LAMELAS, JEFE DE LA COMISARÍA GENERAL

"Siempre cargan los muertos a Marbella aunque los asesinen en otras poblaciones"

Factores geofísicos, la proximidad con Gibraltar y Marruecos, así como la conexión con otros países comunitarios, convierten a Marbella en el Miami de Europa

Foto:  Enrique Lamelas. (A.G.)
Enrique Lamelas. (A.G.)

Es el mejor guardián de la ciudad y el que más aguanta en el sillón de comisario desde hace una década. "En los diez años anteriores a mi mandato hubo ocho comisarios distintos en esta comisaría. Yo ya voy para cuatro y ya me queda poco para la jubilación. Me gusta estar aquí porque es una ciudad segura, en la que no vas con la sensación de miedo cuando paseas por la calle". Lo cuenta Enrique Lamelas, que arribó como inspector jefe a la Comisaría General de Policía Judicial cuando a Marbella se la llamaba "La costa del hampa".

Él todavía recuerda el sonado asesinato de un matrimonio francés en la lujosa zona de Las Lomas. Un trabajo de profesionales, con herramientas profesionales. Tres sicarios vestidos, de la cabeza a los pies, atrincherados en la oscuridad y con el fusil de asalto AK-47, dejaron fríos en cuestión de segundos a Jacques Grangeon y a su esposa Caherine Castagna. "Estos hechos sí que eran preocupantes. La criminalidad es lo que desata la alarma social. Yo me preocuparía más, ahora, si lo que ocurriese en Marbella fueran enfrentamientos entre bandas, como los hechos de 1996, porque sería continuista, pero los sucesos que han tenido lugar los últimos meses no tienen nada que ver unos con otros. Son solo hechos puntuales sin relación alguna". Pero la ciudadanía tiene otra impresión; los actos criminales del pasado semestre solo son la punta del iceberg de algo más preocupante: factores geofísicos, la proximidad con Gibraltar y Marruecos, así como la conexión con otros países comunitarios, convierten a Marbella en el Miami de Europa.

 Lamelas. (A.G.)
Lamelas. (A.G.)

Enrique Lamelas piensa que los periodistas exageramos cuando escribimos que Marbella "es el coladero por donde los narcos lavan el dinero negro que pasa por el Estrecho". Pero la realidad que se detecta en la urbe es que, desde la primavera pasada, Marbella se ha convertido en un blanco perfecto para los ajustes de cuentas, asesinatos con sicarios o robos alarmantes. Como el que tuvo lugar la pasada semana en Sierra Blanca, donde aplastaron al dóberman con collar de plata que cuidaba la casa, llevándose un botín millonario en joyas. En una entrevista el comisario de Marbella atiende a El Confidencial para hablarnos sobre esta alarma social.

PREGUNTA.- Desde la primavera pasada, Marbella se ha convertido en un lugar marcado por los ajustes de cuentas, asesinatos con sicarios y muchos robos en mansiones de lujo como la que tuvo lugar recientemente en Sierra Blanca…

RESPUESTA.- Me estás hablando de un tipo de delincuencia, la criminal, que es la que deja alarma social. Pero la delincuencia común sigue bajando aquí pese a los sonados casos relacionados con el crimen organizado de los que ha sido escenario la ciudad en el último año. El descenso es menor al registrado el 2018, cuando pasó del 8% al 5%. Aunque no lo parezca se sigue con la tendencia a la baja en la mayoría de los delitos. Tal vez estamos haciendo una buena labor preventiva con la baja de los índices de delincuencia común, pero vienen estos hechos criminales, y nos destrozan. Hay que destacar que los hechos de los que habla están muy distanciados en el tiempo y no tienen una correlación temporal. Para los ajustes de cuentas, los criminales vienen al lugar donde pueden localizar a la víctima... aunque los hechos y los sucesos hayan ocurrido en otros lugares.

P.- Pero algo está pasando en Marbella. Si ve la televisión, cualquier cadena tiene en antena una serie de ficción con el tema recurrente de los ajustes de cuentas y los asesinatos de las mafias con la Costa de Sol…

R.- Marbella es lo que tiene, para lo bueno y para lo malo. Así es su repercusión nacional e internacional. Se habla, a veces, de Marbella como si fuera toda la Costa del Sol, y no. Hay delitos que se cometen en otras poblaciones cercanas y dicen "muertos en Marbella" y han sido "muertos en Estepona"; vende más decir siempre Marbella. Vuelvo a repetir que los ajustes de cuentas que ha habido aquí, no tienen que ver unos con otros. Los hechos que pudieron ocurrir, tal vez aquí, sí pueden motivar que dentro de unos años haya unas muertes en Lyón o Marsella. La delincuencia organizada es muy distinta a la común.

 Lamelas. (A.G.)
Lamelas. (A.G.)

P.- ¿Colaboran las víctimas de los "ajustes" con la Policía?

R.- Recuerda un caso que sacasteis en la prensa. El famoso tiroteo de la víctima a la que dibujaron la sonrisa de payaso. Ese señor al que tirotearon llevaba solo una hora en Marbella. No tenía nada que ver con esta ciudad. Es un delito cometido aquí pero él venía de Barcelona. Los sujetos pasivos de estos ajustes de cuentas no quieren colaborar. 'El jocker', sabíamos que conocía a sus agresores pero no colaboró con nosotros; nunca quieren hablar. Prefieren ajustar cuentas entre ellos al margen de la policía.

P.- Lo que está ocurriendo es una atrocidad para el turismo... esa fama de que tirotean a la gente saliendo de una Iglesia, como ocurrió en San Pedro de Alcántara, en uno de los últimos asesinatos.

R.- La gran delincuencia es la que deja alarma social, repito. Y estos delitos son los que más suenan. Se habla de los ajustes de Marbella. Pero no se habla de los muertos o apuñalados que hay en Londres, aunque sí de un tiroteo aquí. Ya les gustaría a muchas ciudades tener la tranquilidad que tenemos en esta ciudad. Los criminales hacen los ajustes donde localizan a la víctima, aunque traten de buscar sitios donde no haya gente.

P.- Y el aparatoso robo del fin semana en Sierra Blanca, ¿es también un caso aislado?

R.- Los ladrones que vienen a robar, llegan a tiro hecho. Saben dónde hay gente con dinero y objetos de valor y dónde tienen que robar. No han sido tantos millones como ha dicho la prensa. Se dan titulares que luego no tienen que ver con la realidad, y cuando vienen a denunciar no se ajusta a lo publicado.

 Lamelas. (A.G.)
Lamelas. (A.G.)

P.- El triangulo La Línea, Sotogrande, Marbella, ¿portes y lavado?

R.- Tenemos la suerte o la desgracia de tener a Marruecos a doce kilómetros de España. Es uno de los mayores productores de hachís y se introduce por La Línea. Un productor y un consumidor claro: el mercado europeo. En el estrecho es donde está toda la infraestructura. Pero los grandes jefes de los narcos no viven en la Tunara, viven en Sotogrande y en Marbella, en grandes urbanizaciones de lujo. Los que les buscan saben dónde ir y los ajustes de cuentas van a ser en sus casas.

P.- Pero ya no es solo el hachís, ¿no es más preocupante la ruta de la coca?

R.- España es el puente de paso a Europa. Ahora la ruta de la coca también pasa por Mauritania. En Marbella tenemos controles diarios en Puerto Banús y urbanizaciones de los automóviles para descartar este tipo de delitos. Utilizamos todos los medios que tenemos.

P.- En Puerto Banús se han instalado cámaras de videovigilancia aprobadas por la Junta Local de Seguridad, ¿están ayudando?

R.- Hay dos proyectos de videovigilancia que están aprobados. Cuatro están funcionando ya en zonas como Banús, aparcamientos del centro comercial La Cañada, Las Chapas y el Puerto Deportivo. Ahora mismo están funcionado 50 cámaras en Puerto Banús con bastante éxito. Con estos métodos probatorios podremos erradicar muchos de los hechos delictivos de Puerto Banús.

"España es el puente de paso a Europa. Ahora la ruta de la coca también pasa por Mauritania"

P.- Precisamente ese enclave estaba siendo un punto negro en la ciudad…

R.- A nivel de peleas sí. Está habiendo muchas rencillas, sobre todo en fin de semana. Pero sin navajazos ni tiroteos como a veces se cuenta en los medios, sembrando alarma social. Hoy en día llevar una navaja en el bolsillo cuesta 600 euros, así que la gente se lo piensa.

P.- ¿Seiscientos euros?... Pues el partido de Santiago Abascal redobla su apuesta por las armas con un cambio legislativo que premie "a quien se defienda ante un criminal".

R.- ¿Y qué me quiere decir? ¡Pregúntele a Vox que es el que hace esa propuesta! La policía no interpreta, solo hace cumplir la ley, y la ley dice que por portar arma blanca el coste es de seiscientos euros.

P.- Seguimos en "Alerta 4" (terrorista) y de cara a la Semana Santa que se duplica la población en Marbella, ¿se va intensificar desde Interior la presencia de agentes en la zona?

R.- Más que intensificar lo que tratamos de hacer es una serie de operativos en lugares específicos de la ciudad donde se dan las aglomeraciones de personas para esos actos.

"Lo que tratamos de hacer es una serie de operativos en lugares específicos de la ciudad donde se dan las aglomeraciones de personas"

P.- Los sindicatos de policía denuncian que solo hay cinco "Z" en verano para Marbella y que dos de ellos van para las casas de Felipe González y José Mª Aznar, por lo que el municipio se queda desatendido…

R.- No, no, eso no es así. Aunque lo hayan denunciado los sindicatos. Yo en verano pido los refuerzos y vienen de comisión de servicios y más apoyos. No todos los expresidentes requieren coche de policía. Falta un 20% de plantilla en toda España porque no hubo promociones durante unos años y faltan agentes. Yo pido reposición de la plantilla, pero no los hay. Marbella pasa de 141.000 habitantes en temporada normal a 660.000 en verano. Si se van 40 agentes yo los repongo con otros tantos, pero la población se ha triplicado para la vigilancia.

P.- Agentes de su comisaría se han quejado de que en las guardias incluso deben miccionar en la calle…

R.- Eso no es cierto, porque si hay que relevarles se les releva. Eso solo son titulares. La seguridad es cara. Un "Z" está las 24 horas rondando, al día. Para un turno completo son 15 policías diarios. Y cuando decimos que tenemos 5 "Z", son 75 policías. En verano, es verdad, que tenemos muchas servidumbres, pero no solo de expresidentes, sino de familias reales, eventos... Hay gente que llega con su propia protección de Madrid, pero nosotros debemos dar cobertura. Aquí han venido Rajoy o Sánchez y tenemos que estar ahí. Imagínese que le tiran una piedra. Hay que estar en todas.

P.- ¿Qué opina que un comisario como Villarejo tenga la medalla de esta ciudad, mientras hombres de su comisaría se parten la cara en la calle sin ningún reconocimiento?

R.- Eso habrá que preguntárselo al político que se la dio. Y sobre la trama de este comisario que habla... para eso están los jueces que son los que tendrán que decidir.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios