Colau pedirá explicaciones por apartarla del Consorcio de la Zona Franca
  1. España
  2. Cataluña
Mañana, reunión entre ambas partes

Colau pedirá explicaciones por apartarla del Consorcio de la Zona Franca

La jugada de Montoro deja fuera de juego al ayuntamiento de la Ciudad Condal, que a su vez puede paralizar la mayor parte de las operaciones que CZFB quiera emprender, al necesitar sello municipal

placeholder Foto: Ada Colau. (EFE)
Ada Colau. (EFE)

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, pedirá explicaciones a los responsables del Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (CZFB) por haber apartado al ayuntamiento de cualquier tutela sobre este organismo a través de un triquiñuela legal, según han explicado fuentes municipales.

Mañana martes habrá una reunión entre ambas partes, si bien fuentes oficiales del Ayuntamiento no han querido confirmar si participará en la misma Janet Sanz, concejala de Urbanismo y persona de plena confianza de Ada Colau.

La semana pasada, El Confidencial desveló que los Presupuestos Generales del Estado incluían por primera vez un presupuesto del CZFB, una inmobiliaria de carácter público que entre otras cosas gestiona más de cinco millones de metros cuadrados de suelo municipal. La jugada deja las manos atadas al equipo de Colau, que no podrá influir en la gestión del Consorcio hasta 2017 como muy pronto. Se prevé que la reunión de mañana sea muy tensa, según han apuntado fuentes de ambas partes, porque la cogestión del consorcio entre el ayuntamiento y el Gobierno español tenía una tradición de medio siglo.

El Gobierno municipal considera que tras la jugarreta del Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, “la entidad ya parte de una situación anómala que atenta contra la autonomía local”. El patrimonio neto del CZFB suma 472 millones y es un importante instrumento de política industrial y de planificación urbana.

Estas mismas fuentes consideran que “la incorporación del presupuesto del CZF al Presupuesto tiene una trascendencia práctica muy limitada sobre la autonomía del consorcio y las prerrogativas del ayuntamiento. Pero desde el consistorio se lamenta un ejemplo más del centralismo del Gobierno estatal del PP que ataca la soberanía local. Por ello, no solo pediremos explicaciones sino que queremos revisar el modelo en su conjunto”.

Por tanto, al delegado especial del Gobierno en el CZFB, Jordi Cornet, puede haberle salido el tiro por la culata. O no, si su cálculo es que el PP perderá las elecciones del 20-D y que por tanto el marrón se lo comerá su sucesor.

Política de suma cero

Cornet y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, con su jugada presupuestaria marginaron a Colau y los suyos de cualquier posible maniobra en el consorcio. Lo hicieron a traición, ya que los Presupuestos se remitieron al Congreso en pleno mes de agosto, con Colau y su gente de vacaciones, lo que no ayuda en este momento a crear buen clima. Y, además, sin que el presupuesto remitido a Cortes pasara por el pleno del ente público.

Pero la alcaldesa también tiene sus cartas. Porque si Ada Colau, que formalmente es la presidenta del CZFB, ahora no puede tutelar el ente, este quedará formalmente bloqueado, ya que gran parte de sus políticas se llevan a cabo a través de permutas y recalificaciones que precisan de la complicidad municipal. Por tanto, es una política de suma cero. Si Colau no puede tocar el consorcio, este tampoco podrá desarrollar nuevas oportunidades de negocio. Un escenario en que todos pierden. Y otro ente público paralizado en Barcelona; uno más.

Alquileres y promoción

El CZFB vive de los alquileres y la promoción. Pero ha vendido sus mejores edificios, los que le aportaban más rentas. Y ahora la promoción dependerá de una complicidad municipal que tras los últimos acontecimientos se encuentra bajo mínimos. Con lo que a lo peor, el presupuesto de 2016 del CZFB no puede cumplirse, eso sí, por otras razones que las que temía el PP.

Consorcio de la Zona Franca Ada Colau Presupuestos Generales del Estado
El redactor recomienda