Es noticia
Menú
Los barones del PP piden reformar la financiación y temen "privilegios" para Cataluña
  1. España
RONDA DE REUNIONES EN MONCLOA

Los barones del PP piden reformar la financiación y temen "privilegios" para Cataluña

Sánchez recibe en Moncloa a los presidentes de Castilla y León, Galicia y Andalucía, que exigen un cambio en el modelo de reparto de fondos y recelan de un trato preferente a determinadas regiones como prebenda para aprobar los PGE

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i); y el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (EFE/Chema Moya)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i); y el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (EFE/Chema Moya)

Cordialidad, "buenas formas", compromisos en materia regional y municipal, pero ni un solo avance en la reforma del sistema de financiación autonómica. Pedro Sánchez ha recibido este jueves en Moncloa a tres presidentes autonómicos del PP. Los tres llevaban a su cita con el jefe del Ejecutivo diferentes reivindicaciones para sus respectivos territorios, pero han coincidido en reclamar al Gobierno una reforma "urgente" en el sistema de financiación autonómica. Los barones populares están de acuerdo en la forma, pero no en el fondo. En el PP -y también en el PSOE- los criterios para repartir los fondos entre las comunidades autónomas son muy diferentes en función del territorio. Pese a ello, los presidentes han incidido en la necesidad de "ponernos de acuerdo" y no seguir aplazando la reforma de un sistema que lleva caducado desde 2014.

Aunque ha sido el último dirigente en llegar a Moncloa, Juanma Moreno ha abanderado la batalla por la reforma del sistema de financiación, aunque con una fórmula opuesta a la que solicitan sus homólogos de Castilla y León y Galicia. Es el primer tema que ha tratado con el jefe del Ejecutivo. "Andalucía lleva sufriendo trece años un modelo injusto y obsoleto. Y ello ha derivado en una infrafinanciación de cuatro comunidades, Andalucía, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y Murcia", denunció el barón andaluz tras su vis a vis con Sánchez.

Moreno recordó que la región que preside pierde al año "casi mil millones de euros en financiación" y que, en comparación con otras comunidades, "cada andaluz percibe 114 euros menos que ciudadanos del resto de España". Como el resto de sus compañeros, el dirigente ha reconocido que el proceso de negociación de una nueva ley de financiación autonómica es "arduo" por las fisuras abiertas tanto en el PP como en el PSOE, por lo que ha solicitado la aprobación de un fondo transitorio de nivelación prorrogable como "solución temporal" hasta la consecución de un nuevo modelo de reparto de fondos.

El sistema que propone Moreno permitiría "nivelar" la "infrafinanciación" que actualmente sufren cuatro comunidades autónomas a través de un fondo de 1.700 millones de euros al año, de los cuales 824 irían a parar a Andalucía. Según ha informado el dirigente, Sánchez se ha comprometido a "reflexionar" la propuesta, pero la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, dejaba en nada las esperanzas del andaluz. "La financiación autonómica no puede parchearse", respondía, al tiempo que reivindicaba que "ningún Gobierno de España haya destinado tantos recursos a las comunidades autónomas".

Foto: Rocío Blanco, consejera de Empleo, Empresa y Trabajadores Autónomos, durante su toma de posesión. (EFE/Raúl Caro)

El primero en llegar al Palacio de la Moncloa ha sido el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. El barón ha aprovechado la reunión para poner el foco en la gestión de los incendios que está azotando a la región, pero no ha obviado las quejas por un modelo de financiación que es "antiguo", "malo" y "no se adapta al a realidad de nuestros territorios". Castilla y León y Galicia -junto a regiones socialistas como Asturias o Aragón- defienden primar criterios como la orografía o la dispersión poblacional a la hora de repartir los fondos; Andalucía o la Comunidad Valenciana -las más perjudicadas por el sistema actual- exigen justo lo contrario: que el número de ciudadanos de cada comunidad sea determinante a la hora de recibir financiación.

Con todo, en lo que ha insistido Mañueco es que el reparto de los fondos "tiene que pactarse entre todos" aunque sea "difícil", y ha evidenciado su "preocupación" por la posibilidad de que el Gobierno pueda conceder "privilegios" a Cataluña y otras comunidades autónomas en materia de financiación, coincidiendo con la próxima negociación de los Presupuestos Generales del Estado para el siguiente ejercicio.

Foto: La ministra de Hacienda conversa con la nueva consejera de Economía de Andalucía en el CPFF. (Efe)

"Vamos a estar muy vigilantes para que se cumpla el principio de igualdad entre todas las comunidades autónomas", añadió Mañueco, quien aseguró también en rueda de prensa que durante su cita con Pedro Sánchez no se había concretado "nada" sobre la cuestión. El testigo lo ha recogido su homólogo gallego, Alfonso Rueda, que instaba a "evitar negociaciones bilaterales" que "cercenan la confianza" entre las diferentes administraciones territoriales. "Es necesario que hablemos entre todos", incidía, utilizando para tal cuestión el Consejo de Política Fiscal y Financiera como único "foro" para llegar a un acuerdo. "Claro que vemos como un agravio que haya reuniones bilaterales con solo una parte de España, como es Cataluña. Cuanto menos privilegios haya para nadie, mejor para todos", coincidía Moreno.

No en vano, este miércoles el Gobierno celebró también en Moncloa la tercera edición de la mesa de diálogo con la Generalitat, en la que se acordó la "desjudicialización" del 1-O y el blindaje del catalán, un compromiso del que se deduce que el Ejecutivo no recurrirá la nueva ley regional con la que el Govern sortea la sentencia sobre la obligación de impartir al menos un 25% de las clases en castellano. En las baronías del PP recelan de que esa cita haya podido servir para cerrar otros compromisos en materia de financiación como prebenda para lograr el respaldo de ERC a las nuevas cuentas públicas, y que a su vez impliquen de nuevo un "agravio" para el resto de territorios.

La ministra portavoz, Isabel Rodríguez, ha asegurado que el presidente del Gobierno ha "recogido" las propuestas de los dirigentes autonómicos del PP en materia de financiación, pero insiste en que antes de impulsar una reforma a nivel estatal las comunidades de uno y otro signo político deben encontrar "un consenso" respecto a los criterios, por las "posiciones distantes" que existen dentro de PSOE y PP. "Pero alguien debe ponerle el cascabel al gato", respondía Juanma Moreno, que denunciaba en este sentido la "falta de iniciativa" que atisba en el Ejecutivo.

Foto: El magistrado Alfredo Montoya abandona el Constitucional por motivos de salud. (Poder Judicial)

Malestar por las "formas" de Sánchez

Las "formas" con las que Sánchez ha recibido a los barones del PP, en una misma jornada y con el tiempo tasado, ha provocado gran malestar en las filas populares, donde denuncian que toda una delegación de ministros recibiese en Moncloa a los representantes de la Generalitat y no se haya sacado tiempo en "meses" para los barones del PP, teniendo en cuenta que hace meses que Alfonso Fernández Mañueco y Alfonso Rueda tomaron posesión.

Como publicó El Confidencial, la sensación en Génova es que el "ninguneo" del Gobierno a sus presidentes autonómicos responde a una especie de "ajuste de cuentas" con aquellos territorios donde el PSOE se ha quedado en cuadro, especialmente en Andalucía, feudo histórico del socialismo hasta la histórica victoria de Juanma Moreno. El más crítico con esta cuestión ha sido el presidente de Castilla y León, que ha afeado que ésta haya sido la primera vez que Sánchez le ha recibido en Moncloa pese a llevar años al frente de la Junta. Los populares creen que el presidente organizó la triple cita de forma "precipitada" e "improvisada" para evitar críticas y "equiparar" la cita a la reunión que ya tenía agendada para la última semana de julio con la Generalitat.

Cordialidad, "buenas formas", compromisos en materia regional y municipal, pero ni un solo avance en la reforma del sistema de financiación autonómica. Pedro Sánchez ha recibido este jueves en Moncloa a tres presidentes autonómicos del PP. Los tres llevaban a su cita con el jefe del Ejecutivo diferentes reivindicaciones para sus respectivos territorios, pero han coincidido en reclamar al Gobierno una reforma "urgente" en el sistema de financiación autonómica. Los barones populares están de acuerdo en la forma, pero no en el fondo. En el PP -y también en el PSOE- los criterios para repartir los fondos entre las comunidades autónomas son muy diferentes en función del territorio. Pese a ello, los presidentes han incidido en la necesidad de "ponernos de acuerdo" y no seguir aplazando la reforma de un sistema que lleva caducado desde 2014.

Moncloa