Casi 1.000 efectivos trabajan contra el incendio de Sierra Bermeja, que sigue descontrolado
  1. España
  2. Andalucía
7.400 hectáreas quemadas

Casi 1.000 efectivos trabajan contra el incendio de Sierra Bermeja, que sigue descontrolado

Las localidades desalojadas totalmente durante el domingo son Genalguacil, Faraján, Alpandeire, Júzcar, Pujerra y Jubrique, situadas en la Serranía de Ronda

placeholder Foto: Un hidroavión descarga agua sobre el fuego de Sierra Bermeja. (EFE)
Un hidroavión descarga agua sobre el fuego de Sierra Bermeja. (EFE)

Más de 900 efectivos, incluida la UME, trabajan sobre el terreno para frenar el avance de las llamas, que ya ha devorado unas 7.400 hectáreas y que sigue descontrolado. Se enfrentan a un incendio de sexta generación; inestable, imprevisible y extremadamente virulento. Las llamas rodean la A-7, carretera que recorre la costa andaluza, y coronan la Sierra Bermeja de Málaga como si fuera un volcán.

Los medios aéreos han reanudado su actividad para extinguir el incendio forestal con las primeras luces del día de este lunes tras una noche intensa en todos los frentes, en la que los efectivos han trabajado en mejores condiciones en líneas generales en todo el perímetro. Por si fuera poco, durante la madrugada del domingo, los bomberos se encontraron con un nuevo problema: otro fuego en Jubrique provocado por el paveseo, el material incandescente procedente del incendio que desde el miércoles afecta a la zona.

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha destacado que el incendio forestal que desde el pasado miércoles asola Sierra Bermeja "está dejando trabajar a los efectivos, que parece muy poco, pero es mucho", después de jornadas donde fenómenos como el pirocúmulo provocaron que, por seguridad, los especialistas tuvieran que salir de la zona.

El cambio climático, ha dicho Crespo, "se está haciendo ver claramente en estos incendios tan extraños", reiterando que el de Sierra Bermeja es "inédito" en España, de sexta generación.

Se mantienen desalojadas 1.616 personas que suman la población íntegra de seis localidades malagueñas y los esfuerzos en este complejo fuego se dirigen a contener el flanco este y su avance hacia la población malagueña de Casares y la zona de Monte Duque, según han informado desde Plan contra Incendios Forestales de Andalucía (Infoca).

Todos los desalojos se han producido de forma anticipada y con las máximas medidas de seguridad, de acuerdo con el Plan de Contingencia diseñado. Según la Junta, los alcaldes de estas seis poblaciones habían sido prealertados y han estado informados en todo momento del minuto a minuto del operativo.

"El incendio tuvo una evolución negativa durante la noche, si bien los trabajos durante la madrugada han sido efectivos, han funcionado y los objetivos previstos se han cumplido", ha dicho el portavoz de la Junta, Elias Bendodo. También ha explicado que las circunstancias meteorológicas han hecho que se produzca ese nuevo incendio "motivado por el salto de una nube de pavesas a la otra zona del río Almáchar y se ha complicado la situación hasta tal punto que rápidamente se han unido los dos incendios". "Seguimos trabajando con todos los medios aéreos y por tierra, con todos los esfuerzos de los profesionales", ha resaltado.

Foto: Incendio de Sierra Bermeja. (EFE)

El subdirector del Centro Operativo Regional (COR) del Infoca, Alejandro García, ha subrayado que "es probablemente el incendio más complejo que hemos conocido los servicios de extinción de incendios forestales en España en los últimos tiempos". Ha explicado que a lo largo de esta noche seguirán atacando el nuevo incendio que provocó la pavesa porque "hay condiciones de ataque". "Esperen que apaguemos y huyamos de soluciones fáciles: este es un problema complejo y las soluciones son complejas", ha abundado antes de agradecer todo el apoyo que está recibiendo el Infoca.

"Potencia y fuerza inusitada del fuego"

"Tenemos otro incendio en Sierra Bermeja causado por una pavesa del primero. Durante las últimas horas de la noche y primera de la mañana eran incendios completamente independientes, sin embargo, los frentes más cercanos se han unido atravesando un valle que había ardido hace mes y pico", ha relatado García, quien ha insistido en la "potencia y fuerza inusitada" de este fuego respecto a los "que estamos acostumbrados a ver en nuestro país".

También hay otra complicación, una probabilidad mayor que días atrás de que se cree otro pirocúmulo, una nube de cenizas muy peligrosa en caso de derrumbe para los propios efectivos que intervienen en el lugar. Así, cuestionado por el viento previsto este domingo, el director del COR ha señalado que es del sureste, por lo que el riesgo principal está en el noroeste: "Pero no es una circunstancia tan importante en este incendio" como el pirocúmulo.

Un total de 617 profesionales trabajan este domingo en tareas de extinción y protección a la población afectada por este gran incendio

"Hace dos días tuvimos que retirar al personal de tierra por riesgo cierto de desplome de un pirocúmulo. Las condiciones son hoy bastante mayores. Son incendios que generan su propia dinámica y no avanza en un sentido, sino que todo el humo se ve succionado por la columna central, lo que tiene consecuencias y riesgos", ha explicado Alejandro García, quien ha aludido a esa mayor probabilidad de pirocúmulo, "pero depende de la energía que lo inyecta y depende de las vaguadas".

La UME se desplaza hacia Sierra Bermeja

Más de 750 efectivos luchan contra el fuego, 350 de ellos del Plan Infoca con personal terrestre, 20 vehículos contraincendios, tres buldóceres, una Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones (UMMT), la Unidad de Análisis y Seguimiento de Incendios Forestales (UNASIF), 10 técnicos de operaciones y tres técnicos de extinción. También operan 41 medios aéreos (helicópteros pesados y semiligeros, aviones de carga en tierra y de coordinación).

Además, este domingo se han sumado un total de 260 de la Unidad Militar de Emergencias (UME), efectivos del II Batallón de Intervención en Emergencias, que están protegiendo las localidades de Jubrique, Faraján, Genalguacil y Pujerra.

La activación de la UME involucra a las autoridades autonómicas de Protección Civil y los ministerios del Interior y de Defensa, según ha informado la Dirección General de Protección Civil. En la noche del pasado jueves, los presidentes del Gobierno, Pedro Sánchez, y de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, mantuvieron precisamente una conversación telefónica sobre el estado del incendio y acordaron el despliegue de la UME en el momento en que los servicios técnicos que dirigen el dispositivo así lo considerasen necesario.

En la tarde de este domingo también se ha incorporado un equipo de Real Cuerpo de Bomberos de Málaga compuesto por 13 bomberos y cuatro vehículos, a los que hay que sumar los voluntarios de Protección Civil. La aportación del Real Cuerpo de Bomberos de Málaga está compuesta por un oficial técnico, un sargento, dos dotaciones completas y un conductor de apoyo (un total de 13 efectivos) y cuatro vehículos incluyendo dos bombas rurales pesadas y un camión nodriza de apoyo.

Guardia Civil
El redactor recomienda