Mas se distancia de Crimea: “El espíritu en Cataluña es pacífico, allí hay coacciones”
  1. España
  2. Cataluña
EN LA CLAUSURA DE LA CONVENCIÓN DE CDC

Mas se distancia de Crimea: “El espíritu en Cataluña es pacífico, allí hay coacciones”

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha marcado hoy distancias entre el referéndum de Crimea y el proceso soberanista en Cataluña

Foto: Artur Mas, durante su intervención en la convención de CDC. (Efe)
Artur Mas, durante su intervención en la convención de CDC. (Efe)

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, clausuró esta mañana la convención de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) con un discurso más moderado que en otras ocasiones, aunque con elevadas dosis de ironía. Se rió, así, de los vaticinios del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, quien dijo que la declaración unilateral de la independencia condenaría a Cataluña “a vagar por el espacio, sin reconocimiento, y a quedar excluida de la UE por los siglos de los siglos”.

Y ahí entró Artur Mas con el estoque. “Es que con tantas cosas, resulta que lo que dicen es que antes del Big Bang ya había España porque España es una unidad de destino en lo universal, que ordenó todo el Universo y que con su voz autorizada se permite decir quién vagará por el espacio por los siglos de los siglos”, dijo ante un público entregado, antes de sacar del bolsillo un listado de desagravios.

Y detalló que “este país que dicen que está condenado a vagar por los siglos de los siglos ha conseguido que una de las grandes multinacionales del mundo se instale aquí, en El Prat. Y que otra gran marca, en este caso la Ferrari, se vaya a Tarragona, a la Costa Dorada. Y este país condenado a vagar por el espacio tiene un puerto que se ha convertido en el gran puerto crucerista del mundo, al margen de dos o tres del Caribe. Y el avión más grande del mundo, el A380 resulta que sale del aeropuerto del Prat. Este es el país condenado a vagar por el espacio por los siglos de los siglos”.

Ya embalado, siguió con el listado de desagravios: “Y hay otras cosas que no salen en los titulares. Las tres principales escuelas de negocios de Cataluña tienen más estudiantes internacionales que nunca. Y el 60% de todos los estudiantes de las universidades catalanes tienen padre y madre que no habían pisado la Universidad. Éste es el país que hemos hecho. Además, tenemos una lengua propia que en estos momentos se ha convertido en una lengua de internet y está entre las 20 principales de Twitter”. Y, por si fuera poco, subrayó que “hoy hay más voluntarios que nunca, más donativos que nunca y más afiliación que nunca entre las entidades sociales catalanas”.

Mas no olvidó, sin embargo, el listado de agravios. “A Cataluña le falta mucho más autogobierno. Eso quiere decir que es necesario que el Parlament tenga capacidades legislativas y herramientas para hacer políticas propias. Y, en segundo lugar, nos falta capacidad de dirigir las finanzas del país. Estos dos elementos nos faltan de manera muy evidente. Antes de podía disfrazar, pero ahora no, porque ya hemos visto cómo vienen las bofetadas. Este déficit de autogobierno es clave para poder luchar en momentos difíciles”.

'A Cataluña le falta mucho más autogobierno. Y, en segundo lugar, nos falta capacidad de dirigir las finanzas del país', ha señalado Mas

En este sentido recordó que esta semana, la Cámara autonómica celebró un pleno dedicado íntegramente a la pobreza y allí se evidenciaron los déficits de la economía para combatirla. Y esos déficits se podrían corregir con un Estado, porque “un Estado en mayúsculas quiere decir una política social en mayúsculas”.

“Lo que pase en Crimea no es asimilable a Cataluña”

Mas se refirió también al conflicto de Crimea. “Hoy hay referéndum en Crimea. Algunos nos han querido comparar. Pero lo que pase hoy en Crimea no es asimilable a lo que pueda pasar en Cataluña. Allí hay coacción y no hay espíritu pacífico y, en nuestra casa, sí. Ésta es la gran diferencia. Y los que nos amenazan con que no saldremos de ésta, que recuerden la cita bíblica de David contra Goliat. Con astucia, determinación y voluntariedad, el que parecía más débil ganó”.

El president, no obstante, no hizo ninguna referencia más ni al referéndum ni a la independencia. Unas horas antes, había adelantado en un encuentro con El Periódico de Cataluña que no descarta una declaración unilateral de independencia, aunque esta afirmación no deja de ser un posicionamiento tacticista para no evidenciar la imposibilidad de celebrar el referéndum. “La declaración unilateral de independencia no es nuestro marco ideal ni el mejor ni el que queremos. Pero no podemos descartarla al 100% porque sería una renuncia tan evidente que nos haría perder fuerza”, dijo el president.

En la convención de CDC, no obstante, fue firmemente respaldado por varios dirigentes. El senador Josep Lluís Clèries afirmó que “lo que está pasando en Cataluña no es la obsesión de una persona, sino la voluntad de un pueblo”. Y Ramon Tremosa, cabeza de lista de CiU en las próximas europeas, rebajó los requisitos para que el referéndum sea un éxito: hace unos años, los propios nacionalistas consideraban que menos de los dos tercios de apoyo al sí sería un fracaso. Los números fueron moderándose pasando luego al 65%, al 60% al 55%. Pero eso ya es historia. Ahora ya sólo se necesita la mitad más uno para considerar que Cataluña se ha ganado a pulso la independencia. “Sólo con un 52% del apoyo del Parlamento, nadie cuestiona a los escoceses que han ganado la consulta”, clamó Tremosa.

Unos momentos antes, el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, había dado su apoyo al proceso independentista, a pesar de definirse como un “socialdemócrata puro”, y había dicho al presidente catalán que el Ayuntamiento de la ciudad “está al servicio del Parlamento y del Gobierno de Cataluña”.

Artur Mas y el candidato a las elecciones europeas Ramón Tremosa. (Efe)No es tiempo de regate corto

Mas criticó, asimismo, la actitud de los otros partidos. Y en esa crítica, cabe englobar a todos sus rivales. “La mirada corta de los partidos es un peligro para los proyectos que este país ha de llevar adelante. Sería bueno que todos tomasen nota, porque no es el momento de regate corto, sino de mirada larga”. Advirtió, pues, que la oleada del peso de la historia les puede pasar por encima “y el país no nos lo perdonará”. Y subrayó: “Cataluña es un país lleno de problemas, pero también lleno de oportunidades”.

El dirigente nacionalista abogó por “una Europa fuerte”, cosa que hasta ahora no ha habido. “Nos hace falta una Europa más fuerte, porque tiene una debilidad de instrumentos enormes. Vino una crisis tremenda y Europa apenas pudo reaccionar porque no tenía poder real, ya que éste estaba en manos de los Estados tradicionales. Y en estos caso, lo que pasa es que se impone la dinámica del más fuerte. Por tanto, a nosotros, que no somos los más fuertes, nos interesa una Europa más fuerte. Es cierto que hemos tenido una Europa más moderna que otros continentes y con ideas incluso humanistas, pero la hemos tenido débil. Y está un poco desnortada”.

Otra de sus reflexiones dejó un mensaje un tanto difuso en el ambiente. “Tan importante es cómo se crece como de qué manera se crece. La auténtica competición no es crecer más que otro, sino crecer mejor”. Y, a continuación, afirmó contundentemente que “la economía de mercado no busca ni garantiza la equidad. La equidad sólo la puede asegurar una sociedad concienciad, movilizada, consciente de sus derechos y deberes. Y, además, unos poderes públicos con fuerza. No pueden ser poderes pequeños influenciados por unos pocos. La buena política es garantía y esperanza de la equidad”.

Cataluña Crimea Artur Mas José Manuel García Margallo Convergència Democràtica de Catalunya (CDC)
El redactor recomienda