EL FUTURO DE ARTUR MAS SE DECIDE EL 3 DE ENERO

CDC sospecha que los ‘duros’ de la CUP forzarán nuevas elecciones este domingo

La formación antisistema decide mañana si permite que Mas sea presidente de la Generalitat, después del rocambolesco empate a 1.515 votos registrado la semana pasada

Foto: Artur Mas en un acto electoral del 17 de diciembre. (EFE)
Artur Mas en un acto electoral del 17 de diciembre. (EFE)

Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) se prepara para “lo que haga falta” tras la reunión de al cúpula de la Coordinadora d’Unitat Popular (CUP) de este fin de semana, donde deben decidir si facilitan la investidura o no de Artur Mas como presidente del nuevo Gobierno catalán. “El Consejo Político de la CUP está formado por los delegados territoriales. Y los territorios están controlados por el grupo de Endavant-OSAN, el núcleo duro. Por tanto, mucho nos tememos que los delegados territoriales lleguen condicionados a la reunión del domingo, que lleguen con el no en el bolsillo”, explican fuentes de Convergència a El Confidencial.

Desde el partido de Artur Mas se admite que existe alguna posibilidad de que se dé luz verde a la investidura. “Pero los duros tienen mucho poder en los territorios y no sabemos qué va a pasar el domingo”, subrayan las fuentes. Desde las filas convergentes se critica con dureza a los radicales por el pulso que han planteado. “Estos chicos se creen que se van a comer el mundo, pero se van a estrellar”, advierten.

También apuntan a que “tenemos encuestas internas que dicen que en unas nuevas elecciones, la CUP no suma votos. Incluso pueden bajar, porque en estos momentos tienen muchos votos prestados. Son votos que se desplazaron a la CUP para vigilar desde fuera el proceso y ahora los perderán, por lo que volverán a su electorado normal”.

Asamblea de la CUP de la semana pasada. (EFE)
Asamblea de la CUP de la semana pasada. (EFE)

Los dirigentes de CDC sostienen que la imagen de la CUP “ha quedado muy tocada después del espectáculo del 27 de diciembre [cuando, tras sucesivas votaciones, hubo un ‘empate técnico’ entre partidarios y detractores de la investidura de Mas]. Fue esperpéntico y ha dejado muy tocada la imagen de pureza del partido. Es una tomadura de pelo a sus votantes”.

Los radicales realizan durante este fin de semana las asambleas territoriales para tomar posiciones ante la reunión del Consejo Político del domingo. En realidad, se tratará de una sesión de dicho Consejo y del Grupo Parlamentario, formado por los 10 diputados electos en las elecciones del pasado 27 de septiembre. Pero para la toma de decisiones, la CUP pondrá en marcha un enrevesado procedimiento.

Cuatro propuestas a votación

Para empezar, se pondrán a votación las cuatro propuestas que ya se llevaron a la asamblea del 27 de diciembre: la primera es aceptar la propuesta de acuerdo político con Junts pel Sí (JxS) y aceptar “el Consejo de Presidencia encabezado por Artur Mas”; la segunda es rechazar la presidencia de Artur Mas y el acuerdo político, agotar el plazo de negociación y asumir que Cataluña va a nuevas elecciones “en el caso de que JxS no presente una alternativa a la presidencia”; la tercera es rechazar la propuesta de acuerdo político, proceso constituyente y hoja de ruta por la ruptura pero favorecer la investidura de Mas para evitar nuevas elecciones; y la cuarta, rechazar la presidencia de Artur Mas y el acuerdo y “trasladar a JxS la responsabilidad de buscar apoyos más allá del grupo parlamentario de la CUP a través de nuestra abstención en el pleno de investidura. Si JxS no obtuviese más apoyos [por ejemplo, de Podemos], asumir que vamos a unas nuevas elecciones”.

Artur Mas (c), durante la ofrenda floral a Francesc Macià. (EFE)
Artur Mas (c), durante la ofrenda floral a Francesc Macià. (EFE)

En la reunión de este domingo, se contarán los votos favorables a cada una, luego los votos en contra y finalmente las abstenciones. “Será aprobada aquella propuesta que obtenga la mayoría absoluta de los votos. En el caso de que más de una propuesta obtenga la mayoría absoluta de los votos, se pasará a una nueva ronda de votación hasta que salga aprobado un solo documento. En cada ronda de votación se abrirá un turno de debate. Se establecen un máximo de 3 rondas”.

Pero, ¿qué pasa si de nuevo se produce un inesperado empate? El secretariado nacional de la CUP propone dos alternativas: “Trasladar los resultados de la Asamblea Nacional a un posible nuevo pleno de investidura a través de o bien cinco votos favorables y cinco votos en contra o bien a través de la abstención de los 10 diputados de la CUP”. Con ello, Artur Mas no podría ser investido ‘president’. La otra alternativa es “dar dos votos a favor y 8 abstenciones, como traducción de la apuesta de la CUP por la independencia y un proceso constituyente y popular y de la oposición a la continuidad de las políticas de recortes y privatizaciones”. En este último caso, Artur Mas tendría garantizada la reelección como presidente catalán.

Lo que está claro es que este domingo es el día clave para el futuro político de Artur Mas. De la reunión de la cúpula de la CUP saldrá la decisión trascendental para su continuidad o un entierro político, ya que de no haber luz verde, y dado que no quiere ceder el privilegio de ser el candidato a otro dirigente político, agotaría el plazo legal y quedarían convocadas nuevas elecciones el día 10 de enero, que se tendrían que celebrar a primeros de marzo, aproximadamente.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios