LOS NACIONALISTAS DESATAN UNA ‘GUERRA’ CONTRA FERNÁNDEZ DÍAZ

“El ministro del Interior es quien promueve a radicales islamistas, no Convergència”

Mientras el Gobierno del PP trata de vincular radicalismo islámico e independentismo catalán, en las filas de Convergència Democràtica se rumia la venganza

Foto: El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. (EFE)
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. (EFE)

Las declaraciones del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en las que vinculaba el radicalismo islámico a la Fundación Nous Catalans, han desatado una guerra política de final impredecible. Las espadas están levantadas y mientras el Gobierno del PP trata de vincular radicalismo islámico e independentismo catalán, en las filas de Convergència Democràtica se rumia la venganza. De momento, acusan a Fernández Díaz de promover a un radical salafista para la cúpula de la Comisión Islámica de España.

Las palabras del ministro fueron secundadas por el portavoz parlamentario del PP en Cataluña, Enric Millo, que recordó que un dirigente de esa Fundación, Noureddine Ziani, fue expulsado de España en 2013 por sus ideas radicales salafistas. A otro de sus dirigentes, Khalid Shabaz, también se le intentó vincular al islamismo radical. Todo ello se produce en un momento en que los Mossos d’Esquadra han acometido una operación saldada con la detención de 11 yihadistas que planeaban realizar atentados en Cataluña. Ahora, desde las filas de CDC se contrarrestan las afirmaciones de los populares y se prepara el terreno para una cruenta batalla que tiene como fondo las elecciones municipales y autonómicas. Y en esa contienda, todo parece valer. “¿Tiene celos el ministro porque la operación antiyihadista la han hecho los Mossos? Que recuerde que ha sido dirigida desde la Audiencia Nacional. Lo suyo es de juzgado de guardia”, dice a El Confidencial un alto dirigente de CiU.

Fernández Díaz fue contundente e insistió en que “sé muy bien lo que estoy diciendo, sé que independentismo no es yihadismo en absoluto, pero sé muy bien también que con eso no se juega y que hacer proselitismo con determinadas personas para incrementar la causa del independentismo no es precisamente una actividad recomendable ni prudente”. ¿Cómo se ha de entender eso? Es fácil: “Hay una Fundación de CiU que se llama Nous Catalans, que en español es Nuevos Catalanes y que dirige Àngel Colom que tiene por finalidad captar a los musulmanes que residen en Cataluña a la causa del independentismo”. Puso el ejemplo de Zian, “expulsado por atentar contra la seguridad del Estado”.

?"ngel Colom rebate a Jorge Fernández Díaz

 

Àngel Colom niega todas las acusaciones. “Nous Catalans es una fundación que hace una labor más social y cívica que política. Trabajamos con más de 200 entidades de inmigrantes porque a Cataluña han llegado 1,5 millones de personas los últimos 15 años y es preciso ayudarles a que encajen. Yo prefiero usar ese término, encaje, en vez de integración. Es un proceso largo y complejo, en el que acompañamos a los sectores más activos de la inmigración para que la incorporación de los inmigrantes sea lo más normal posible”.

“El ministro miente”

Colom, que fue secretario general de ERC y delegado de la Generalitat en Marruecos, afirma a El Confidencial que “el ministro ha lanzado unas graves acusaciones como si Nous Catalans sólo trabajase con radicales islamistas, cuando eso es mentira. Fernández Díaz miente y manipula. Sus declaraciones forman parte de una intencionalidad política para vincular independentismo y yihadismo”. Y bastante trabajo tiene, afirma, con lo que ha de lidiar: hay casi 400.000 europeos llegados la última década y media de los que una buena parte son rumanos, rusos o ucranianos; casi 400.000 sudamericanos; casi 300.000 africanos del norte y entre 80.000 y 100.000 subsaharianos; y unos 250.000 asiáticos, la mayor parte chinos y pakistaníes.

El dirigente convergente explica a este diario que a Noureddine Ziani “le acusaron de bestialidades. Fue expulsado de España gracias a una orden administrativa y por decisión directa del general jefe del CNI, pero no demostraron ninguna de sus acusaciones. Es más: su esposa sigue residiendo aquí y ha interpuesto una demanda contra la expulsión, de la que no sé en qué estadio está”.

Querían atentar en Cataluña

 

También se refiere a Khalid Shabaz. “Un diario difundió una foto suya en un viaje a Pakistán, de donde es natural. En su región, es normal ir armado para defenderse de los ladrones y de los terroristas. Pues bien, vestido con el traje tradicional de la región, se hizo una foto junto a su hermano, que tenía un fusil. Por ello, lo vincularon al islamismo radical. Destacaban, además, que iba vestido ‘a lo Bin Laden’, obviando que era el traje tradicional de la región. Pero Khalid es un empresario que trabaja en Barcelona, muy serio y muy bien considerado, que había fundado además la Federación Catalana de Entidades Paquistaníes. Es una persona de mi confianza y jamás ha sido acusado de nada. Además, es actualmente el responsable de relaciones institucionales de la Fundación Nous Catalanas”. Por si fuera poco, en las elecciones autonómicas figuró en el número 79 de la lista de CiU.

Colom no se queda ahí. Asegura que “hay una campaña puramente política para vincular al extremismo con el independentismo y tratar de desprestigiarnos. Pero los radicales están en otro lado. A Noureddine Ziani, en realidad, lo expulsaron de España porque quería promover una federación catalano-musulmana al margen de la española. Por eso le acusaron de salafista y le echaron. Fue una expulsión política. Pero, en cambio, han puesto al frente del consejo islámico a Mounir Benjelloun, una persona salafista, vinculado a la organización Justicia y Caridad, que en Marruecos está prohibida. En otras palabras, han puesto a un radical a su frente, pero ese es su amigo. Es el ministro o el PP el que promueve a los radicales, no Convergència. ¿Cómo se comprende esto?”.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios