el portavoz del gobierno andaluz les acusa "de hacer el ridículo"

El PP trata de cercar a Susana Díaz en el juicio de los ERE y la llama como testigo

Los abogados de este partido piden que la presidenta de la Junta comparezca ante el juez "por el conocimiento demostrado" de los hechos y reclaman también al vicepresidente andaluz

Foto: Los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, y los exconsejeros Gaspar Zarrías y José Antonio Viera (izq a dcha), al inicio de la segunda jornada del juicio de la pieza política de los ERE. (EFE)
Los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, y los exconsejeros Gaspar Zarrías y José Antonio Viera (izq a dcha), al inicio de la segunda jornada del juicio de la pieza política de los ERE. (EFE)

El juicio de los ERE se reanudó este martes en Sevilla con sorpresa de la mano del PP. Los abogados de la acusación particular que ejerce este partido de la oposición han reclamado la comparecencia como testigo de la actual presidenta de la Junta, Susana Díaz. Alegan el "conocimiento demostrado" del presunto fraude durante sus comparecencias públicas.

El caso de los ERE comenzó a instruirse en 2011 por la juez Mercedes Alaya. Susana Díaz llegó al Gobierno andaluz como consejera de Presidencia en 2012 y alcanzó la presidencia en 2013, cuando su antecesor, José Antonio Griñán, renunció al cargo precisamente cercado por este escándalo. Inmediatamente antes de llegar al Gobierno fue secretaria de organización del PSOE andaluz y ante tuvo cargos de máxima responsabilidad en el PSOE de Sevilla bajo el mandato de José Antonio Viera, imputado en el caso como exconsejero de Empleo. Todo esto ha bastado al PP andaluz para llamar a declarar a la presidenta de la Junta, según explicaron desde este partido.

En el banquillo de los ERE se sientan 22 ex altos cargos del Gobierno andaluz que ostentaron las máximas responsabilidades del Ejecutivo durante casi dos décadas, entre otros, los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán. Se enfrentan a penas de prevaricación e inhabilitación, con peticiones de hasta seis años de cárcel.

El principal partido de la oposición en Andalucía, que ejerció desde el primer momento un papel clave como acusación en la instrucción del caso, pide también las comparecencias como testigos del vicepresidente del Gobierno andaluz, Manuel Jiménez Barrios y de la senadora Mar Moreno, que estuvo imputada pero cuya causa fue archivada por el Supremo. Moreno fue la consejera de la Presidencia durante el estallido del caso y la responsable de poner la cara cuando el escándalo sacudió a todo el gabinete socialista.

Un letrado de la acusación (d) y una funcionaria, ante parte del sumario durante el desarrollo de la tercera jornada del juicio. (EFE)
Un letrado de la acusación (d) y una funcionaria, ante parte del sumario durante el desarrollo de la tercera jornada del juicio. (EFE)

El abogado del PP, Luis García Navarro, explicó a los medios de comunicación que durante el mandato de Susana Díaz, cuando ella era consejera de Presidencia, el Ejecutivo andaluz aprobó el decreto que sirvió para blindar las ayudas que siguen cobrando más de 6.000 prejubilados andaluces. El decreto regularizó esas prejubilaciones ante la posibilidad de que se declarara ilegal, como apuntó la juez Mercedes Alaya, todo ese fondo presupuestario, que se nutrió con 850 millones de euros durante una década desde el año 2000. También se regularon en ese mismo decreto las comisiones cobradas por las aseguradoras, que integran una pieza de este caso.

El PP apunta a Jiménez Barrios, actual vicepresidente del Gobierno andaluz, por su anterior etapa como alcalde de Chiclana (Cádiz), ya que este ayuntamiento, sostienen, cobró una de las subvenciones con cargo al fondo bajo sospecha.

"Ya tienen que estar desesperados para pedir esas comparecencias", sostuvo el portavoz del Gobierno andaluz, Juan Carlo Blanco tras conocer esta petición. "Lo único que veo es un nuevo intento muy desesperado del PP por hacer ruido con este caso y su absoluta ausencia de alternativa. Es muy ridículo y hasta para eso hay que valer. Que poco tiempo dedica a analizar la gestión del Gobierno de Andalucía", agregó el responsable del Gobierno de Díaz. "Que pidan también a los primeros presidentes autonómicos o a Poncio Pilato por el juicio a Jesucristo. Quiero entender que como ha pinchado en tantos casos, Mercasevilla, formación, Aznalcóllar se esta agarrando desesperadamente a este caso. Les pido que dejen de hacer el ridículo", concluyó.

El juicio de los ERE, que podría extenderse hasta un año, se retomó este martes de enero en la Audiencia de Sevilla tras una primera parte en diciembre que sirvió principalmente para conocer los escritos de acusación de la Fiscalía y el PP y los escritos de defensas de los principales acusados. El ministerio público se ha opuesto esta jornada a la petición de uno de los abogados para que los servicios jurídicos del Gobierno andaluz, excluidos del caso tras pedir el archivo de la pieza política, pudieran declarar como testigos.

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios