La alcaldesa de Calella levanta la polémica en redes sociales tras expulsar a la Policía
  1. España
  2. Cataluña
tras el referéndum del 1-o

La alcaldesa de Calella levanta la polémica en redes sociales tras expulsar a la Policía

Montserrat Candini ha sido duramente criticada después de anunciar que los agentes de las fuerzas de seguridad no autonómicos serían expulsados de su pueblo

Foto: La alcaldesa de Calella levanta la polémica en redes sociales tras expulsar a la Policía
La alcaldesa de Calella levanta la polémica en redes sociales tras expulsar a la Policía

La alcaldesa de Calella, Montserrat Candini i Puig, se ha convertido en objeto de la crítica en las redes sociales después de que el lunes, el día después de un referéndum marcado por un fuerte operativo policial, anunciara que su localidad, un pequeño pueblo turístico ubicado en el norte de Barcelona, estaba expulsando de sus hoteles a los agentes de la Guardia Civil y de la Policía.

"A mí me han trasladado algunos bares que me han llamadoque han comunicado a sus trabajadores que a las personas que intuyan que son de las fuerzas de seguridad no se las servirá". Estas son las palabras que le han valido duras críticas a Candini, del PDeCAT. El domingo, en la puerta de un céntrico restaurante de Calella ya aparecía un cartel en el que se anunciaba que "no se sirve" a los agentes de "las fuerzas del orden público no autonómicas". La polémica estaba servida. Las presiones de Candini llevaron a la dueña de un hotel a expulsar a la Guardia Civil de su establecimiento.

En Twitter, muchos usuarios han criticado esta actitud y han llegado a calificar a la alcaldesa de fascista. Otros han ido más allá y han pedido boicotear, no solo a la edil independentista, sino también a "los productos catalanes". "¡Que se los coman con los Mossos! ¡Fuera, alcaldesa de Calella", decía otro usuario en esta misma red social.

Algunos han calificado la actitud y el trato de Candini hacia las fuerzas de seguridad de "asco y vergüenza", si bien la palabra "fascismo" ha sido una de las más utilizadas en las críticas:

La situación en Calella ha sido muy tensa, a pesar de que las votaciones del 1 de octubre se llevaron a cabo sin intervención de las fuerzas del orden. Sin embargo, ya por la noche, varios agentes salieron del hotel vestidos de paisando y cargaron sin previo aviso contra los manifestantes. "Iban con porras extensibles y tiraron al suelo a varios 'mossos'", señaló Albert Torrent, concejal de Seguridad.

Después de ser expulsados, los agentes han mostrado su indignación y dicce no entender que se tengan que marchar de un lugar "como si fueran forajidos".

Vídeo Redes Sociales Guardia Civil Noticias de Cataluña Independencia de Cataluña Referéndum Cataluña 1-O
El redactor recomienda