Vídeo de los policías de Pineda: "Viva España, viva Cataluña, viva el Rey y la Guardia Civil"
  1. España
  2. Cataluña

Vídeo de los policías de Pineda: "Viva España, viva Cataluña, viva el Rey y la Guardia Civil"

"Más cerebro, menos gimnasio", "Fuera las fuerzas de ocupación" y "Esto es una democracia" son algunas de las consignas que corean los manifestantes

Foto: Policía Nacional en los hoteles de Pineda de Mar (REUTERS)
Policía Nacional en los hoteles de Pineda de Mar (REUTERS)

"Viva España, viva Cataluña, viva el Rey y la Guardia Civil", son algunos de los gritos que aclamaron los policías que permanecen en el interior de varios hoteles de Pineda de Mar, ante el acoso de unas 400 personas que permanecen concentradas a las puertas de los mismos, que hospedan a agentes antidisturbios de la Policía Nacional, en una protesta que transcurre con momentos de tensión tras un cordón policial montado por los Mossos d'Esquadra.

En principio, los agentes deben abandonar hoy los hoteles de Pineda donde se alojan porque según el gerente de los establecimientos el Ayuntamiento les obliga a hacerlo "bajo la amenaza de cierre durante cinco años".

Los concentrados, que permanecen a unos metros de la entrada de los dos hoteles de Pineda de Mar, corean consignas e insultos hacia la Policía Nacional, especialmente cuando alguno de los agentes que se hospeda en los hoteles se asoma por el balcón.

Los concentrados, que permanecen a unos metros de la entrada de los dos hoteles de Pineda de Mar, corean consignas e insultos hacia la Policía Nacional, especialmente cuando alguno de los agentes que se hospeda en los hoteles se asoma por el balcón.

Agentes de la Policía Nacional, una decena de ellos de uniforme, se han apostado a las puerta de los hoteles para protegerlos de los manifestante concentrados, mientras un segundo cordón montado por los Mossos d'Esquadra les impide aproximarse a las puertas de los establecimientos.

"Más cerebro, menos gimnasio", "Fuera las fuerzas de ocupación" y "Esto es una democracia" son algunas de las consignas que corean los manifestantes, que están blandiendo urnas que se pasan de mano a mano mientras gritan "esta es nuestra arma".

El jefe del contingente alojado en uno de los hoteles asediados informa a los policías que estaban a punto de irse que finalmente se quedan, lo que provoca el aplauso de los funcionarios.