Es noticia
Menú
¿Cuánto durará la calima y la borrasca Celia? Lo que aún queda de las lluvias de barro
  1. España
polvo sahariano para rato

¿Cuánto durará la calima y la borrasca Celia? Lo que aún queda de las lluvias de barro

Los niveles de polvo sahariano en atmósfera seguirán altos en pleno episodio de calima "extraordinario", que ha convertido a España en el país más contaminado: ¿hasta cuándo durará?

Foto: La Alcazaba de Almería, teñida de naranja por la intensa calima. (EFE/Barba)
La Alcazaba de Almería, teñida de naranja por la intensa calima. (EFE/Barba)

"La calima no ha dicho aún su última palabra", informan desde Meteored sobre el intenso episodio de polvo del Sáhara en suspensión que se está viviendo en España. Este miércoles parte del país se encuentra bajo alerta por lluvias o viento, el responsable de transportar hasta el territorio patrio esta "extraordinaria" calima al dirigir hacia la península y las islas Baleares una masa de aire muy cálida y seca. "Toda la lluvia que no ha caído en enero y febrero podría llegar concentrada en estos próximos días", anticiparon ya los expertos de Meteored. Sin embargo, con la actual acumulación de polvo sahariano que dio paso estos días a cielos de color naranja u ocre en provincias como Murcia, Almería o Alicante, estas precipitaciones se convertirán en lluvias de barro, un tipo de chubascos con los que se depositan sobre el suelo y objetos en superficie las partículas de polvo y cuyo fenómeno se denomina también lluvia de sangre.

Tras una jornada totalmente marcada por la calima, "los niveles continuarán altos este miércoles" e irán disminuyendo a finales de esta semana a consecuencia de las lluvias y el cambio de posición de la borrasca Celia, explican desde la Aemet. No obstante, las mayores cantidades de polvo en suspensión se esperan, a día de hoy, en el sureste, zona centro y oeste del país, así como en puntos del Cantábrico y las Islas Baleares. En este contexto, además, se darán precipitaciones intensas en el sur peninsular y en el área mediterránea como consecuencia de esta borrasca fría aislada que ha sido bautizada, por ser considerada de "gran impacto", con el nombre de Celia. Se trata de la tercera borrasca de la temporada tras Aurore y Blas, en una época que está siendo pobre en borrascas de gran impacto si se compara con la intensidad que se produjo el año anterior.

Así, en sintonía con lo que refleja este mapa de la Aemet de la calidad del aire, las comunidades que se están viendo más afectadas por la "potentísima entrada de polvo" procedente del desierto del Sáhara, con escenarios "extremadamente desfavorables, muy desfavorables o desfavorables", son, principalmente, Castilla y León, la Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura, Andalucía y la Región de Murcia, viéndose también afectado el sur de la Comunidad Valenciana. En parte de estas regiones y en otros puntos como Asturias, se esperan lluvias de barro este miércoles, especialmente intensas en el sureste de Castilla-La Mancha, sur y este de Andalucía, la Región de Murcia y sur de la Comunidad Valenciana.

De acuerdo con lo que también reportan desde eltiempo.es, la calima, que ha provocado que aumente la concentración de partículas PM10, "perjudiciales para la salud", ha condicionado la calidad del aire como "peligrosa para la salud" en provincias como Jaén, Almería, Córdoba, Granada, Salamanca o Segovia. Por ende, con este "extraordinario" episodio de calima, España se ha convertido en el país más contaminado por presencia de material particulado de la Tierra, "superando a China e India por el polvo sahariano", informa Meteored. Durante esta semana, la masa de polvo no solo afectará a la península —especialmente a zonas del sureste, centro y oeste del país—, sino que llegará también en las próximas horas a zonas tan distantes del Sáhara como son Holanda o el noroeste de Alemania, indica el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo.

Todavía quedan lluvias de barro

La borrasca Celia ya ha dejado lluvias importantes en Andalucía, sobre todo en puntos de la provincia de Málaga. De acuerdo con lo que explica asimismo Del Campo, a lo largo de esta semana las lluvias se irán extendiendo de sur a norte, regando la mayor parte del país. Además, el viento provocará temporal marítimo en el mar Mediterráneo y seguirá favoreciendo cierta acumulación de polvo en suspensión del desierto del Sáhara, por lo que las lluvias estarán acompañadas de barro en muchas ocasiones. "La concentración de polvo es muy alta y por eso las partículas caen por gravedad en un fenómeno denominado deposición seca, lo que en muchas ciudades de España ha dado lugar a una capa de polvo importante sobre coches y también en el propio suelo. En otros casos, el polvo ha sido conducido a la superficie por la lluvia débil, lo que se conoce como deposición húmeda", aclara el portavoz de la agencia meteorológica.

"Los episodios de polvo sahariano son bastante frecuentes en España debido a la cercanía al desierto", sobre todo en las islas Canarias, apunta la Aemet, pero "el actual es uno de los más fuertes en los últimos años sobre la península", añaden. "El jueves irá descendiendo la concentración de polvo en suspensión, aunque con calidades de aire todavía desfavorables en zonas como Murcia, Andalucía, Extremadura, oeste de Castilla-La Mancha, Comunidad de Madrid y oeste de Castilla y León", concretan también. De ahí el que, a partir de este jueves, se contemple que las concentraciones de polvo puedan reducirse "considerablemente", aunque todavía podrá quedar presente cierta cantidad de polvo "de forma residual", aclaran por su parte desde eltiempo.es

El jueves irá descendiendo la concentración de polvo en suspensión, aunque la calidad del aire será todavía desfavorables en ciertas provincias

El viernes aún se notará la calima y, aunque la atmósfera irá limpiando poco a poco el polvo en la península, "algo de polvo en suspensión podría llegar a Canarias durante el fin de semana, aunque ya no con concentraciones tan elevadas", añade Rubén del Campo. Además, a pesar de que la borrasca Celia está perdiendo poco a poco entidad, se esperan precipitaciones abundantes en el área mediterránea en los próximos días.

"La calima no ha dicho aún su última palabra", informan desde Meteored sobre el intenso episodio de polvo del Sáhara en suspensión que se está viviendo en España. Este miércoles parte del país se encuentra bajo alerta por lluvias o viento, el responsable de transportar hasta el territorio patrio esta "extraordinaria" calima al dirigir hacia la península y las islas Baleares una masa de aire muy cálida y seca. "Toda la lluvia que no ha caído en enero y febrero podría llegar concentrada en estos próximos días", anticiparon ya los expertos de Meteored. Sin embargo, con la actual acumulación de polvo sahariano que dio paso estos días a cielos de color naranja u ocre en provincias como Murcia, Almería o Alicante, estas precipitaciones se convertirán en lluvias de barro, un tipo de chubascos con los que se depositan sobre el suelo y objetos en superficie las partículas de polvo y cuyo fenómeno se denomina también lluvia de sangre.

Agencia Estatal de Meteorología (AEMET)
El redactor recomienda