Sánchez ultima la alarma a tiempo de frenar que las medidas de Madrid entren en vigor
  1. España
  2. Andalucía
Se convocará este domingo

Sánchez ultima la alarma a tiempo de frenar que las medidas de Madrid entren en vigor

El Gobierno prevé reunirse de forma extraordinaria el domingo para que las restricciones de movilidad sean igual en todo el territorio mientras el PP sigue sin apoyar el nuevo decreto

Foto: Sánchez ultima la alarma a tiempo de frenar que las medidas de Madrid entren en vigor
Sánchez ultima la alarma a tiempo de frenar que las medidas de Madrid entren en vigor

Todo está preparado para que Pedro Sánchez la convocatoria de un Consejo de Ministros extraordinario este domingo con la intención de volver a decretar un estado de alarma limitado, de momento, a restringir los movimientos en todo el país. Un 'toque de queda' que ya existe en Francia, Bélgica, Italia o Reino Unido, con cifras menos graves que en España. Hay prisa ahora, explican desde el Gobierno, para evitar más "desconcierto" entre los ciudadanos e impedir la entrada en vigor el lunes de las restricciones de movilidad aprobadas en Madrid.

Así al menos lo espera la mayor parte de su gabinete, después de que hayan recibido aviso de que estén disponibles el fin de semana. El lunes, Sánchez preside la Conferencia de Presidentes en el Senado, con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen como invitada. El Gobierno cuenta con el apoyo de las comunidades gobernadas por el PSOE, que han pedido el estado de alarma, y con Euskadi y Cataluña, además de Cs. Este rosario de peticiones forzado por el presidente refuerza sus posiciones.

Foto: El nivel de contagios fuerza a una Generalitat dividida a pedir la alarma

Sánchez tiene ya garantizados los votos para prorrogar la alarma dentro de quince días en el Congreso pero tendrá al PP de nuevo enfrente, si nada cambia en las próximas horas ante la gravedad de los datos de la pandemia. Los barones 'populares', incluso aquellos que sí habían expresado públicamente su respaldo a un estado de alarma igual para todo el país, siguen sin dar el paso de pedir a Sánchez que actúe. Aseguran que es el presidente el que debe de tomar el mando y cumplir con sus funciones. Todo apunta a que hay una estrategia coordinada por Génova y Pablo Casado, que acusan a Sánchez de ponerse de perfil y exigen una reforma legal, que va tarde, para dar cobertura sin esa fórmula excepcional de la alarma. Madrid marca, sin duda, el paso del PP.

Cita en Roma

El Gobierno tiene prisa aunque le gustaría contar con el apoyo del Partido Popular y no repetir el escenario de enfrentamiento con las comunidades que ya se vivió al final de la primera ola, cuando este partido dejó de prestar su apoyo en el Congreso para prorrogar la alarma.

Este sábado, Sánchez tiene prevista una audiencia con el Papa en Roma pero el Gobierno deja claro que no dejarán pasar el fin de semana ni lo pospondrán a la próxima. La razón principal es que si esperan, avisan desde el Ejecutivo, las medidas aprobadas por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso en Madrid sobre la movilidad entrarán en vigor este lunes.

Foto: Cataluña y otras siete CCAA piden el estado de alarma

Otras comunidades gobernadas por el PP, como Castilla y León o Andalucía han anunciado en la práctica restricciones a la movilidad desde las diez u once de la noche hasta las seis de la mañana, lo que equivaldría al toque de queda. Avanzan en esas medidas dentro de la propia legislación autonómica y esperando ratificación de los tribunales.

El complicado mapa de Madrid

Eso no preocupa al Gobierno pero sí el plan propuesto por Madrid que consideran "descabellado", según fuentes del Ejecutivo. Las restricciones de movilidad en la capital afectarán a varias zonas básicas de salud en 12 municipios (Madrid capital, Collado Villalba, Guadarrama, Majadahonda, Pozuelo de Alarcón, Parla, Colmenar Viejo, Morata de Tajuña, Torrejón de Ardoz, El Boalo, Villarejo de Salvanés y Colmenar de Oreja). Esas restricciones que sí afectarán a la movilidad de los ciudadanos (queda prohibida la entrada y salida de las áreas con la excepción de acudir al trabajo, colegios o centros de salud) se pondrán en marcha desde el lunes, informa Paloma Esteban.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

Pedro Sánchez ha apurado hasta el último momento para volver a decretar un estado de alarma y este viernes compareció para dejar de nuevo la pelota en el tejado de las comunidades autónomas. Sin embargo, horas después y tras lograr que las comunidades salieran una detrás de otras para pedir su intervención, excepto las del PP, claro, el Gobierno empezó a dejar entrever sus movimientos. Es evidente que todos los responsables políticos, también los presidentes autonómicos, están no solo pensando en la gestión de la pandemia, con cifras terribles, sino también en el coste político de medidas duras e impopulares, que tendrán además un alto impacto económico.

Sin mando único

El decreto de alarma que posiblemente se aprobará antes de que expire el fin de semana será el mismo instrumento legal que ya se aplicó en marzo pero que ahora tendrá un contenido mucho más limitado, muy enfocado a dar cobertura legal a las limitaciones de movimientos y sin intervenir otras competencias de los presidentes autonómicos. Su objetivo sería solamente de dar cobertura jurídica a los toques de queda, una de las medidas incluidas en la fase cuatro del sistema de alarmas de Sanidad, que se activan cuando la incidencia acumulada de contagios rebasa los 250 casos. La media de España se sitúa ahora mismo en los 361, rebasándose ampliamente el límite máximo de sistema de alertas.

El decreto tendrá un contenido mucho más limitado, enfocado a dar cobertura legal a las limitaciones de movimientos y sin intervenir otras competencias

Este viernes dieron pasos hacia adelante Cataluña, donde Gobiernan JxCAT y ERC, y País Vasco, gobernada por nacionalistas en alianza con los socialistas, mientras que Ciudadanos ofrecía directamente sus apoyos. Con los votos de ERC, JxCAT, Ciudadanos y PNV estarían más que asegurados los apoyos necesarios.

Además de Cataluña y País Vasco, también han solicitado que se decrete un estado de alarma generalizado en todo el territorio las comunidades de Extremadura, La Rioja y Castilla y León. Esta última gobernada por el PP. Castilla-La Mancha se sumará este sábado, tras convocar un Consejo de Gobierno extraordinario con el objetivo de pedir el estado de alarma y un toque de queda a nivel nacional. Navarra lo está estudiando.

Madrid marca el paso del PP

A pesar de ello, el Ejecutivo sigue presionando al PP para que se sume a la "cogobernanza", dado que gobierna en varias comunidades autónomas, y que la medida tenga el mayor consenso posible. Hay fisuras entre los propios barones populares y Génova. El presidente de Castilla y León, el popular Alfonso Fernández Mañueco, incluso lo ha pedido por escrito. En Andalucía, Juan Manuel Moreno consideró que era "positivo" y una buena forma de unificar las decisiones de todas las comunidades pero, "de momento", aseguran desde su equipo que no lo solicitarán. Desde Galicia, Alberto Núñez Feijóo, achacó a la "improvisación" del Gobierno el actual desconcierto en el país.

Desde el Ejecutivo central insisten en que la adopción de medidas contra la pandemia "debe ser responsabilidad de todos" aunque se prepara el escenario para activar el botón rojo. Fuentes del PP, en cambio, aseguran que es una competencia del Gobierno central y que si Sánchez cree que debe hacerlo que lo apruebe, pero no por petición de la oposición.

Foto: El PP no se suma: Andalucía está "a la espera" y no pedirá aún el estado de alarma

Este mismo sábado, el presidente del Gobierno viaja al Vaticano para reunirse con el Papa. La audiencia será entre las 9:30 y las 11:00 horas, Tras ello, Pedro Sánchez tiene previsto entrevistarse con el Secretario de Relaciones con los Estados, Arzobispo Richard Gallagher.

Cobertura jurídica

La conclusión de los servicios jurídicos de Moncloa es que el toque de queda precisa de la cobertura jurídica del estado de alarma. Los tribunales tumbarían con una alta probabilidad las medidas que conlleven restricciones a la movilidad. "Cuando un territorio alcance el nivel de alerta 4, es decir, la alerta extrema, deberán adoptarse medidas excepcionales que podrán requerir también la activación de un instrumento constitucional que es el estado de alarma", avanzaba ya este viernes el presidente del Gobierno durante una declaración institucional desde la Moncloa.

El presidente aseguraba asimismo que "tenemos que reducir la movilidad y los contactos entre personas. No hay otra solución. A mayor movilidad, mayor contagio". En esta línea, añadía que "estamos listos para adoptar todas y cada una de las medidas que sean necesarias". Las próximas semanas serán duras, "muy duras", enfatizó Sánchez.

Coronavirus Pedro Sánchez Partido Popular (PP) Consejo de Ministros Comunidades Autónomas
El redactor recomienda