE)
La 'consellera' de Gobernación de la Generalitat, Meritxell Borràs. (EFE)

Tres 'consellers' —Borràs, Mundó y Vila— ya habían comunicado a Puigdemont su incomodidad durante los últimos días. Este martes hay Consell Executiu y habrá que ver qué hace Puigdemont y si anuncia algo al respecto. Portavoces de Presidencia han declinado hacer declaraciones. El Confidencial ya avanzó ayer que muchos 'consellers' estaban dudando acerca de la dinámica insurreccional iniciada por Puigdemont y jaleada por la CUP.

También hay fieles

Pero también hay fieles. Puigdemont no está solo. El leal Jordi Turull, 'conseller' de Presidencia, sigue a su lado. Y la más fanatizada es la 'consellera' de Ensenyament, Clara Ponsatí. Ha sido la última en llegar, pero no tiene dudas. Al contrario, ofrece planes: Ponsatí, por ejemplo, le ha propuesto a Puigdemont eliminar las tasas universitarias o anular los peajes en las autopistas 'concesionadas' por la Generalitat, dentro de un paquete de medidas populares y populistas para mantener vivas las movilizaciones en la calle, que son las que pueden marcar la diferencia en el nuevo escenario de la aplicación del artículo 155 y la consiguiente suspensión de la autonomía en Cataluña.

La 'consellera' de Ensenyament, Clara Ponsatí, ha propuesto a Puigdemont aplicar medidas populistas como suprimir los peajes o las tasas universitarias

Esta estrategia de Puigdemont también supone riesgos para los diputados de Junts pel Sí. En la formación, se considera que, al votar, los 72 diputados independentistas se solidarizan con Puigdemont. Y que avalar en el Parlament su declaración de independencia complicará mucho la actuación del fiscal que, en teoría, no podría denunciar por sedición y rebeldía a todos los diputados independentistas, incluyendo los 10 de la CUP.

Pero como apuntan fuentes jurídicas consultadas, pensar que el fiscal general se cortará por encausar a 72 diputados cuando lo ha hecho con 700 alcaldes tiene un punto de inocente. Lo que pasa es que los 72 diputados son aforados. Y, por tanto, los ha de juzgar el Tribunal Supremo. Precisamente, el mayor riesgo en el que incurre Puigdemont es que algunos diputados o miembros de su Govern se inhiban para no afrontar una aventura en la que terminarán en la cárcel, inhabilitados y con su patrimonio embargado. Por eso podría haber más diputados que, al final, no votasen la declaración de independencia.

Más peticiones de elecciones

Por otra parte, el Círculo de Economía se sumó ayer a la petición de elecciones. En un comunicado, señalan: “Ante esta situación tan crítica, consideramos que la única alternativa para evitar el escenario señalado, y para reconducir las aspiraciones de unos y otros por el cauce de la normalidad y la legalidad, es que, descartada una DUI, se convoquen de manera inmediata elecciones autonómicas”. La entidad que preside Juan José Brugera se sumó a las voces que demandan elecciones para evitar la escalada en la que está inmersa Cataluña y que ha supuesto la marcha de más de un millar de empresas, que han trasladado sus sedes fuera de esta comunidad. “Nos jugamos en ello los avances sociales, políticos y económicos alcanzados durante nuestra vida en democracia”, han advertido desde el Círculo.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
65 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios