Es noticia
Menú
Elecciones de Andalucía: ¿qué es el voto en blanco? ¿En qué se diferencia de la abstención?
  1. España
  2. Andalucía
elecciones andalicía 19-J

Elecciones de Andalucía: ¿qué es el voto en blanco? ¿En qué se diferencia de la abstención?

El desencanto con la clase político o la indecisión lleva a muchos electores a no votar o a votar en blanco, pero ¿a quién benefician estas papeletas en nuestro sistema electoral?

Foto: ¿Qué es el voto en blanco? Diferencias entre voto en blanco y abstención. Foto: EFE/Toni Albir
¿Qué es el voto en blanco? Diferencias entre voto en blanco y abstención. Foto: EFE/Toni Albir

El domingo 19 de junio están llamados a las urnas más de 6,6 millones de andaluces. De ellos, y de sus votos, dependerá el futuro de la Junta de Andalucía los próximos años. En esta cita electoral, los andaluces tendrán que elegir entre toda la lista de candidatos que se presentan quién será el partido (y representante) que saldrá victorioso en estas elecciones de Andalucía. Los últimos comicios, celebrados en 2018, otorgaron la victoria al candidato del PP, Juanma Moreno, y, de acuerdo con las previsiones de las últimas encuestas, todo apunta a que en esta cita electoral se repita un resultado similar.

Sin embargo, aún no hay nada escrito y, pese a lo que auguran las encuestas, aún hay muchos electores que no tienen clara su decisión. Esta duda, de cara a unas elecciones cada vez más cercanas, da que pensar. Pero la indecisión no es el único factor que influye en una baja participación, sino también otros aspectos como la falta de afinidad hacia los partidos candidatos, el desinterés por la política e, incluso, la fecha en la que son convocados. Es por ello que, en lugar de recurrir al voto útil, los hay quienes prefieren optar por el voto en blanco.

Diferencias entre voto en blanco, nulo y abstención

Para empezar, hay que tener en cuenta las diferencias entre voto en blanco, voto nulo y la abstención en unas elecciones. De acuerdo con la Ley del Régimen Electoral y lo recogido por la Junta de Andalucía, los votos en blanco estos son los que han sido metidos dentro de la urna en sobres sin ninguna papeleta. Mientras que la abstención se da cuando un elector decide no acudir a votar; ya que en España, aunque votar sea un derecho, no es una obligación.

En cuanto a los votos nulos, estos deben cumplir con una serie de requisitos para que sean catalogados como no válidos:

  • Papeletas sin sobre
  • Papeletas dentro de sobres que hayan sido "alterados"
  • Votos emitidos en sobres o con papeletas que no son las oficiales
  • Papeletas en las que la elección aparezca como dudosa
  • Sobres con varias papeletas dentro de diferentes candidaturas (son válidos si pertenecen al mismo candidato)
  • Votos con tachados, añadidos, orden de colocación alterado

¿A quién beneficia?

Una vez aclaradas las diferencias, cabe preguntarse si estos votos favorecen o perjudican de algún modo a los partidos que se presentan a las elecciones. La respuesta a esto hay que buscarla en la Ley D'Hondt, esto es un sistema de cálculo proporcional que impera por el que se rige nuestro país que se basa en dividir el número de votos que obtiene cada partido en unas elecciones entre el número de escaños que puede decidir cada circunscripción. Tras obtener el resultado, los representantes se asignan a las cifras más altas.

Foto: Un elector deposita el sobre con las papeletas en una urna en el CEIP Ortega y Gasset de Madrid. (EFE)

Ahora bien, solo entran en el reparto de escaños aquellos partidos que en las urnas haya obtenido al menos un 3% de los votos. Por lo que la división solo se hace entre los votos de los candidatos que sí alcancen (o superen) ese umbral con respecto al número de escaños de cada provincia. De la tabla de resultados de este cálculo se eligen los cinco datos más altos, los que dan escaño.

Las abstenciones y los votos nulos no entran en el recuento, pero los votos en blanco sí, por lo que estos se suman a los obtenidos por cada partido para hacer este cálculo y a la hora de repartir escaños, lo que significa que una candidatura necesita todavía más representación para poder acceder a un escaño. Es por esto que la Ley D'Hondt se considera perjudicial para algunos partidos más pequeños porque para ellos es más difícil obtener ese 3%.

El domingo 19 de junio están llamados a las urnas más de 6,6 millones de andaluces. De ellos, y de sus votos, dependerá el futuro de la Junta de Andalucía los próximos años. En esta cita electoral, los andaluces tendrán que elegir entre toda la lista de candidatos que se presentan quién será el partido (y representante) que saldrá victorioso en estas elecciones de Andalucía. Los últimos comicios, celebrados en 2018, otorgaron la victoria al candidato del PP, Juanma Moreno, y, de acuerdo con las previsiones de las últimas encuestas, todo apunta a que en esta cita electoral se repita un resultado similar.

Elecciones Andalucía
El redactor recomienda