Es noticia
Menú
Rivera sube la presión a Rajoy para que facilite un pacto con el PSOE
  1. España
  2. Andalucía
en un acto en sevilla

Rivera sube la presión a Rajoy para que facilite un pacto con el PSOE

El líder de Ciudadanos pasea por Sevilla su acuerdo con los socialistas andaluces y evita pedir la marcha del presidente, aunque deja claro que él sí "se hubiera planteado su dimisión"

Foto: El líder de Ciudadanos, Albert Rivera. (EFE)
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera. (EFE)

Albert Rivera se paseó esta mañana por el Parlamento andaluz y exhibió que un acuerdo con Ciudadanos para que gobiernen los socialistas es posible. Eso sí, solo con la participación del PP, para quien empieza a subir la presión. Rivera se mostró convencido de que “en tres o cuatro días” se podrá anunciar si hay o no acuerdo con el PSOE, pero sus palabras estaban más dirigidas al Partido Popular, sobre quienes redobló la presión para que faciliten un “Gobierno constitucionalista” en España. Incluso señaló que los siete millones de votantes del PP se sentirían cómodos en ese acuerdo, que evitaría referendos que pusieran en peligro la unidad de España o una subida de impuestos para los ciudadanos. Dejó claro que sin el concurso del partido, “por activa o por pasiva”, un Gobierno de Pedro Sánchez no será posible.

[Lea aquí: 'PSOE y Ciudadanos pactan un programa socialdemócrata que liquida los recortes']

La presión hacia Mariano Rajoy empieza a subir para que se retire o propicie una abstención del grupo popular. De momento, el presidente del Gobierno en funciones sigue haciendo caso omiso a esas peticiones. Rivera aseguró que si él estuviera en el papel de Rajoy, “hubiera sido tajante y me plantearía la dimisión”.

Rivera se mostró “satisfecho” con la marcha de las negociaciones con el PSOE y dejó claro que un Gobierno de Pedro Sánchez es “difícil, sí, pero no es imposible”. De hecho, se dedicó a poner en valor aquellos asuntos en los que sí ha sido posible cerrar acuerdos y advirtió de que el paquete fiscal es uno de los que quedan pendientes y tienen más flecos sueltos, “el principal escollo”. Su gran reto ahora es sumar al Partido Popular, para que facilite “por activa, por pasiva o como quiera” la formación de un Gobierno.

La cuenta atrás está en marcha. No es un ultimátum, dijo el líder de Ciudadanos, pero sí una cuestión de calendario

“Todos sabemos contar y somos conscientes de que el PP tendrá que participar por activa o por pasiva de un acuerdo”, insistió Rivera, que no obvió que ese está siendo el principal cometido de Ciudadanos, poner sobre el papel los puntos de acuerdo de PSOE y PP, “poner en común lo que nos une”. Admitió que es “difícil” porque Mariano Rajoy y Pedro Sánchez “no se dan ni la mano” pero dejó claro que o se trabaja en ese camino o España se verá abocada a nuevas elecciones. Recordó que el PP tiene mayoría absoluta en el Senado y abogó por que el PP participe junto a PSOE y Ciudadanos en una reforma de la Constitución, en la reforma de leyes orgánicas, en ofrecer una respuesta común frente al desafío secesionista de Cataluña, en la lucha contra el terrorismo o en Europa.

[Lea aquí: 'Rajoy cree que el pacto entre Sánchez y Rivera "no sirve para nada" ni soluciona problemas']

Rivera es cuidadoso para no pisar asuntos internos del Partido Popular ni pide directamente que Rajoy se vaya para facilitar un acuerdo, pero sí que empieza a subir la presión, dejando claro que él sí hubiera dimitido. No obstante,afirmó que no hay otro interlocutor ahora mismo que Rajoy en el PP y aseguró que Ciudadanos no está buscando vías de diálogo que se salten al presidente. No obstante, sí aseguró que ya hay voces dentro del PP que advierten de que la abstención es el único camino para evitar que Podemos llegue al Gobierno.

Admitió que esa no es la posición del presidente en funciones pero sí de otros líderes, apelando directamente a Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid. “Hay voces mucho más razonables dentro del PP que advierten de que sería mucho mejor un acuerdo de PSOE y Ciudadanos con participación del PP que un acuerdo de PSOE con Podemos”. “Rajoy piensa distinto”, lamentó.

La cuenta atrás está en marcha. No es un ultimátum, dijo el líder de Ciudadanos, pero sí una cuestión de calendario. Si el PSOE tiene que abrir su consulta a las bases antes del martes, tendrá que haberse despejado si hay o no acuerdo con Ciudadanos, y sobre todo qué papel va a jugar el PP. Rivera se reunió durante la mañana con la Asociación de Autónomos de Andalucía y con Unicef, y aseguró que bonificaciones para que los autónomos no paguen si no llegan a final de mes o un pacto nacional contra la pobreza infantil son ejes centrales de un acuerdo con el PSOE para que llegue al Gobierno de España. El dirigente de la formación naranja ha asegurado que no se ha entrevistado ni ha hablado con Susana Díaz en esta visita a Sevilla, y no se ha mostrado nada de preocupado por el goteo de expulsiones de ediles de Ciudadanos en Andalucía, los dos últimos en el ayuntamiento de Jaén, por incumplir el código ético del partido.

Albert Rivera se paseó esta mañana por el Parlamento andaluz y exhibió que un acuerdo con Ciudadanos para que gobiernen los socialistas es posible. Eso sí, solo con la participación del PP, para quien empieza a subir la presión. Rivera se mostró convencido de que “en tres o cuatro días” se podrá anunciar si hay o no acuerdo con el PSOE, pero sus palabras estaban más dirigidas al Partido Popular, sobre quienes redobló la presión para que faciliten un “Gobierno constitucionalista” en España. Incluso señaló que los siete millones de votantes del PP se sentirían cómodos en ese acuerdo, que evitaría referendos que pusieran en peligro la unidad de España o una subida de impuestos para los ciudadanos. Dejó claro que sin el concurso del partido, “por activa o por pasiva”, un Gobierno de Pedro Sánchez no será posible.

Mariano Rajoy Ciudadanos
El redactor recomienda