El PP no se suma: Andalucía está "a la espera" y no pedirá aún el estado de alarma
  1. España
  2. Andalucía
GÉNOVA NO AVALA UN ACUERDO

El PP no se suma: Andalucía está "a la espera" y no pedirá aún el estado de alarma

El Gobierno de Moreno valoró como "positivo" este marco jurídico para endurecer las medidas, pero quiere que Pedro Sánchez dé un paso al frente y esperará al TSJA

Foto: El PP no se suma: Andalucía está "a la espera" y no pedirá aún el estado de alarma
El PP no se suma: Andalucía está "a la espera" y no pedirá aún el estado de alarma

Andalucía no va a pedir el estado de alarma "de momento". Así lo confirman fuentes del Gobierno de Juan Manuel Moreno, uno de los barones del PP que sí habían dicho abiertamente que esa fórmula sería "positiva" y ayudaría a fijar un marco común seguro para toda España. Sin embargo, reclaman que sea Pedro Sánchez quien dé el paso.

La información de lo que hará Andalucía es importante porque da una buena pista sobre cuál es la posición del PP, cuyos votos suman para que este estado de alarma que debe decretar el Gobierno de Pedro Sánchez reciba una prórroga dentro de 15 días en el Congreso. Todo apunta a que si Sánchez quiere asumir de nuevo el mando y fijar un marco jurídico que permita adoptar medidas más duras ante los nuevos picos de la pandemia, no contará con el PP detrás ni al lado. Tiene los votos de Cs, se ha sumado País Vasco, Cataluña, Extremadura, Asturias y La Rioja, que ya lo han pedido. Eso daría cobertura al Gobierno en el Congreso pero hay comunidades gobernadas por el PP y el Gobierno sabe que imponer un estado de alarma con su oposición conduce a un nuevo conflicto que quiere evitar.

Foto: Sánchez no descarta un nuevo estado de alarma para avalar el toque de queda

Tanto Andalucía, en Granada, como Castilla y León se encaminan hacia esas medidas de toque de queda esperando el respaldo jurídico de sus tribunales superiores de justicia y sin esperar al Gobierno. La posición de las comunidades del PP no es unánime. Se supo a la salida del Consejo Interterritorial de Salud del pasado jueves. Andalucía sí consideró "positivo" que se apruebe un decreto de estado de alarma que dé seguridad jurídica para tomar medidas más duras, sobre restricciones a la movilidad en franjas de horario nocturno. Lo que se ha llamado 'toque de queda'. Sería lo más fácil y lo que menos incertidumbre generaría, admitieron fuentes del Gobierno andaluz. Pero Madrid no piensa igual. Se opuso a que se imponga otro estado de alarma. Otras comunidades gobernadas por el PP fueron mucho más tibias en sus posiciones y se pusieron de perfil. Galicia, por ejemplo, se enrocó con la nomenclatura y dijo no a un toque de queda aunque sí a las restricciones que supone. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, se limitó a oír, dicen fuentes de esa reunión.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sorprendió a todos este viernes sin mover ficha y diciendo lo mismo que se sabía hasta ahora, que serán las comunidades las que tengan que pedirlo. El PP quiere evitar la división de sus comunidades y achaca el lío en el momento actual a la "improvisación" del Gobierno.

Foto: La división entre comunidades y las dudas jurídicas retrasan el toque de queda

De momento, las comunidades del PP no lo van a pedir. Niegan los barones que haya instrucciones de Génova y aseguran que cada comunidad decide dentro de su autonomía pero todas se pliegan a la posición que ha expresado en un tuit la vicesecretaria de política social del PP, Ana Pastor, apoyada por Pablo Casado. "Pedimos al Sr. Sánchez que se ponga al frente de la pandemia, que no llegue tarde como en marzo, y se comprometa a tramitar la próxima semana la proposición de ley orgánica del PP que da respuesta al caos normativo y a la falta de instrumentos reales para luchar contra el virus", dejó escrito en un mensaje en redes sociales. Nada de estado de alarma. Reforma de la ley de salud de 1986, como ha pedido el PP hasta ahora, y que este sea el marco legal que sostenga las restricciones más duras para frenar el coronavirus.

Andalucía no va a mover ficha y eso que fue de las que sí apoyaron públicamente el estado de alarma. Aseguran que esperaran a que se pronuncie el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que ha recibido ya para su ratificación la orden de Salud que propone restringir la movilidad en Granada y una treintena de municipios de su área metropolitana entre las 23 y las 6 horas. La tasa de casos por cien mil habitantes está en Granada por encima de los 900, frente a la media de 300 de España y muy lejos de los 25 que proponía en su comparecencia Pedro Sánchez como la cifra hacia la que hay que encaminarse para doblar la curva.

De momento, en la comunidad andaluza se han endurecido más las medidas de contención del coronavirus. En Sevilla, Córdoba y Jaén se impone en cierre de toda la hostelería a las 22 horas y se limitan las reuniones a seis personas. Además, en toda la región se impone el uso de mascarillas en bares salvo en el momento de consumir. Medidas que, no obstante, desde el propio Gobierno autonómico aseguran que deberán endurecerse mucho más si no se logra contener la transmisión y si las hospitalizaciones siguen subiendo de forma tan importante. El TSJA podría dar aval al cierre de Granada, donde la incidencia supera con mucho el riesgo extremo, pero no está claro que respaldara medidas similares de restricción de la movilidad en Sevilla o Jaén, donde los números son malos pero no tanto. Para eso, fuentes de Salud y Presidencia admitieron hace solo dos días que lo más seguro sería ir a un nuevo estado de alarma "quirúrgico", limitado con claridad a esos asuntos. No obstante, de momento, en la línea del resto de comunidades del PP "no lo pedirán". La única que ya se ha desmarcado en otra ocasión con un voto distinto al resto de barones 'populares' ha sido Castilla y León.

Coronavirus Noticias de Andalucía Juanma Moreno Pablo Casado Partido Popular (PP)
El redactor recomienda