Es noticia
Menú
La Comisión sobre el fraude del empleo apunta a los expresidentes socialistas de Andalucía
  1. España
  2. Andalucía
"Amaños, contratos, enchufismo"

La Comisión sobre el fraude del empleo apunta a los expresidentes socialistas de Andalucía

PP, Cs y Vox aprueban el dictamen final. La resolución señala a Chaves, Griñán y Díaz como responsables políticos de las "irregularidades" cometidas en la Faffe en la víspera de las elecciones

Foto: La expresidenta Díaz durante su comparecencia en la comisión de investigación de la Faffe. (EFE/José Manuel Vidal)
La expresidenta Díaz durante su comparecencia en la comisión de investigación de la Faffe. (EFE/José Manuel Vidal)

Los expresidentes Manuel Chaves, José Antonio Griñán y Susana Díaz fueron los responsables políticos, aunque en distinto grado, de las "irregularidades" detectadas en la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe), un caso de enchufismo con 84 personas vinculadas al PSOE imputadas. Así lo ha aprobado la comisión de investigación que en el Parlamento regional lleva tres años analizando lo sucedido. La resolución señala al PSOE y a sus principales dirigentes en un momento en el que el presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, podría disolver la Cámara y convocar elecciones para junio.

"Han vuelto a embarrar el terreno de juego", "se notan los nervios electorales", denunció este lunes la socialista Soledad Pérez, una vez se hizo público el resultado de la votación en la comisión. Y donde el PSOE ve una maniobra por empañar los comicios por los plazos para presentar los votos particulares, el PP zanjó que ha quedado demostrado el papel que jugaron los tres expresidentes. "No ha sido el escándalo de un dirigente socialista, sino que se ha dado un cúmulo de irregularidades: amaños de contratos, enchufismo, alquileres desorbitados, expedientes de subvenciones sin tramitar, gastos con tarjetas en prostíbulos, y falta de colaboración con la Justicia mientras se miraba para otro lado", defendieron Ana Vanessa García y Erik Domínguez.

Foto: El presidente de la comisión de investigación de la Faffe, Enrique Moreno (Ciudadanos). (EFE/José Manuel Vidal)

PP, Cs y Vox siempre han defendido que al fraude en la Faffe era un caso de corrupción tan importante como los ERE. De hecho, más de una vez han señalado que estos dos casos de corrupción forman parte de una misma "cadena". Una red en la que las diferentes causas abiertas contra los Gobierno socialistas de Andalucía se cruzan, "alimentándose entre sí".

Sin embargo, para los socialistas las conclusiones de la comisión llevaban "escritas hace más de tres años". Pérez, que anunció que el partido presentará un voto particular en contra del dictamen, no dudó en tachar la resolución y su aprobación de "falsa" y "fraudulenta", al tiempo que lamentaba que muchos de los comparecientes propuestos por el PSOE no pudieron prestar su testimonio en la comisión. Argumentos, rebatidos por el PP.

Foto: El exdirector de la Faffe Fernando Villén. (EFE)

Los populares recordaron que a lo largo de tres años se han celebrado 27 sesiones, han asistido 58 personas y se han revisado más de 20.000 expedientes. "Si de verdad tenían un compromiso con la comisión y querían llegar a la verdad lo mínimo era respetar al Parlamento y acudir a la comisión", remarcaron para señalar aquellos cargos socialistas "que salieron corriendo o ni siquiera se presentaron para declarar".

Las responsabilidades

PP, Ciudadanos y Vox respaldaron este lunes el dictamen elaborado por el presidente del órgano, el diputado Enrique Moreno (Cs), mientras que el POSE y Unidas Podemos votaron en contra. El dictamen sostiene que las "irregularidades" detectadas en la entidad, un organismo sobre el que hay dos procesos judiciales abiertos, el primero por un presunto caso de enchufismo con 84 personas vinculadas de alguna u otra forma al PSOE, y el segundo por el presunto uso de tarjetas opacas para el pago, entre otros, de prostíbulos, tiene a su "principal autor" en Fernando Villén Rueda, ex director general de la Faffe y ex secretario general de Empleo.

Pero culpabiliza a Chaves y Griñán del "caos organizativo" en el que los dos sumieron a la Administración andaluza durante sus respectivos gobiernos, lo que permitió el presunto fraude registrado en la Fundación. "Todos los dirigentes socialistas que consiguieron para ellos mismos, o para sus familiares y amigos, una nómina en la Faffe por su condición de responsables políticos gracias a su relación con el PSOE de Andalucía", abunda el dictamen.

En el caso de Díaz, si bien el texto recoge que no formó parte de los Ejecutivos "que ejecutaron la gravísima irregularidad", durante su mandato no hizo nada por facilitar las investigaciones en marcha. Mas bien, dice la resolución, se caracterizó "por la manifiesta falta de colaboración". Bajo esta premisa, el documento también apunta los exconsejeros María Jesús Montero (actual ministra de Hacienda), José Sánchez Maldonado, Javier Carnero y Antonio Ramírez de Arellano.

Los expresidentes Manuel Chaves, José Antonio Griñán y Susana Díaz fueron los responsables políticos, aunque en distinto grado, de las "irregularidades" detectadas en la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe), un caso de enchufismo con 84 personas vinculadas al PSOE imputadas. Así lo ha aprobado la comisión de investigación que en el Parlamento regional lleva tres años analizando lo sucedido. La resolución señala al PSOE y a sus principales dirigentes en un momento en el que el presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, podría disolver la Cámara y convocar elecciones para junio.

Partido Popular (PP) PSOE Susana Díaz Manuel Chaves