El Gobierno estudia cómo evitar que Forcadell sea la ‘Mandela’ catalana
  1. España
  2. Cataluña
SE PRESENTARÍA COMO UNA NUEVA ‘MÁRTIR’ EL 11-S

El Gobierno estudia cómo evitar que Forcadell sea la ‘Mandela’ catalana

Ya hay, pues, debate ‘nacional’ sobre el tapete. Y una nueva víctima propiciatoria a la que el independentismo ha de salvar de los ataques del Estado español

Foto: La presidenta de la Asamblea Catalana, Carme Forcadell, en una manifestación en Barcelona. (Reuters)
La presidenta de la Asamblea Catalana, Carme Forcadell, en una manifestación en Barcelona. (Reuters)

Las posibles sanciones a la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, han desatado un sinfín de especulaciones sobre el futuro de esta (que teóricamente podría ser sancionada o hasta inhabilitada por el Tribunal Constitucional) e incluso sobre el propio ‘procés’. “Se ha llegado a un punto de inflexión. Los independentistas promueven en conflicto institucional porque a ellos les va bien. Todo lo que le vaya mal al Gobierno español les va bien a ellos. Por tanto, seguirán por este camino. Pero hemos de ser muy cuidadosos con los procedimientos utilizados para hacerles frente, porque su principal virtud es hacerse las víctimas”, explica a El Confidencial una fuente cercana al Gobierno central.

Otra fuente de la oposición en Cataluña aduce que “la estrategia independentista ahora será convertir a Carme Forcadell en la Mandela de Cataluña. Y así, ponerla en la cabecera de la manifestación del 11 de septiembre”. Un golpe de efecto, vamos. Un diputado de la cámara autonómica argumenta también que “lo que van a hacer, y lo han hecho en muchas ocasiones, está claro. Es de manual: provocar al poder para que una vez este reaccione, quejarse y así legitimar los pasos posteriores. Es una vieja táctica que se ha utilizado históricamente en política”.

La propia Forcadell, en una entrevista al canal 3/24 de la televisión autonómica, justificó que no hiciese nada por evitar la votación: “El pleno del Parlament es el órgano supremo y, cuando está constituido, es soberano. La Mesa y la Presidencia solo ordenamos el debate. Y en el pleno se ha de poder debatir de todo y, sobre todo, aquello que interesa y preocupa al conjunto de la ciudadanía”. Aprovechó, así, para atacar al Gobierno español por haber acudido al TC lamentando “que coarte la libertad de expresión del Parlamento y de los diputados” y que intente resolver judicialmente los problemas políticos del Estado.

De lo que no hay duda es de que la tensión ha aumentado tras la votación parlamentaria apoyando la secesión de España. Y todos coinciden en que “si el TC es duro ahora, empeorará la crisis institucional”. Sin embargo, también piensan que “los poderes del Estado no se pueden quedar de brazos cruzados y han de tomar la iniciativa”.

En algunos círculos políticos abogan por dilatar el proceso de estudio de las medidas y dejar pasar así el 11 de septiembre para arremeter contra Forcadell

Otra cosa es la estrategia a seguir. En algunos círculos políticos se aboga por afrontar el ‘choque de trenes’ imprimiendo más potencia a las medidas a adoptar. “Comenzar con inhabilitaciones haría que muchos se pensasen si vale la pena desobedecer las leyes desde cargos públicos”, subrayan. Pero reconocen que “también abona el campo para fabricar mártires de la causa, opción a la que son muy adictos los independentistas”.

En algunos círculos políticos son más eclécticos y abogan por dilatar el proceso de estudio de las medidas a adoptar y dejar pasar así el 11 de septiembre, Diada Nacional de Cataluña, para arremeter contra Forcadell. De este modo, afirman, quedará desactivada la posibilidad de que la puedan presentar como mártir en esa fecha tan señalada. “No es descabellada esta opción, porque están por medio las vacaciones de verano y a primeros de septiembre podría tomarse la decisión de convocar el pleno del TC para una semana o semana y media después y tomar una determinación”.

En defensa de la presidenta

El tema, sin embargo, da alas a los independentistas ante la Diada Nacional de Cataluña del 11 de septiembre. Tras la resolución del Consejo de Ministros de este viernes de poner el asunto en manos del Constitucional para que examine si Forcadell cometió alguna irregularidad, el propio vicepresidente del Gobierno catalán, Oriol Junqueras (también presidente de ERC), salió en su defensa, subrayando que “la democracia está por encima de todo y desde el Govern velaremos para que sea así”, animando a seguir “construyendo la República catalana” También el diputado republicano Joan Tardà medió en el asunto: “No tenemos miedo y apoyaremos a nuestros representantes. Es en momentos como este donde se demuestra que el futuro de Cataluña depende de nosotros”.

Pero también la ‘sociedad civil’ independentista de Cataluña salió al encuentro de los periodistas con un nuevo comunicado conjunto. Esa ‘sociedad civil’ está formada por la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium Cultural y la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), la terna de siempre que formó parte de la candidatura de JxS. El comunicado señalaba que estas tres organizaciones “se oponen a aceptar las amenazas de los que niegan el derecho a decidir de los ciudadanos y denuncian el tono y las amenazas que día tras día hace el Gobierno español y que hoy se vuelven a evidenciar con la iniciativa de pedir al TC que anule la resolución aprobada por el Parlament”.

Así, el posicionamiento del Consejo de Ministros es aprovechado para decidir que la única vía que hay para solucionar el conflicto catalán es la “vía unilateral”. Cosa que, por otra parte, ya prevé su hoja de ruta. En tono épico, también reclaman “sentido democrático al Estado español y a sus instituciones” y piden “a todas las fuerzas políticas y colectivos con sentido democrático del Estado que no avalen esta vía de amenazas y den apoyo a una solución acordada que pase por un referéndum de independencia”. Por último, instan el Gobierno central a “pactar una fecha y una pregunta para concretar el ejercicio del derecho a decidir que tienen todos los ciudadanos con la celebración de un referéndum sobre la independencia, la única vía para evitar una colisión institucional”.

Ya hay, pues, debate ‘nacional’ sobre el tapete. Y una nueva víctima propiciatoria a la que el independentismo ha de salvar de los ataques del Estado español. La historia se repite hasta la saciedad en Cataluña y no deja de dar vueltas en torno a los mismos iconos.

Carme Forcadell Oriol Junqueras Esquerra Republicana de Catalunya (ERC)
El redactor recomienda