FUE DETENIDO ESTE LUNES POR LA GUARDIA CIVIL

El robo más surrealista del año: un hombre atraca un hotel vestido de soldado imperial

Si la vestimenta ya parece extraña, aún lo es más el modus operandi, en el que se puede ver al ladrón incluso dejar su pistola encima del mostrador durante varios segundos

Foto: Fotograma del vídeo publicado por 'Mijas Comunicación'.
Fotograma del vídeo publicado por 'Mijas Comunicación'.

Increíble, pero cierto. Durante el pasado mes de agosto, tuvo lugar en Mijas (Málaga) uno de los atracos más insólitos que se puedan recordar: un hombre, ataviado con un casco de soldado imperial de La Guerra de las Galaxias, no dudó entrar en el establecimiento, pistola en mano, para reclamar al recepcionista todo el dinero que tuviera en la caja registradora. Hasta ahí, más allá de la vestimenta, podría tratarse de un atraco normal... pero nada más lejos de la realidad.

Este fue el comienzo de una increíble sucesión de situaciones entre cómicas y tensas que pudo recoger la cámara de seguridad del hotel, y que han sido desveladas este jueves por 'Mijas Comunicación'. En un primer lugar, el atracador apunta con su pistola al trabajador que se encontraba al otro lado del mostrador quien, sin perder la calma, no dudó en hacer todo lo que le pedía: así, el ladrón fue capaz de hacerse con los 1.500€ con los que contaba la caja en ese momento

Pero ahí empezaron las situaciones extrañas. El hombre empieza a meter el dinero en una mochila negra que llevaba colgada al hombro, pero no iba a ser tan fácil como esperaba. En plena acción, el casco empezó a escurrírsele, por lo que en varias ocasiones tuvo que colocárselo para evitar ser descubierto, incluso una de ellas apuntándose con el propio cañón de la pistola a su propia cara. Finalmente, tuvo que apoyarse en el suelo para terminar de cargar el botín.

Tras conseguirlo, decidió marcharse del hotel con la misma parsimonia con la que había entrado... pero se fue por el lugar incorrecto, lo que provocó que el propio recepcionista tuviera que indicarle dónde se encontraba la salida. Ante esta vuelta atrás en sus pasos, el ladrón pareció dudar y le pidió al trabajador que le acercara el teléfono fijo, con la intención de arrancarlo y evitar que se comunicara. Para ello, no dudó en dejar su pistola sobre el mostrador varios segundos.

Tras ser incapaz de romper el cable por la fuerza, decidió recoger su arma y volver a preguntarle al recepcionista por la salida del hotel, para finalmente abandonar el establecimiento. Este jueves, la propia Guardia Civil ha informado en las redes sociales que el atracador, un hombre británico de 41 años, fue detenido el pasado lunes en el marco de la operación Vader 2017. Uno de los robos, sin duda, más surrealistas de los últimos años en nuestro país.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios