la más numerosa de toda la comunidad

Omar el Farouk, imán de la mezquita de Málaga: "Al Ándalus es de los andaluces"

El Confidencial entrevista al responsable religioso del centro islámico de la ciudad, el mayor de la Costa del Sol, donde se asienta la comunidad musulmana más numerosa en Andalucía

Foto: El imán de la mezquita de Málaga, Omar el Farouk, ayer al mediodía. (Toñi Guerrero)
El imán de la mezquita de Málaga, Omar el Farouk, ayer al mediodía. (Toñi Guerrero)

En la avenida Ingeniero de la Torre Acosta de Málaga capital, se sitúa la mezquita más grande de la Costa del Sol y una de las más grandes de Europa (4.000 metros cuadrados y un minarete de 25 metros), que acoge a la comunidad musulmana más numerosa de Andalucía. Omar el Farouk es imán de esta mezquita desde agosto de 2007, cuando se inauguró a los 10 años de ponerse la primera piedra.

El Farouk nació en 1956 en una población cercana a Marrakech. En Tánger, se formó como imán. En 1983 llegó a España, en concreto a Granada, en cuya mezquita del barrio del Albaicín, junto al mirador de San Nicolás que visitó Bill Clinton, era también su máximo responsable religioso. Está casado y tiene tres hijas (la primera nacida en Granada, la segunda en Tánger y la tercera en Málaga).

Delante de las 1.400 personas que se suelen congregar cada viernes en la mezquita, el imán de Málaga tenía previsto hablar en su discurso sobre la peregrinación a La Meca, pero cambió el contenido para referirse a los atentados en Barcelona, que condena con energía. “Nuestra obligación es avisar a la policía si vemos que hay un sospechoso terrorista”, explica, en castellano, en una entrevista concedida a El Confidencial.

Interior de la zona de rezos de la mezquita de Málaga visto desde una celosía.
Interior de la zona de rezos de la mezquita de Málaga visto desde una celosía.

El Farouk remarca la importancia de los mensajes que transmite a sus fieles. “El imán es el responsable de lo que dice en la comunidad musulmana a la que representa. Es como el capitán que lleva un barco o quien conduce un coche con acompañantes. Tiene responsabilidad ante todos. Somos respetados y cualquier fallo o malentendido hará un daño en los demás”.

Sobre Abdelbaki es Satty, el imán de Ripoll, admite que también lo tenía que haber “controlado la propia comunidad musulmana”. “Y la policía, por supuesto, que no puede cerrar los ojos con lo que pasa en cualquier entorno. Yo tengo contacto con la policía de Málaga y ellos me conocen. Tenía que haber pasado lo mismo con Ripoll”, resalta El Farouk.

"Tenían que haber preguntado a otros imanes de España y podíamos haber dicho si su fichaje era correcto o no", dice en referencia al imán de Ripoll

Es más, cree que han faltado controles en el ‘fichaje’ del imán, clave en la célula yihadista que preparó los atentados en las Ramblas de Barcelona y en el paseo marítimo de Cambrils. “Tenían que haber preguntado a otros imanes de España y podíamos haber dicho si su fichaje era correcto o no. No nos podemos callar. Hay que avisar cuando podamos sospechar que es una persona que puede hacer daño”.

En el sermón ('jutba') del pasado 18 de agosto, el imán calificó a los terroristas que habían perpetrado los atentados en Barcelona como "cobardes que no tienen piedad, son inhumanos, han matado a inocentes y han aterrorizado a personas que siempre han vivido seguras. El islam es inocente; no tiene nada que ver con los actos cometidos por estos desgraciados. En calidad de musulmanes, expresamos nuestra enérgica condena y repulsa a estos actos terroristas que van en contra de los principios del islam. Igualmente, enviamos desde aquí nuestro pésame a los familiares de las víctimas y expresamos nuestra solidaridad con ellos, deseando una pronta recuperación a los heridos”.

El imán no es partidario de que se expulse a los musulmanes con antecedentes penales. "Eso no lo permite la Constitución. Hay algunas personas que se equivocan, se arrepienten y luego toman el buen camino. Existe el arrepentimiento", explica.

Un hombre saliendo de la mezquita de Málaga.
Un hombre saliendo de la mezquita de Málaga.

¿Tiene miedo ante la islamofobia en España? "No. Es verdad que puede haber pintadas o algunos nos pueden mirar mal por la calle, pero la mayoría nos respeta, igual que si estamos en este país tenemos que aceptar sus costumbres y su cultura. Tenemos que crear discursos radicados en el territorio, en España. Lo que sí nos da miedo son los jóvenes a los que se les come el coco, sobre todo en internet. Sus padres son gente humilde y de paz y no saben en lo que están sus hijos", relata. "El 95% de los musulmanes de todo el mundo rechaza a los terroristas".

El imán mira ya el reloj. Son las 14:20 y apenas quedan cuatro minutos para el tercero de los cinco rezos del día. Avisan para la oración dentro del templo. Antes de despedirse, una pregunta sobre Al Ándalus. Se ríe ante la idea de que Al Ándalus deba ser territorio musulmán. "Para nada, para nada. Al Ándalus es Andalucía, de los andaluces. Lo de Al Ándalus es pasado. Tenemos que buscar el punto positivo y de encuentro entre la historia de Al Ándalus y su conexión con Europa. Con los andaluces se pueden generar relaciones humanas de forma muy rápida. Son generosos y personas de confianza", añade.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios