Es noticia
Menú
Los socios de coalición reaccionan tímidamente a la defensa de Sánchez de Marruecos
  1. España
Tras contabilizarse 23 fallecidos

Los socios de coalición reaccionan tímidamente a la defensa de Sánchez de Marruecos

Ada Colau ha sido la más contundente en sus críticas a las palabras de Sánchez tras los sucesos donde murieron 23 migrantes. Yolanda Díaz y Ione Belarra se han pronunciado de forma discreta en Twitter

Foto: Pedro Sánchez y Yolanda Díaz en el Congreso. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
Pedro Sánchez y Yolanda Díaz en el Congreso. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Tras la debacle de las fuerzas de izquierda en Andalucía, y con la Cumbre de la OTAN en el horizonte, la orden dentro del Gobierno de coalición era de cerrar filas y evitar los enfrentamientos públicos en asuntos decisivos. "La gente se desmotiva y no le llega el mensaje que queremos lanzar", comentaba un ministro socialista en los días posteriores al 19-J. Apenas una semana después, la defensa del presidente Sánchez de la actuación de las fuerzas armadas marroquíes en el asalto a la valla de Melilla, que se ha saldado de momento con 23 fallecidos y centenares de heridos, no ha gustado a sus socios en el Ejecutivo, que, sin embargo, han limitado a las redes sociales su reacción a dichas manifestaciones.

Las diferencias arrancan en la rueda de prensa posterior a la aprobación del nuevo paquete anticrisis, en la que Sánchez aseguró que el incidente en la reja de la ciudad autónoma fue "un asalto violento y organizado", desgranaba el presidente, instigado por "mafias que trafican con seres humanos en una ciudad que es territorio español". "La gendarmería se ha empeñado a fondo para intentar evitar el asalto violento", apostillaba, en un intento de salvaguardar la recientemente recuperada relación con Rabat.

Foto: Decenas de migrantes entran en Melilla tras romper la puerta de paso fronterizo. (EFE/Paqui Sánchez)

Desde Unidas Podemos, las primeras críticas no se hicieron esperar. Voces autorizadas dentro de la formación morada, como el presidente del grupo parlamentario de los morados en el Congreso, Jaume Asens, rápidamente salieron al paso. Asens indicó que "culpabilizar de la masacre a a las mafias es comprarle el discurso a la extrema derecha". También el portavoz en la Cámara Baja, Pablo Echenique quiso dar la réplica a Sánchez a través de sus redes sociales, señalando que si fueran "rubios y europeos, habría reuniones de urgencia al más alto nivel, especiales televisivos sobre sus historias vitales y sus familias y ruptura total de relaciones con el país cuya acción policial ha causado esta tragedia". Sin embargo, desde dentro del Gobierno nadie se movía.

A última hora de la noche, Yolanda Díaz se pronunció a través de Twitter, donde señalaba que estaba "muy impactada con las imágenes de la frontera de Melilla". "Cabe aclarar ya lo sucedido. Apostaré siempre por una política migratoria respetuosa con los DDHH. Nadie debe morir así", aseguraba la vicepresidenta segunda y líder del espacio.

De hecho, parece que desde Madrid Unidas Podemos no ha fijado posición al respecto. La agrupación de Melilla de UP reclamó en la jornada de ayer una investigación de los hechos "inmediata e independiente", asegurando que se han de depurar responsabilidades por las "durísimas imágenes de violencia y graves vulneraciones de derechos humanos por parte de las autoridades migratorias".

Sin embargo, la líder del partido, Ione Belarra, no se ha pronunciado públicamente más allá de Twitter. Para Belarra, este incidente "no es casual", de igual modo que en un escueto mensaje subraya que "el respeto a los DDHH debe guiar siempre nuestra política exterior". Nada más allá de este mensaje.

La alcaldesa de Barcelona y líder de los comuns, Ada Colau, ha sido la dirigente que probablemente se ha expresado con más rotundidad al respecto de las palabras de Sánchez. "Estas palabras del presidente me han avergonzado como ciudadana de este Estado", ha expresado durante una entrevista en Rac1, antes de resaltar su sorpresa ante la "frialdad, falta de compasión, de empatía, teniendo a tantas víctimas mortales".

Feijóo exigirá explicaciones

Por su parte, líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, analizará este lunes con la cúpula del partido el salto masivo a la valla de Melilla, una "terrible" situación que, según el PP, requiere "una explicación" por parte del Ejecutivo liderado por Pedro Sánchez, según han informado fuentes 'populares'.

El Grupo Popular ya registró el pasado viernes una petición de comparecencia urgente en el Congreso del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para que dé explicaciones sobre la llegada "violenta y organizada" de "un millar de inmigrantes" a la frontera de Melilla.

Protestas en Madrid

Cientos de personas de diversas organizaciones se han concentrado este domingo en la Plaza del Callao de Madrid para protestar contra las políticas migratorias tras la muerte de 27 migrantes en su intento de asalto a la valla de Melilla. La Asamblea Antirracista de Madrid y el Movimiento Estatal #RegularizaciónYa han convocado para este domingo a las 18.00 horas una concentración en la Plaza del Callao "contra la masacre de Melilla" instando a los asistentes a vestir con ropa negra y una flor.

placeholder Varios manifestantes de la protesta de Madrid. (Reuters)
Varios manifestantes de la protesta de Madrid. (Reuters)

El diputado de Podemos en la Asamblea, Serigne Mbayé, ha sido uno de los asistentes a esta protesta por lo ocurrido en Melilla el pasado 24 de junio, cuando casi 400 migrantes saltaron la valla en el paso fronterizo del Barrio Chino, donde las fuerzas policiales marroquíes junto con las españolas intentaron contener el paso de los migrantes. En los carteles que portaban algunos asistentes se podía leer: "Nadie es ilegal", "Las vidas negras importan", "Por ser pobre" o "Ayer emigrábamos, hoy discriminamos", entre otros.

Tras la debacle de las fuerzas de izquierda en Andalucía, y con la Cumbre de la OTAN en el horizonte, la orden dentro del Gobierno de coalición era de cerrar filas y evitar los enfrentamientos públicos en asuntos decisivos. "La gente se desmotiva y no le llega el mensaje que queremos lanzar", comentaba un ministro socialista en los días posteriores al 19-J. Apenas una semana después, la defensa del presidente Sánchez de la actuación de las fuerzas armadas marroquíes en el asalto a la valla de Melilla, que se ha saldado de momento con 23 fallecidos y centenares de heridos, no ha gustado a sus socios en el Ejecutivo, que, sin embargo, han limitado a las redes sociales su reacción a dichas manifestaciones.

Melilla PSOE
El redactor recomienda