El líder de ERC gana perfil moderado para el post-procés

C’s y PSC piden a Junqueras explicar en el Parlament su incoherencia con los inversores

El vicepresidente económico podría negarse a acudir a la cámara catalana siempre que la CUP le arrope, pero los anticapitalistas todavía no se han definido en esta polémica

Foto: El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el vicepresidente, Oriol Junqueras. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el vicepresidente, Oriol Junqueras. (EFE)

El informe anual de la Generalitat para los inversores en deuda pública está trayendo cola. El PSC y C’s van a pedir que el vicepresidente económico, Oriol Junqueras, comparezca ante el Parlament para explicar por qué el documento sobre la deuda, si bien es riguroso, no casa para nada con las proclamas independentistas en el Parlament, tal y como ya avanzó El Confidencial la semana pasada. El socialista no ha sido el único grupo de la oposición que ha puesto el grito en el cielo en un día que ha estado marcado por Ley de Transitoriedad para desconectar de España.

Carlos Carrizosa, portavoz de C’s en el Parlament, ha manifestado que se pedirá a Junqueras que comparezca en la Comisión de Economía porque sorprende “que una cosa sea lo que se diga en inglés a los inversores y otra al resto de los catalanes”.

La portavoz del PSC, Eva Granados, ha explicado que “éste es el típico caso que hay en Cataluña, con dos realidades: una la oficial, para que todo funcione, y otra secreta, que no conoce nadie pero que sirve para lanzar soflamas”. Esto último en alusión a que Junts pel Sí y la CUP han explicado que han pactado una nueva Ley de Transitoriedad pero que no la registran en el Parlament para que no pueda ser recurrida por el Tribunal Constitucional.

“Ahora dicen que hay un documento que, por una lado, vincula la Generalitat al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) durante diez años, aunque ellos están diciendo que seremos independientes en 2017; y que, por otro lado, existen documentos secretos donde se explican el impacto para la deuda de la Generalitat que tendría la independencia de Cataluña. Pues esto, que venga Junqueras al Parlament y lo explique”, apunta Granados.

Para Carrizosa, “en el documento hay aspectos muy importantes además de la dependencia del FLA, como cuando se apunta las buenas perspectivas de Cataluña gracias a la economía española. Todo apunta a que es aquí donde dicen la verdad y el resto cuando engañan a los ciudadanos”.

Un único inversor

El documento en sí no dice nada falso. Pero pone en evidencia el discurso oficial de la Generalitat, supuestamente independentista. Desde la conselleria de Economía alegan que existen otras versiones del documento pero que las mismas no se hacen públicas para no desvelar la estrategia negociadora con el Gobierno español. Sin embargo, no constan reuniones con inversores en los últimos meses, y la Generalitat no organiza “road shows” pura y simplemente porque su deuda no vale nada y no tienen intención de llevar a cabo nuevas emisiones. Solo hay un inversor, como muestra el informe para los tenedores de deuda, y es el FLA.

El informe era el segundo que presentaba Junqueras como 'conseller'. Entre un año y otro no han cambiado tantas cosas. Pero en 2017, con un contexto centrado en la ruptura con España, sorprende tanto que se vayan a pedirse al FLA otros 7.400 millones el próximo ejercicio como que no haya ningún tipo de plan para volver a los mercados de deuda.

El documento coloca a la Generalitat en un dilema: o le están diciendo la verdad a los inversores de deuda pública o están mintiendo a la ciudadanía catalana

Para el diputado de CSQP Joan Coscubiela, “lo que refleja este documento es el mismo doble lenguaje que lleva usándose en Cataluña desde hace años. Hay un doble discurso y cuando se habla de números las cosas son lo que son. Precisamente nuestra enmienda a la totalidad a los Presupuestos de Junqueras se centraba en que se trata de unas cuentas sumisas envueltas en el celofán de la desobediencia”.

Silencio de la CUP

La CUP, por ahora, guarda silencio. Vinculan la aprobación de los Presupuestos de 2017 a otras cuestiones como la detención del regidor Joan Coma o el proyecto de BCN World, que a un documento en donde incluso la Generalitat elogia la reforma laboral del PP en España (pag.32). La CUP tiene la llave para permitir que Junqueras comparezca en el Parlament.

En contra de lo que podría parecer, la crisis no perjudica a Junqueras sino que le beneficia. Lo posiciona como el gran referente moderado y el interlocutor único para la fase post-procés. Con el PDECAT sumido en una crisis de identidad, las encuestas a favor y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, deseando volver a Girona, Junqueras se perfila como el futuro presidente catalán y el único interlocutor válido del independentismo con el Gobierno central.

Fuentes políticas apuntan que no es casual que Junqueras haya ido guardando silencios prudentes durante la última semana. El año que viene habrá elecciones en Cataluña y Junqueras es un independentista pata negra, con la autoridad suficiente para tirar del freno de mano y resituar la política catalana en una senda más moderada, sin abandonar el independentismo pero lejos de la montaña rusa de los últimos cuatro años.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios