no será la llave que dará estabilidad

Teresa Rodríguez, de Podemos, no apoyará la investidura de Susana Díaz

La candidata de Podemos a la Presidencia de la Junta ha dicho hasta aquí después de que Díaz no aceptara ninguna de sus tres líneas rojas. "Tenemos una responsabilidad con los votantes", dice

Foto: La presidenta en funciones de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y la líder de Podemos, Teresa Rodríguez. (Efe)
La presidenta en funciones de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y la líder de Podemos, Teresa Rodríguez. (Efe)

La candidata de Podemos a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Teresa Rodríguez, ya ha despejado la incógnita. Después de varios días jugando al despiste y desdibujando las líneas rojas que debía cumplir Susana Díaz, Podemos da un paso al frente y no será la llave que dará estabilidad a su Gobierno durante los próximos cuatro años.

“Vamos a votar no”, ha dicho Rodríguez este jueves en Las mañanas de Cuatro. “Tenemos una responsabilidad y un pacto firmado con nuestros votantes”, ha explicado refiriéndose a las condiciones de su partido para apoyar la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía. “Se ha abierto un periodo de diálogo y las medidas son sencillísimas”, tanto, que Susana Díaz ha optado por no aceptar ninguna de ellas y continuar con sus planes de gobernar en solitario tal y como ha publicado El Confidencial este mismo jueves.

Las famosas líneas rojas que han sonado durante días son las tres propuestas de “sentido común” marcadas por Podemos para dar el sí al PSOE andaluz y que cuentan con el apoyo de Pablo Iglesias, líder de la formación. Entre ellas, está la tolerancia cero con la corrupción -que implica la dimisión de Chaves y Griñán-, la drástica reducción de altos cargos y asesores políticos y readmisión de personal de sectores como la educación y la sanidad y, por último, que la Junta retire sus cuentas corrientes de los bancos que han realizado desahucios sin alternativa habitacional.

Teresa Rodríguez y Pablo Iglesias. (Efe)
Teresa Rodríguez y Pablo Iglesias. (Efe)

Podemos reculó tras eliminar las condiciones

Días después de la victoria del PSOE en las elecciones andaluzas con 47 escaños y casi medio millón de votos, Teresa Rodríguez anunció que su apoyo a la investidura pasaba por el cumplimiento de una serie de medidas que fueron borradas de un plumazo por la secretaria de Coordinación Ejecutiva de Podemos, Àngela Ballester, hace justo una semana. “No ponemos condiciones sino unas propuestas de sentido común pero el diálogo sigue abierto y en Podemos estamos dispuestos a entendernos con todo el mundo”, dijo.

Ni 24 horas después la dirección de Podemos en voz de la secretaria de Análisis Político y Social, Carolina Bescansa, reculó y se echó para atrás justificándose en un “malentendido terminológico” y que dichas declaraciones no suponían una desautorización por parte de la dirección nacional a Rodríguez. Ese mismo día, la cúpula del partido designó a Sergio Pascual, muy cercano a Pablo Iglesias, y Manuel Garí, hombre de confianza de Rodríguez, como los encargados de negociar la investidura de Díaz sin contar para esta labor con ninguno de los 15 parlamentarios electos de la formación. 

Ciudadanos se suma al "no"

Los representantes de Ciudadanos en la negociación para la investidura de Susana Díaz han reiterado este jueves al PSOE de Andalucía que se opondrán a la misma si los expresidentes de la Juanta Manuel Chaves y José Antonio Griñán, imputados en el caso de los ERE, no abandonan sus actas en el Congreso y en el Senado respectivamente. 

De no cumplirse esto, Ciudadanos dirá no a la investidura, ya que esta es la condición indispensable para poder negociar una abstención y alcanzar otro tipo de acuerdos puntuales. En ningún caso, la formación se plantea la posibilidad de entrar en el Gobierno. 

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios