en 75 hectáreas de monte público

Junta y Gobierno impulsan en Doñana un aeródromo para drones en territorio de linces

La Junta y el Gobierno impulsan un aeródromo para drones civiles en El Arenosillo, una zona de 75 hectáreas de monte público que bordea Doñana

Foto: Instalaciones del proyecto. (INTA)
Instalaciones del proyecto. (INTA)
¿Linces sí y alcornocales no? En La Almoraima la guerra es total. En Doñana, van de la mano. La Junta de Andalucía y el Gobierno Central impulsan un aeródromo para prototipos de vuelos de drones civiles en El Arenosillo, una zona de travesía y cría de linces. Son 75 hectáreas de un monte público quemado hace 15 años que bordean el Parque Natural de Doñana. El terreno pertenece al Ayuntamiento de Moguer (Huelva).
 
El proyecto goza de triple 'bendición' institucional. El Ministerio de Economía y Competividad, a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, dará 21 millones, la administación autonómica andaluza aportará nueve millones y otros 10 millones los invertirá el INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial). El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, se ha implicado personalmente y respalda sin fisura la iniciativa a través de la agencia IDEA, relacionada con el escándalo de los ERE falsos.
 
Imagen de un dron. (INTA)
Imagen de un dron. (INTA)
Uno de los problemas técnicos de este aeródromo, que contaría con una pista de 2,5 kilómetros de longitud, es la falta de autorización de los prototipos de drones para uso civil, según fuentes militares consultadas por El ConfidencialEl proyecto, que contempla la creación de 250 empleos directos y otros 500 inducidos, se denomina oficialmente Centro de Ensayos y Experimentación de Aviones no Tripulados de Medio y Gran Tamaño (CEUS). A pesar de todo, su intención es inaugurarlo en 2015.
 
Una vez terminada la construcción del aeródromo no se podría volar en él. En proyecto están previsto dos vuelos a la semana una vez abierto cuando lo máximo que vuelan hoy en día los prototipos no pasa de dos al mes en la base de Edwards, que es la única donde se desarrollan esos prototipos.
 
Evitar indemnizaciones
 
La desafección de monte público fue autorizada por la Junta de Andalucía el pasado mes de noviembre. El argumento fue el carácter científico del proyecto onubense. Y la excusa es el interés para ubicar en El Arenosillo las instalaciones del Instituto Nacional de Técnica Aerospacial (INTA), que contaría con la colaboración del Ministerio de Economía y Competitividad. 
 
Juanjo Carmona, responsable en Doñana de la asociación ecologista WWF, no entiende cómo se ha elegido esta zona y no otras próximas que garantizarían la supervivencia del monte público. "¿Por qué no eligen un espacio unos metros más allá? Tendrían que indemnizar a propietarios de fincas. Para ellos es mucho mejor destrozar un monte que pagar expropiaciones", lamenta Carmona en conversación telefónica con El Confidencial.
 
Uno de los hangares. (INTA)
Uno de los hangares. (INTA)
WWF también denuncia que la zona de El Aeronosillo está protegida por el POTA (Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía) en Grado A, la máxima protección ambiental por parte de la Junta de Andalucía. "Hay un pasotismo absoluto por parte del Gobierno andaluz y del Estado en mantener un monte en el entorno de Doñana sin que afecte a los linces", remata el responsable ecologista. 
 
El pleno municipal del Ayuntamiento de Moguer aprobó el pasado 21 de noviembre una actualización de las normas subsidiarias de planeamiento urbano para incluir la descatalogación de las 75 hectáreas de terreno en las que se ejecutará el proyecto CEUS de experimentación y desarrollo de aviones no tripulados.
Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios