Así responderá la maquinaria jurídica a la ley de consultas catalana
  1. España
  2. Cataluña
se avecinan días de vértigo

Así responderá la maquinaria jurídica a la ley de consultas catalana

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, firmará el decreto de convocatoria de la consulta soberanista del 9 de noviembre el próximo sábado a las 10:00h

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto al presidente de la Generalitat, Artur Mas (GTRES)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto al presidente de la Generalitat, Artur Mas (GTRES)

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, firmará el decreto de convocatoria de la consulta soberanista del 9 de noviembre el próximo sábado a las 10 de la mañana, según ha explicado el diputado de la CUP en el Parlament David Fernández, a quien el propio Mas ha llamado este mismo jueves a mediodía para anunciárselo. De esta manera, la firma se producirá una vez pasado el Consejo de Ministros de este viernes y la comparecencia, por la tarde, del expresidente de la Generalitat y fundador de CDC Jordi Pujol en el Parlamento catalán.

Ese mismo día, Rajoy regresará de su viaje oficial de China a las ocho de la tarde. Sin embargo, no está previsto que se celebre ningún Consejo de Ministros ese sábado, ya que el Gobierno busca dar una imagen de normalidad de cara a la ciudadanía hasta el lunes, cuando finalmente sí se reunirán en un Consejo Extraordinario de Ministros. El único orden del día será la impugnación de la ley de consultas.

En ese mismo Consejo se pedirá el preceptivo dictamen al Consejo de Estado (un informe que no es vinculante), que, según fuentes consultadas por El Confidencial en ese órgano, lleva ya elaborado hace días, por lo que el mismo lunes 29 el Gobierno ya tendrá en su poder ese dictamen.

Vídeo: Sáenz de Santamaría pondrá en marcha "la maquinaria del Estado"

El martes 30 por la mañana, el Gobierno llevará al registro del Tribunal Constitucional la impugnación de la ley de consultas para que el máximo órgano constitucional lo debata. La intención del TC, según fuentes cercanas al tribunal, es mantener el proceso en el ámbito de la “normalidad” institucional y no abrir el registro de manera extraordinaria.

Por ello, el presidente del TC introducirá en el orden del día de la sesión ordinaria del Alto Tribunal el punto de la impugnación. En cuanto el órgano lo admita a trámite, a lo largo de ese martes, se producirá la suspensión cautelar automática de la ley de consultas catalana por un periodo de cinco meses, que serán prorrogables a discreción del TC hasta que emita su fallo.

Es decir, el martes 30 se habrá producido la respuesta jurídica del Estado al desafío de Mas. Eso sí, la respuesta política, que es la que puede garantizar una estabilidad a más largo plazo, no está en las manos del TC ni en el ordenamiento jurídico. Esa ha de llegar desde el Gobierno, quien se pondrá a trabajar en cuanto Rajoy aterrice en España.

Artur Mas Mariano Rajoy Cataluña Consulta catalana 1-O
El redactor recomienda