Es noticia
Menú
Vox se cuela en un acto del PP contra Irene Montero: "No estaban invitados"
  1. España
POR LA POLÉMICA DEL SÍ ES SÍ

Vox se cuela en un acto del PP contra Irene Montero: "No estaban invitados"

Malestar entre los populares después de que varios diputados de Vox, como Iván Espinosa de los Monteros o Carla Toscano, se colasen en una 'foto de familia' del PP frente a los leones del Congreso

Foto: Diputados y senadores del PP en un acto contra Irene Montero y la ley del sí es sí. (EFE/Javier Lizón)
Diputados y senadores del PP en un acto contra Irene Montero y la ley del sí es sí. (EFE/Javier Lizón)

El PP convocó este jueves a los medios de comunicación a una especie de concentración protagonizada por diputados y senadores del partido en la Carrera de San Jerónimo, frente a los leones del Congreso, para exigir la rectificación de la ley del solo sí es sí y la dimisión de Irene Montero. Sin embargo, una presencia inesperada ha sorprendido a propios y ajenos. Varios diputados de Vox aparecieron en el último minuto para colocarse en la foto del PP, una acción que no estaba pactada entre los dos partidos y que ha generado cierto malestar en las filas de los populares.

"Si no estoy invitado a una boda, no me presento a esa boda", farfullaban algunos parlamentarios del PP, que aseguraban no dar crédito a que dirigentes como Iván Espinosa de los Monteros o Carla Toscano, precisamente la dirigente que protagonizó el ataque machista contra Irene Montero del que hasta Cuca Gamarra se desmarcó, salían de la Cámara Baja para unirse al acto sin avisar. Además de los citados, estaban otros primeros espadas parlamentarios de la formación, como Inés Cañizares, Patricia Rueda o Teresa López.

Fuentes de Vox justifican que no era una acción que estuviera prevista —de hecho, no constaba en las previsiones informativas del partido—, pero aseguran compartir el fin de la concentración y que, por tanto, han decidido respaldar a sus homólogos del PP. Pero no ha sido una acción que haya gustado, en absoluto, en el primer partido de la oposición, que intenta sacudirse del estigma alimentado por la izquierda de su cercanía a los de Abascal.

Foto: La ministra de Igualdad, Irene Montero. (EFE/Chema Moya)

"La semana pasada hubo partidos que no fueron nada solidarios con nosotros, cuando se montó aquí un presunto y falso escándalo por decir la verdad", explicaba el portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, en alusión al momento en que su compañera Carla Toscano aseguró que el "único mérito académico" de Irene Montero era haber "estudiado a fondo a Pablo Iglesias". "No notamos ninguna muestra de solidaridad cuando se quitó la palabra a nuestra diputada por decir la verdad. Pero nosotros no miramos eso. Si se convoca una manifestación para pedir la dimisión de Montero, vamos", zanjaba.

La estrategia que sigue el PP es precisamente la contraria. No solo no agita la calle contra el Gobierno como sus homólogos de Vox —el acto de este jueves ha tenido un carácter institucional—, sino que tiene por norma no sumarse a ninguna protesta convocada por otros partidos políticos, sobre todo de los que están situados a su derecha. Vox ha presentado este jueves un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la ley Montero, un extremo que, por el momento, tampoco ha valorado el PP.

El PP convocó este jueves a los medios de comunicación a una especie de concentración protagonizada por diputados y senadores del partido en la Carrera de San Jerónimo, frente a los leones del Congreso, para exigir la rectificación de la ley del solo sí es sí y la dimisión de Irene Montero. Sin embargo, una presencia inesperada ha sorprendido a propios y ajenos. Varios diputados de Vox aparecieron en el último minuto para colocarse en la foto del PP, una acción que no estaba pactada entre los dos partidos y que ha generado cierto malestar en las filas de los populares.

Partido Popular (PP)