Ada Colau saca la tijera: renuncia a cobrar dietas y reduce las de la oposición
  1. España
  2. Cataluña
un ahorro de 150.000 euros

Ada Colau saca la tijera: renuncia a cobrar dietas y reduce las de la oposición

Tras asumir la presidencia del Área Metropolitana de Barcelona, la alcaldesa y miembros de Barcelona En Comú no cobrarán dietas y se ha reducido entre un 30 y un 40% las de otros partidos

placeholder Foto: La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. (Efe)
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. (Efe)

Casi una semana después de asumir la presidencia del Área Metropolitana de Barcelona -que incluye localidades como Hospitalet de Llobregat, Sabadell o Badalona- , Ada Colau ha sacado la tijera. En su objetivo de reducir al máximo el gasto de la Administración, la alcaldesa de la Ciudad Condal ha renunciado -así como los consejeros de Barcelona En Comú- a cobrar cualquier tipo de dieta y reducir entre un 30 y un 40% lasde las vicepresidencias, muchas de las cuales han quedado en manos de los socialistas.

Esta medida supone un ahorro de 150.000 euros, una cifra que multiplica por diez lo que el Ayuntamiento de Barcelona ahorró en la investidura de Colau pasando de 42.732 que desembolsó el Gobierno municipal de Xavier Trias en 2011 a los 27.717 euros.

En un comunicado remitido este miércoles por Barcelona En Comú, la gestión de Colau tendrá tres principios básicos, entre ellos la creación de una Agencia de Transparencia, el impulso de una auditoría para revisar el proceso de privatización de la gestión del agua y la puesta en marcha de un área que recogerá los aspectos más relevantes para los ciudadanos en diversos ámbitos.

Cambió un Audi por un monovolumen

La decisión de no cobrar dietas sigue al pie de la letra el código ético la formación liderada por la exactivista antidesahucios que, desde su llegada, los gestos en materia de reducción de gastos ha sido continua. La primera de ellas fue eliminar al máximo las dietas injustificadas, como las que se cobran por asistir a reuniones, y los coches oficiales. En este sentido, Colau decidió prescindir del Audi A6 de Xavier Trias para alquilar un monovolumen de siete plazas que utiliza en ocasiones y priorizando el uso del transporte público.

Otro de los recortes de Colau fue su sueldo como alcaldesa de Barcelona, algo que generó cierta controversia por el baile de cifras. Después de asegurar que cobraría 2.200 euros al mes si lograba la alcaldía, finalmente lo que suponía unos 43.000 euros brutos al año se trasformó en un sueldo de 80.115. Aunque este aumento fue muy criticado, desde Barcelona En Comú se aseguró que Colau donaría la diferencia mensual a entidades sociales que aún no se ha precisado. Sin embargo, la oposición fue más allá y obligó a la alcaldesa a cobrar los 100.000 euros como establece la ley diciendo 'no' a la congelación de retribuciones propuestas por Barcelona En Comú.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Ada Colau Xavier Trias Barcelona en Comú