LO COMUNICÓ EL LUNES A LOS TRABAJADORES

Mas prepara el despido de 6.600 interinos de la Generalitat para cumplir los ajustes

El 'president' prepara una batería de recortes para reducir el gasto público todavía más, incluyendo el despido de más de 6.600 interinos de la Generalitat

Foto: El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas (EFE)
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas (EFE)

El Gobierno catalán prepara una batería de recortes para reducir el gasto público todavía más, ante el ahogo económico que sufre la Generalitat. Y esta vez puede ser muy sangrante, ya que implica el despido de más de 6.600 interinos que trabajan en la Administración autonómica. 

Este recorte se añadiría, así, a la medida anunciada ayer por el consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, de volver a recortar una paga extra en 2014 a todos los empleados públicos. Esa medida, unida a la aplicación del impuesto de sucesiones y a tres nuevas tasas ambientales (emisiones contaminantes, despegue de aviones y energía nuclear) debería ser suficiente para cumplir con los ajustes del año próximo, cifrados en 1.600 millones de euros.

Pero tampoco será así. El Gobierno catalán espera reducir aún más el gasto público con una medida 'desesperada': el despido de miles de trabajadores interinos, aunque de manera camuflada. Se trata de convocar concursos de traslado y poner de patitas en la calle al interino que hasta este momento ocupaba esa plaza.

“Hasta ahora, cuando se hacía un concurso de traslado, el interino era recolocado en otro lugar, pero a partir de ahora no será así, y pasará a engrosar el paro”, señala a El Confidencial Guillem Sabaté, representante de CCOO en la Mesa Sectorial del Personal Administrativo y Técnico. La medida fue anunciada por la propia Generalitat a los representantes de los trabajadores el pasado lunes. 

“El anuncio, evidentemente, ha creado una gran alarma en las plantillas públicas. Y también produce mucha angustia, ya que el personal interino ya padece un doble recorte: se le rebajó el 15% de su salario y le fueron anuladas las pagas extraordinarias. Por tanto, ahora es una doble espada de Damocles la que pende sobre sus cabeza”, subraya Sabaté.

Hasta ahora, se habían parado los concursos de traslado precisamente para evitar este problema, pero la Administración autonómica los ha activado de nuevo. Así, en el último trimestre de 2013 tiene previsto convocar el concurso del cuerpo de Gestión. Y para 2014 prepara tres concursos más: los de los cuerpos Superior, Auxiliar Administrativo y Administrativo. Entre todos ellos suman unos 4.000 interinos que dentro de un año podrían estar engrosando las listas del desempleo. La convocatoria de concursos seguirá en los siguientes años hasta completar los 6.600.

Desmantelar la Administración

“La verdad es que no es un despido inmediato, pero hace mucho daño, porque al convocar el concurso se pierde por un lado la plaza del funcionario que lo pide (es decir, la plaza que ha estado ocupando hasta ahora) y luego la del interino, que se va a la calle”, explica el representante de CCOO.

Para UGT, lo que hay es “una incompetencia del Gobierno a la hora de hacer las previsiones de los presupuestos, así como la falta de voluntad del Ejecutivo para encontrar soluciones justas”. Además, acusa a la Consejería de Economía de mentir, ya que Mas-Colell apela a que no se ha tocado el capítulo 1 de los presupuestos (el de los gastos de personal) para justificar los ajustes que quiere hacer. Así, la anulación de la paga extra vendría a suplir la bajada de ingresos y la falta de financiación del Gobierno autonómico.

Con el planteamiento del despido de los interinos, el sindicato ugetista considera que “es una operación de despido con un goteo constante que veremos a lo largo de los próximos meses. En realidad, es una maniobra del Gobierno catalán para llevar a cabo una reforma encubierta de desmantelamiento de la Administración pública de Cataluña en beneficio del sector privado”.

De momento, los sindicatos van a intentar parar la medida que pretende el Gobierno. Todos coinciden en que el despido de los interinos “es una forma de reducir el capítulo 1, es decir, el de gasto de personal”. Critican que es una de las estrategias más cómodas para el Gobierno, pero a la vez la más peligrosa, porque por un lado influirá directamente en la calidad del servicio público que se presta y, por otro, incendiará el ambiente laboral en la Administración autonómica, porque provocará la protesta masiva de los trabajadores públicos. La negociación, pues, empieza ahora.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
48 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios