ICV romperá el bloque soberanista si Mas declara la independencia unilateralmente
  1. España
  2. Cataluña
“UNA DECLARACIÓN ASÍ SERÍA UN FRAUDE”

ICV romperá el bloque soberanista si Mas declara la independencia unilateralmente

La pretendida declaración unilateral de soberanía que no descarta el presidente de la Generalitat puede poner en peligro el bloque independentista

Foto:

La pretendida declaración unilateral de independencia que no descarta el presidente de la Generalitat puede quedarse en agua de borrajas e incluso poner en peligro el bloque soberanista: Iniciativa per Catalunya (ICV) avisó ayer que lo pactado es reclamar el “derecho a decidir” y cualquier otra cuestión no contará con su apoyo, en principio.

“La situación que vive el país, no se soluciona si no es con una consulta”, avisó Dolors Camats, portavoz parlamentaria de ICV. ¿Puede haber ruptura del bloque soberanista? ICV lo tiene muy claro: “Si pretende realizar una declaración unilateral de independencia, debe explicar bien con quién piensa dictarla y qué pasará al día siguiente. Pero ha de entender que nunca tendrá el apoyo de un partido como el nuestro. Si no avanzamos de manera democrática y con el apoyo de la ciudadanía, que no cuente con nosotros”, declaró Camats a El Confidencial.

Mas lo dejó caer este sábado, aunque luego no volvió sobre el tema: no se puede descartar al 100% una declaración unilateral de independencia. Claro que ese mismo día comenzaba la convención nacional de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) y tenía que sorprender a los dirigentes nacionalistas con un golpe de fuerza, con una declaración sonada.

placeholder Artur Mas (Efe)

Ayer, sin embargo, fueron los socios de ICV quienes le lanzaron otra seria –y peligrosa- advertencia. Los ecosocialistas no ven con buenos ojos la declaración unilateral. Entre otras cosas, porque el pacto que firmaron CiU, ERC, ICV y la CUP fue para reclamar el derecho a decidir, no para proclamar ninguna independencia. Ésta, si acaso, sería una consecuencia de ese derecho, que se ha de materializar únicamente con la asistencia a las urnas.

“El acuerdo que tenemos con CiU, ERC y la CUP inicia la vía legal para la consulta. Esta vía comienza con la petición al Gobierno central, por parte del Parlamento catalán, de que traspase las competencias para convocar el referéndum. En estos momentos, se ha de celebrar aún el debate en el Congreso, por lo que no hay una respuesta todavía. Y aquí se habla de una declaración unilateral de independencia antes incluso de iniciar dicho debate, sin saber su resultado. Y eso que depende de él el siguiente paso que debemos dar. Por tanto, esperemos que el Congreso se defina y luego actuemos en consecuencia”, manifestó Dolors Camats a El Confidencial.

La dirigente ecosocialista va más allá: “Cuando el presidente de la Generalitat insinúa que la alternativa al referéndum puede ser la declaración unilateral o unas elecciones plebiscitarias es un fraude. La consulta no puede sustituirse. Ni forma parte del pacto al que llegamos ni es aceptable políticamente”.

El propio líder de Izquierda Unida (IU), Cayo Lara, advirtió a Mas que el pacto hace referencia a la defensa del “derecho a decidir”, pero que una declaración unilateral de independencia cambiaría las reglas del juego y ya no contaría con el respaldo de la formación de izquierdas. En Cataluña, ICV piensa lo mismo.

placeholder Alicia Sánchez Camacho (Efe)

La amenaza de Mas de hacer una declaración unilateral sirvió ayer a la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, para acusarle de ser un “provocador” y de estar “pasándose de la raya”. Para Sánchez-Camacho, el president “sigue la hoja de ruta de la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC)”, por lo que esta comunidad puede verse abocada a seguir “el modelo de Ucrania y Crimea”, algo que todos los nacionalistas e independentistas niegan vehementemente.

¿Por qué? La respuesta es la recomendación “de la lectura de la ponencia de la ANC cuando dice que se ha de declarar la independencia de manera unilateral y se han de controlar inmediatamente las fronteras, los puertos, los aeropuertos y las comunicaciones”. La presidenta popular le espetó a su rival que “quien excita a las masas con mentiras –hablando de un referéndum que no se puede celebrar- no siempre puede controlar las consecuencias”.

Pero eso no deja de ser otra batalla parcial dentro del crudo enfrentamiento de PP y CiU por cuenta de la secesión. Lo que verdaderamente le puede hacer daño, y mucho, a Artur Mas, es lo que piensen sus socios, ya que una ruptura del bloque soberanista (formado por CiU, ERC, ICV y la CUP) puede significar el fin del sueño soberanista.

El otro día, el presidente de ERC, Oriol Junqueras, le dio un ligero aviso: prohibido ser derrotista. Nada de hablar de problemas. Ha de repetirse hasta la saciedad que el referéndum se celebrará sí o sí. El día de marras, o sea, el 9 de noviembre, ya se verá.

Artur Mas Cayo Lara Oriol Junqueras CiU
El redactor recomienda