Es noticia
Menú
Sánchez se encomienda a Zapatero ante un PSOE en caída a la espera de revulsivos
  1. España
Giro en búsqueda de una remontada

Sánchez se encomienda a Zapatero ante un PSOE en caída a la espera de revulsivos

El expresidente se ha convertido en uno de los principales consejeros en nombres y estrategia. La fotografía de Sánchez junto a Antonio Hernando en una entrevista agita Moncloa

Foto: José Luis Rodríguez Zapatero y Pedro Sánchez. (EFE/Ballesteros)
José Luis Rodríguez Zapatero y Pedro Sánchez. (EFE/Ballesteros)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El PSOE era ayer un hervidero. El ambiente sobre cambios inminentes ha sacudido un partido que lucha contra los sondeos publicados e internos en que el PP no solo les ha dado el sorpaso, sino que amenaza con lograr una mayoría absoluta si sigue la tendencia. Pedro Sánchez es el único que sabe lo que pasará y debe medir bien las consecuencias de un nuevo idus de julio. Los socialistas buscaban ayer alguna pista en la entrevista del presidente publicada en 'El País'. En sus declaraciones, nada nuevo en clave interna, pero lo que causó verdadero revuelo fue la fotografía junto a Antonio Hernando. No es habitual que los asesores aparezcan, y más teniendo en cuenta que el jefe de gabinete es Óscar López.

Desde ese momento, en Moncloa se instaló que Hernando sustituiría a López, según señalan fuentes cercanas a Presidencia, que ni confirman ni desmienten el rumor. Al margen de los cargos, Hernando es uno de los nombres que los veteranos han susurrado a Sánchez para relanzar el mensaje del partido y el Gobierno tras el varapalo sufrido en las elecciones andaluzas, como publicó ayer este diario. El núcleo duro del presidente vive un auténtico cisma. En menos de un año han pasado por el gabinete Alfredo Pérez de Armiñán, María Llanos Castellanos y el propio Hernando.

Paradójicamente, uno de los verdugos de Sánchez, que encarnó la abstención del PSOE para que gobernase Mariano Rajoy, estaría llamado a convertirse en pieza clave en busca de una remontada que le permita tener opciones en las elecciones de 2023. Detrás de este movimiento está el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, según confirman fuentes socialistas. Zapatero, que en su día lideró la revuelta para expulsar a Sánchez de la secretaría general, es hoy uno de sus consejeros más escuchados, confirman fuentes de su entorno, que revelan que "se ven cada dos o tres meses y hablan a menudo". Además, tiene relación con varios ministros del gabinete.

Foto: Yolanda Día y Pedro Sánchez se necesitan para reeditar la coalición. (EFE/Fernando Alvarado)

El viraje al zapaterismo comenzó justo hace un año cuando, como desveló El Confidencial, el que fuera mano derecha del expresidente Miguel Barroso y el empresario audiovisual José Miguel Contreras se convirtieron en los visitadores de la Moncloa. Ambos estuvieron detrás de la crisis de Gobierno en la que se prescindió de pesos pesados como Iván Redondo, José Luis Ábalos o Carmen Calvo. También supuso el aterrizaje de los rehabilitados, López y Hernando, hombres muy cercanos al exministro José Blanco y que hoy estarían librando un pulso por el favor de Sánchez.

Vídeo | Zapatero dice que "objetivamente" el Gobierno merece "un sobresaliente por la situación económica y social del país"

El jefe de gabinete ha quedado muy tocado porque, junto con la vicesecretaria Adriana Lastra y el ministro Félix Bolaños, ha planificado las campañas de Castilla y León y Andalucía, donde el PSOE ha sufrido derrotas históricas. En este escenario, la figura de Hernando surge como revulsivo pese a que, como recuerdan históricos del partido, "nunca ha ganado nada" mientras lamentan que no haya "banquillo" para apostar por nuevos perfiles. Pendientes de los cambios están los portavoces en el Congreso, Héctor Gómez, y en Ferraz, Felipe Sicilia. Desde la noche de 19-J, todas las miradas están puestas en ellos. Sánchez no ha hecho autocrítica ante la constante merma en los resultados electorales, pero ha puesto en la proa a los responsables de comunicar las veleidades del Gobierno.

Fuentes socialistas apuntaban en la tarde de ayer que esta crisis en Ferraz se podría acabar retrasando ante el revuelo en las filas. Los afectados guardaban silencio, pero no se atrevían a confirmar que hoy seguirían en sus funciones. "Pedro tiene que cuidar también su fama de 'killer' porque puede acabar perjudicándole", señalaba un diputado molesto por que se ponga en la picota al portavoz en la Cámara Baja. Otros no tenían dudas de que Sánchez quería llegar al debate con "los deberes hechos" y movería ficha mañana mismo. Su costumbre, según un colaborador que ha estado años a su lado, es llamar a los afectados en el último minuto.

Foto: Pedro Sánchez durante la cumbre de la OTAN en Madrid. (Sergio Beleña)

El desconcierto está servido en un PSOE donde se cuestiona que la solución sea buscar culpables. "El cabeza de cartel es Sánchez y es quien tiene que mover al partido junto al Gobierno, no un portavoz de turno", reflexionan cargos socialistas cuyo diagnóstico es que tanto el Ejecutivo como la formación sufren la misma enfermedad: "La falta de estrategia política". También ponen el foco en la incoherencia de buscar un giro a la izquierda frente a las "terminales políticas y mediáticas" mediante un "regreso al pasado que acabará marcando el futuro".

Sánchez emulará a Zapatero como adalid de la izquierda. Es su baza política. Enfatizará el discurso social para aparecer como el presidente comprometido con las clases medias y los más desfavorecidos frente a un PP de élites. Precisamente en Génova le auguran el mismo futuro que a su referente. "Europa acabará echándole cuando empiece a exigir reformas ante la catástrofe económica".

El PSOE era ayer un hervidero. El ambiente sobre cambios inminentes ha sacudido un partido que lucha contra los sondeos publicados e internos en que el PP no solo les ha dado el sorpaso, sino que amenaza con lograr una mayoría absoluta si sigue la tendencia. Pedro Sánchez es el único que sabe lo que pasará y debe medir bien las consecuencias de un nuevo idus de julio. Los socialistas buscaban ayer alguna pista en la entrevista del presidente publicada en 'El País'. En sus declaraciones, nada nuevo en clave interna, pero lo que causó verdadero revuelo fue la fotografía junto a Antonio Hernando. No es habitual que los asesores aparezcan, y más teniendo en cuenta que el jefe de gabinete es Óscar López.

Pedro Sánchez PSOE
El redactor recomienda